El Verdadero Musulmán No Acusa A Nadie Falsamente De Fisq O Kufr

El musulmán que cuida su lengua de los insultos, las maldiciones y las malas palabras se protege de caer en algo aun peor, o sea acusar a una persona infundadamente de [1]Fisq y Kufr. El Profeta (B y P) dijo que si una persona acusa a personas inocentes de tales cosas, sus imputaciones volverán contra él y tendrá que llevar la carga pesada de ese pecado: 

"Ningún hombre acusa a otro de Fisq o Kufr sin que ello le vuelva a él, a menos que la persona sea como él dijo".[2].


[1]Fisq es una palabra árabe que abarca los significados de inmoralidad, rebelión, trasgresión, perversión e impiedad. [El traductor]
[2] Transmitido por Al Bujâri

Se encuentra usted aquí