El Verdadero Musulmán Ama A Sus Hermanos Por La Causa De Allah

Uno de los rasgos distintivos más prominentes del verdadero musulmán es su amor por sus amigos y hermanos en la fe, un amor que es puro, que no tiene ningún interés mundano ni doble intención. Éstos son los verdaderos hermanos que se aman, cuya pureza deriva de la luz proveniente de la guía islámica; viéndose sus efectos reflejados en el comportamiento de los musulmanes, y siendo un caso único en la historia de las relaciones humanas. 

Los lazos que unen a un musulmán con su hermano, sin tener en cuenta la raza, el color o el idioma, son los lazos de la fe en Dios: 

{Ciertamente los creyentes son todos hermanos entre sí...} [49: 10] 

Los vínculos de la hermandad en la fe son los lazos más fuertes entre los corazones y las mentes. No nos debe sorprender que esta hermandad única esté acompañada de amor increíblemente sublime, puro, profundo y duradero. El Islam lo llama ‘el amor  por la causa de Allah’, en donde los verdaderos musulmanes encuentran la dulzura de la fe, como lo dijo el Profeta (B y P): 

"Hay tres sentimientos que la persona que los posea saboreará la dulzura de la fe: Que Allah y Su Mensajero sean los más amados para ella, querer a una persona solamente por la causa de Allah, y odiar retornar al Kufr (incredulidad) después de que Allah la ha rescatado de él tanto como odiaría ser arrojado en el Fuego".[1].


[1] Transmitido por Al Bujâri y Muslim

Se encuentra usted aquí