El Rango De Dos Personas Que Se Aman Por La Causa De Allah

Muchos Aĥâdîz describen la jerarquía de dos personas que se quieren mutuamente por la causa de Allah, y describe la elevada posición en el Paraíso que Él les ha prometido, y el gran honor que Él les dará el día que la humanidad sea resucitada para encontrarse con el Señor de los Mundos. Entre ellos está el Ĥadîz que describe a los siete que estarán bajo la sombra de Allah cuando no haya más sombra que la Suya: 

"Un Imâm justo, un joven que creció adorando a Allah, un hombre que estuvo profundamente ligado a la mezquita, dos hombres que se quieren por la causa de Allah, se unen por Su causa y se separan por Su causa, un hombre que es provocado por una mujer bonita y (rechaza su invitación y) le dice: Yo temo a Allah, un hombre que da caridad en secreto de tal manera que su mano izquierda no sabe lo que su mano derecha está dando, y un hombre que recuerda a Allah cuando está solo y sus ojos se llenan de lágrimas".[1] 

Los dos que se quieren por la causa de Allah estarán entre aquellos que serán cobijados por Allah con Su sombra y se beneficiarán con Su misericordia y bondad. ¡Qué grandísimo honor! ¿Acaso no es bastante honor para aquellos que se quieren por la causa de Allah que su Señor Omnipotente los salude en el Día de la  Resurrección y les diga: "¿Dónde están aquellos que se quisieron por Mi gloria? Hoy Yo les cobijaré con Mi sombra, pues en este Día no habrá más sombra que la Mía".[2] 

Así será el magnífico honor y el grandísimo premio que les serán dados a aquellos que de verdad se quisieron por la causa de Allah en ese día imponente. 

El amor por la causa de Allah y no por otro motivo en esta vida llena de codicia, deseos e intereses es muy difícil, y sólo puede lograrlo el que es puro de corazón y siente que este mundo no es nada comparado con la complacencia de Allah. No es sorprendente entonces de que Allah les otorgue una prominente categoría y que los bendiga, de acuerdo a su posición en este mundo. Nosotros encontramos la prueba de esto en el Ĥadîz de Mu‘âdh quien narró que el Profeta (B y P) dijo: 

"Allah dijo: ‘Aquellos que se quieran por Mi gloria tendrán podios de luz, y los Profetas y los mártires desearán tener lo mismo".[3] 

Allah les da a aquellos que se quieren recíprocamente por Su causa un regalo que es aun mayor que ese estado y esa bendición: Su amor, que es muy difícil de lograr. Esto está demostrado por el Ĥadîz de Abû Hurairah (R), en el cual el Profeta (B y P) dijo:  

"Un hombre fue a visitar a un hermano suyo a otro pueblo. Allah le envió un Ángel para que lo intercepte en el camino. Cuando el hombre pasó, el Ángel le preguntó: ¿Adónde vas? Él respondió: Voy a visitar a un hermano que vive en tal pueblo. El Ángel le preguntó: ¿Acaso le has hecho algún favor (por el cual ahora buscas beneficiarte)? Él contestó: No. Yo solamente lo quiero por la causa de Allah. Entonces el Ángel le dijo: Yo soy un emisario de Allah, enviado para decirte que Allah te ama como tú amas a tu hermano por Su causa".[4] 

¡Qué gran amor es aquel que eleva a una persona a una posición donde Allah lo ama y está complacido con él! 

Las enseñanzas del Profeta (B y P) se extienden mucho más, y dicen que el mejor de los dos hermanos que se quieren por la causa de Allah es aquel que más ama a su hermano. El Profeta (B y P) dijo: 

"Cuando dos hombres se quieren, el mejor de los dos es el que más ama a su hermano".[5] 

El Islam va más allá, extendiendo el amor en la sociedad musulmana bien guiada y diciéndole al musulmán que si él ama a su hermano debe informárselo. El Profeta (B y P) dijo:  

"Si un hombre ama a su hermano, que se lo diga".[6] 

El Profeta (B y P) entendió el impacto de este amor fuerte y puro en las sociedades y naciones, por eso él nunca descuidó una ocasión para defender este sentimiento y ordenar a los musulmanes a anunciarlo y así abrir los corazones y expandir el amor y la pureza entre las filas de la Ummah. 

Anas (R) dijo que una persona estaba con el Profeta (B y P) cuando otro hombre pasó. Entonces dijo: ¡Oh, Mensajero de Allah! En verdad que yo quiero a este hombre. El Profeta (B y P) le preguntó: "¿Se lo has dicho?" Él dijo: No. Entonces el Profeta (B y P) le dijo: "Díselo" Él lo alcanzó y le dijo: En verdad que te quiero por la causa de Allah; y el hombre le dijo: ¡Qué Allah también te ame!".[7] 

Mu‘âdh propagó este puro amor entre los musulmanes a lo largo de las tierras musulmanas, informándoles lo que él había escuchado del Profeta (B y P) sobre la gran recompensa que Allah le ha preparado a aquellos que se quieran por Su causa, y sobre Su gran amor por éstos. En Al Muuatta', el Imâm Mâlik da un informe con un Isnâd Saĥîĥ de Abû Idrîs Al Jaulâni, quien dijo: Entré en la mezquita de Damasco donde vi a un hombre joven que tenía una sonrisa luminosa, y vi a la gente reunida alrededor de él. Cuando ellos discrepaban en alguna materia, lo consultaban, y aceptaban su opinión. Yo pregunté quién era, y me dijeron: Es Mu‘âdh Ibn Yabal (R). Temprano el próximo día, fui a la mezquita pero encontré que él había llegado aun más temprano que yo. Estaba orando, entonces esperé hasta que termine, luego me acerqué, lo saludé y le dije: Por Allah te quiero. Él dijo: ¿Por la causa de Allah? Yo le dije: Por la causa de Allah. Él repitió la pregunta: ¿Por la causa de Allah? Y yo le dije: Por la causa de Allah. Entonces sujetó el cuello de mi capa y tiró hacia su lado y me dijo: Tengo buenas noticias para ti. Yo oí al Profeta (B y P) decir: "Allah el más Poderoso dice: Mi amor es otorgado a aquellos que se quieren por Mi causa, se visitan mutuamente por Mi causa, y contribuyen con sus bienes por Mi causa".


[1] Transmitido por Al Bujâri y Muslim
[2] Transmitido por Muslim
[3] transmitido por At Tirmidhi, que dijo: Es un Ĥadîz Ĥasan Saĥîĥ
[4] Transmitido por Muslim
[5] Transmitido por Al Bujâri en Al Adab Al Mufrad
[6] Transmitido por Abû Daûd y At Tirmidhi, quien dijo: Es un Ĥadîz Saĥîĥ
[7] Transmitido por Abû Daûd con un Isnâd Saĥîĥ

Se encuentra usted aquí