El Verdadero Musulmán Es Sincero

El verdadero musulmán no sólo está libre de esas características negativas, sino que también está dotado de una actitud constructiva, positiva, y de verdadera sinceridad hacia cada miembro en su comunidad, sabiendo que su religión es esencialmente sinceridad, como el Profeta (B y P) la describió: 

"La religión es sinceridad". Los Saĥâbah preguntaron: ¿Con quién? Él dijo: "Con Allah, Su Libro, Su Mensajero, los líderes de los musulmanes, y la gente".[1] 

Cuando los Saĥâbah juraron obediencia (Bai‘ah) al Profeta (B y P), ellos se empeñaron en cumplir con el Salâh y el Zakâh, y en aconsejar a cada musulmán con sinceridad, como se muestra en la declaración de Yarîr Ibn ‘Abdullah (R): 

Yo le juré obediencia al Profeta (B y P) comprometiéndome a cumplir con la oración, pagar el Zakâh y ser sincero con todos los musulmanes.[2] 

El hecho de que la sinceridad (Nasîĥah) sea mencionada junto con el Salâh y el Zakâh en el juramento de fidelidad por este eminente Saĥâbi al Profeta (B y P) es una indicación de su importancia en el esquema islámico y en el destino de la persona en la otra vida. Por consiguiente es una característica básica del verdadero musulmán que tiene presente su situación en el Día del Juicio. 

La importancia de la sinceridad de un musulmán en el Día del Juicio aumenta cuando a él se le da alguna responsabilidad en los asuntos de los musulmanes. Entonces se vuelve su llave al Paraíso eterno: Si falla en este mundo, en la otra vida su ingreso al Paraíso será rechazado. El Profeta (B y P) dijo: 

"A todo siervo que muera habiendo traicionado a sus hermanos en su deber, después de que Allah le ha dado autoridad sobre ellos, Allah le negará el ingreso al Paraíso".[3] Y según otro informe, él (B y P) dijo: 

"Y no haya sido sincero, no sentirá la fragancia del Paraíso". 

Según un Ĥadîz narrado por Muslim, el Profeta (B y P) dijo: 

"Todo líder que no haya obrado correctamente y no haya sido sincero, después de que le hayan sido confiados los asuntos de los musulmanes, no entrará en el Paraíso con ellos". 

¡Qué considerable es la responsabilidad del gobernante en el Islam y de todos los que tienen un cargo, a los que se les han confiado algunos de los asuntos de los musulmanes! ¡Qué grande será el impacto de la sinceridad en el cumplimiento de este deber el Día que toda la humanidad sea resucitada para comparecer ante el Señor de los Mundos! Nuestra atención se basa en la responsabilidad de cada uno de nosotros en su propio círculo social, según las palabras del Profeta (B y P): 

"Cada uno de vosotros es un pastor, y cada uno de vosotros es responsable por su rebaño (es decir, aquellos que están bajo su cuidado)". 

Esto demuestra claramente la responsabilidad de cada persona en la sociedad musulmana, y que nadie puede evadirla. De hecho esta es la verdadera comunidad musulmana que está basada en estos principios y valores divinos, y es la más civilizada, segura y moral de todas las sociedades humanas.


[1] Transmitido por Muslim
[2] Transmitido por Al Bujâri y Muslim
[3] Transmitido por Al Bujâri y Muslim

Se encuentra usted aquí