El Mes de Ramadán

Que Hacer Y Que Evitar En Ramadán

Que hacer en Ramadán

  • Recite abundantemente La ilaha illallah.
  • Suplique por el Yánnah y por protección del Yahánnam.
  • Arrepiéntase de todas sus faltas y busque el perdón de Allah.
  • Observe el ayuno obligatorio.
  • Manténgase ocupado en el recuerdo de Allah.
  • Aumente su recitación y lectura del Corán.
  • Sea tolerante y mantenga la alegría con todos.
  • Lleve la serenidad, respeto y honor en todos sus actos.
  • Haga que la humildad prevalezca en su cuerpo, corazón y alma.
  • Sea puntual con las oraciones obligatorias, tanto como con el Tarawíh en congregación.
  • Ejercite la paciencia.

 

Súplicas Para Recitar En Los Distintos Momentos Del Ayuno

1. Alláhumma ínni as'áluka bi rahmátikal-láti wa si'at kúl-la shai 'in an tagfírali dunúbi. 

¡Oh Allah! Te ruego por medio de tu Misericordia, que lo abarca todo, que perdones mis faltas. (Ibn Máya, Hákim). 

2. Dahabaz-zamau wabtal-latil-'urúqu wa zabatal-ayru inshá Allah. 

La sed se ha apagado, las venas se han llenado y, si es la voluntad de Allah, la recompensa del ayuno será establecida. (Ibn Máya, Hákim). 

3. Ya wasi'al-fadli-igfirli.

¡Tú! Que eres grande en bondad, perdóname. (Virtudes de Ramadán).

Acciones Virtuosas En Noches Especiales

Las siguientes son algunas acciones virtuosas que pueden ser realizadas en noches importantes. Por ejemplo: el 15 de Sha'bán, las últimas diez noches de Ramadán en búsqueda de Láilatul Qadr, etc.

1. Aumente su recitación del Corán.

2. Aumente Salawat[1] sobre Rasulullah (sallallahu 'alaihi wasallam).

3. Istighfar y Táubah[2]: Aumente el Istighfar tanto como pueda. Haga dos rakat de Salatut-Táubah y ruegue por el perdón de sus faltas.

Joyas De Ramadán

Compilación de ahadith[1] relacionados con Ramadán para ser leídos diariamente durante todo el mes.

Todas las alabanzas son sólo para Allah Sub-hanahu wa Ta'ala, el Más Misericordioso para la Ummah de Muhammad (sallallahu 'alaihi wasallam) por habernos bendecido con estas virtudes que nadie más ha recibido. Es mediante la guía de Muhammad (sallallahu 'alaihi wasallam) que estos actos de adoración han sido bendecidos para esta Ummah.

La luna creciente de Ramadán anuncia el comienzo de actividades que son únicas para los musulmanes. Ninguna otra nación o Profeta ha recibido dones como el Tarawíh[2], Suhur[3], Láilatul Qadr[4], I'tikaf[5] y el Glorioso Corán, todos los cuales son practicados hasta el día de hoy en todo el mundo.

Principios Y Preceptos Importantes Que No Todos Los Musulmanes Conocen

El musulmán debe ayunar con fe y anhelando la recompensa de Allah, no para que los miembros de su comunidad lo vean y piensen que es piadoso, o simplemente por hacer lo que su familia, amigos y resto de la gente hacen. Lo que tiene que motivarle al ayuno es la fe en Allah y la convicción de que Él es Quien lo ha prescripto y le recompensará por ello. Este mismo principio se debe aplicar a la oración que se realiza voluntariamente todas las noches del mes de Ramadân llamada Salâh At Tarâuîh.

El Ayuno: Consejos

En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso.

Que Allah nos guíe a todos para que podamos seguir el ejemplo de los piadosos, y nos conceda el conocimiento del Sagrado Corán, la Sunnah[1] y la Ley Islámica.

Este ensayo no es más que un humilde consejo referente a las virtudes de ayunar el mes de Ramadân[2], rezar durante sus noches y realizar buenas obras en él, junto con la aclaración de algunos principios y preceptos importantes que no todos los musulmanes conocen.

Resumen De Las Virtudes Y Recompensas Del Ayuno Y Del ‘Id

Hadith Número Cuatro

Ibn 'Abbás (radialláhu 'anhuma) dijo que escuchó al Profeta Muhammad (sallalláhu `aleihi wa sallam) decir: "Ciertamente el Yannah se perfuma con una dulce fragancia durante Ramadán. Desde el principio del año hasta su fin, es decorado a la espera de la llegada del bendito mes. Cuando la primera noche de Ramadán aparece, un viento sopla desde debajo del 'Arsh (Trono). Su nombre es Muthirah y hace que las hojas de los árboles del Yannah susurren y suenen las manijas de sus puertas, produciendo un melodioso sonido que ningún oyente había oído antes. Las mujeres del paraíso se levantan y se ubican en los balcones del Yannah y exclaman: ¿Hay alguien suplicando a Alláh Ta'álá para que sea casado con nosotras? Entonces dirán estas doncellas: "¡Oh Riduán! portero del Yannah ¿Qué noche es esta?" Él responderá: "Labbaik, esta es, de hecho, la primera noche de Ramadán, cuando las puertas del paraíso se abren para aquellos que ayunan entre la Ummah de Muhammad."

I'tikáf (Retiro En La Mezquita): Ibn ‘Abbás (Radialláhu ‘Anhumá) Interrumpe Su I'tikáf

Hadith Número Tres

Ibn 'Abbás (radialláhu 'anhuma) narra que una vez, mientras se encontraba haciendo i'tikáf en la mezquita del Profeta Muhammad (sallalláhu 'aleihi wa sallam). Un hombre vino hacia él, lo saludo, se sentó, y éste le dijo: "Te veo triste y aproblemado", El hombre respondió: "Si, hijo del tío de Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam), estoy aproblemado pues debo cumplir una obligación que tengo con cierta persona. Te juro por la santidad de quien reside en este sagrado lugar que no soy capaz de cumplir con ella". Le preguntó: "¿Podría interceder con aquella persona por ti?" El hombre respondió: "Por cierto, si así lo deseas." Se puso los zapatos y procedió a salir de la mezquita y este hombre le dijo: "¿Te has olvidado que estás en i'tikáf?" Con lágrimas en los ojos Ibn 'Abbás (radialláhu ‘anhuma) respondió: "No, ciertamente oí decir a quien mora en esta tumba, y aquel momento está fresco en mi memoria: "Quien se encamina y hace un esfuerzo por ayudar a su hermano musulmán, este servicio será mejor para él que hacer i'tikáf por diez años, y quien hace i'tikáf por un día, sólo buscando la complacencia de Alláh, Alláh abrirá tres trincheras entre él y el fuego del infierno, y éstas tendrán una distancia entre cada una, del ancho del cielo y de la tierra". (At-Tabráni)

I'tikáf (Retiro En La Mezquita): Protección De Los Pecados Y Un Medio De Obtener Recompensas

Hadith Número Dos

Ibn 'Abbás (radialláhu 'anhuma) relata que Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) dijo: "La persona que hace i'tikáf, permanece libre de pecado y está obteniendo la misma recompensa de quienes hacen obras rectas (aunque no haya realizado tales obras sino simplemente por haber estado retirado dentro de la mezquita)".

I'tikáf (Retiro En La Mezquita): El Profeta (Sallalláhu `Aleihi Wa Sallam) Realiza I'tikáf En Busca De Lailatul Qadr

Hadith Número Uno

Abú Sa'id Al Judri (radialláhu 'anhu) narró que Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) realizó i'tikáf durante los primeros diez días de Ramadán. Luego lo hizo por los diez días siguientes dentro de la mezquita en una tienda turca instalada en su interior. Luego él (sallalláhu 'aleihi wa sallam) asomó su cabeza por sobre la tienda y dijo: "He realizado i'tikáf buscando Lailatul Qadr por los primeros diez días de Ramadán, luego por los diez días del medio, hasta que alguien vino a mí (un ángel) y me dijo: "Está en los últimos diez días", así quien haya hecho i'tikáf conmigo que continúe por los últimos diez. Yo había sido informado acerca de que noche se trataba y luego se me hizo olvidar. Sus signos son: "Me vi a mí mismo prosternándome frente a Alláh Ta'álá con mi cabeza en el barro en la mañana después de la noche". Buscad Lailatul Qadr entre las últimas diez noches impares de Ramadán". Abú Sa'id dijo:

Suscribirse a RSS - El Mes de Ramadán

Se encuentra usted aquí