El Verdadero Musulmán Es Tolerante Y Perdona A Sus Hermanos

Si se enfada con su hermano, el verdadero musulmán reprime su enojo y se apresura en perdonarlo, y no siente vergüenza haciendo eso. Más bien, él lo ve como una buena acción que lo acercará más a Allah y hará que se gane Su amor que Él sólo da a aquellos que hacen el bien: 

{Quienes hacen caridad, tanto en los momentos de holgura como en la estrechez, controlan su cólera y perdonan a los hombres, sepan que Allah ama a los benefactores.} [3: 134] 

La persona puede reprimir su enojo, pero el resentimiento puede estar ardiendo en su corazón, y puede quedar el odio profundamente arraigado. Exponer el enojo es más saludable que mantener el resentimiento oculto. 

El verdadero musulmán cuya alma ha sido llenada con esta religión, reprime su enojo, sigue luego con el perdón, y así se cuenta entre aquellos que hacen el bien. 

El enojo es muy difícil de reprimir, es una carga pesada que está en el corazón. Pero cuando una persona perdona a otra, está carga pesada se alza, librándolo, aliviándolo y trayéndole paz a su mente. Éstos son los sentimientos del Iĥsân (la bondad) que los musulmanes sienten cuando perdonan a sus hermanos. 

El verdadero musulmán perdona a su hermano, puramente por la causa de Allah. Él espera por eso ganarse el honor que el Profeta (B y P) mencionó en el siguiente Ĥadîz

"Allah sólo aumenta en Su siervo el honor. A quien sea humilde por la causa de Allah, Él elevará su rango".[1] 

Éste es un gran honor proveniente de Allah, que se combina con las características buenas del tolerante, perdonador, para que de este modo se vuelva un benefactor y Allah lo ame, y se cuente entre los hombres honrados amados por las personas. 

El resentimiento no tiene ningún lugar en el corazón sensible del musulmán que de verdad entiende su religión. Él comprende el valor del perdón y de la pureza de corazón y su importancia, por ello busca el perdón de Allah, como el Profeta (B y P) explicó: 

"Hay tres pecados, quienquiera que muera libre de ellos será perdonado por otras faltas, si Allah así lo desea: Atribuir copartícipes a Allah, practicar la magia o la brujería, y tener resentimiento hacia un hermano".[2].


[1] Transmitido por Muslim
[2] Transmitido por Al Bujâri en Al Adab Al Mufrad

Se encuentra usted aquí