Virtudes De Ramadán: Las Bendiciones Del Suhúr

Hadith Número Siete

Ibn Umar (radialláhu 'anhuma) dijo que Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) dijo: "Ciertamente Alláh Ta'álá y Sus ángeles llevan misericordia hacia quienes comen el suhúr."

Comentario

Qué inmenso es el favor de Alláh Ta'álá sobre nosotros que, debido a la barakah del ayuno, aún la participación en el suhúr, es un medio en que esta Ummah puede ganar recompensas. Hay muchos ahádith en los que se explican las virtudes y recompensas del suhúr. 'Allámah 'Aini (rahmatulláhi'aleihi) comentarista de Al Bujári, reunió ahádith de diecisiete sahábah acerca de la excelencia del suhúr, y se ha mencionado el que existe consenso en que es mustahab (recomendable). Muchos están privados por causa de la flojera. Algunos incluso terminan el taráwih y comen como si se tratase de su suhúr y después se van a la cama. ¡Qué grandes bendiciones se están perdiendo!

(Suhúr de hecho significa tomar la comida antes del fayr -ref: Qamus: Diccionario Árabe-).

Algunas autoridades tienen la opinión de que el tiempo del suhúr comienza después de que ha pasado la mitad de la noche (mirqát, comentario de mishkát). El autor de "Kash-sháf" (Zamajshari) dividió la noche en seis partes, donde la última de ellas es el tiempo del suhúr. Cuando la noche dura más de doce horas, entonces las últimas dos horas son el tiempo para tomar el suhúr. Debemos recordar que comer al final del plazo, es mejor que hacerlo en sus inicios, a condición de que no quede ninguna duda acerca de si el suhúr se ha comido antes o después del tiempo del fayr.

Los ahádith están repletos de las virtudes del suhúr. Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) dijo: "La diferencia entre nuestro ayuno y el que hacía la gente de ahlul kitáb (judíos y cristianos, gentes del Libro) está en participar de la comida del suhúr, pues ellos no lo hacían".

Se ha mencionado en un hadith tomar el suhúr, pues hay grandes bendiciones en él. También se ha dicho: "Grandes bendiciones se encuentran en tres cosas, en la yamá’ah (congregación), en comer tharid y en el suhúr". En este hadith el uso de la palabra yamá'ah es general, y se deduce que se refiere a todas las obras realizadas en congregación como el saláh u otras donde los musulmanes estén unidos y a las que llega la ayuda de Alláh Ta'álá. El tharid es un tipo de comida en la que se mezcla pan seco con carne y salsa. La tercera cosa mencionada es el suhúr, cuando el Profeta Muhammad (sallalláhu 'aleihi wa sallam) invitaba a algunos de sus compañeros para comer el suhúr decía "Vengan y compartan una comida bendita conmigo."

Otro hadith dice: "Comed suhúr y fortaleceos para ayunar, y dormid la siesta para que podáis levantaron durante el último tercio de la noche (para realizar vuestras 'ibádát)." 'Abdulláh Bin Hárith (radialláhu 'anhu) narró que cierta vez uno de los sahábah dijo: "Una vez visité a Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) mientras estaba ocupado compartiendo el suhúr y dijo: "Esta es una cosa llena de bendiciones que Alláh Tá álá te ha regalado, no lo dejes nunca."

Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) animó a tomar suhúr en varios ahádith: "Si no hay comida, entonces un dátil y algo de agua deberá de tomarse."

Habiendo tantas bendiciones en tomar suhúr, los musulmanes deberían esforzarse todo lo posible en obtenerlas. En todos los asuntos es importante la moderación, e ir más allá siempre resulta ser dañino, por ello, no se debe comer tan poco que no se tendrá fuerza para ayunar, ni demasiado, que pudiese causar malestares estomacales. En varios ahádith se nos ha advertido acerca de no llenarnos excesivamente el estómago al comer.

En su comentario del "Sahih Al Bujári", Ibn Huyar (rahmatulláhi `aleihi) ha mencionado varias razones para que exista tanta bendición en el suhúr:

1. Porque es seguir una sunnah.

2. Pues nos distingue de los ahlul kitáb, pues ellos no tomaban el suhúr en su ayuno.

3. Entrega fuerzas para realizar nuestras 'ibádát.

4. Promueve más sinceridad a nuestras ‘ibádát.

5. Ayuda a eliminar el mal humor que se produce cuando se está hambriento.

6. Da la oportunidad de ayudar a los necesitados en esas tempranas horas, especialmente a nuestros vecinos pobres.

7. Durante el tiempo del suhúr el du'á es aceptado.

8. Durante el tiempo del suhúr se encuentra una oportunidad para recordar a Alláh Ta'álá y para levantar las manos hacia Él en du'á.

Estas son algunas de las principales razones pero hay otras también. Ibn Daqiqul 'Id, dice que algunos 'ulamá de Tasauwuf (método de reforma personal) tienen dudas acerca de si comer suhúr está en contra del objetivo del ayuno, pues sostienen que este implica apartarse de los deseos de comer, beber y tener relaciones sexuales. Muchas opiniones sostienen que la cantidad de comida debe ser poca, tanto en el suhúr como en el iftár, sin embargo, esto varía de acuerdo a las diferentes personas y sus actividades. Por ejemplo, aquellos estudiantes del Din que toman poca comida en el suhúr y en el iftár podrían verse perjudicados, por lo que deberían alimentarse bien durante estos dos tiempos, pues la preservación y difusión del conocimiento del Din son muy importantes. Del mismo modo, en el caso de aquellos que están ocupados en hacer dhikr y otras actividades relacionadas con el Din. Una vez, Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) anunció a aquellos que marchaban al yihád: "No hay virtud en ayunar durante el viaje". Esto fue durante el mes de Ramadán, mientras algunos de los sahábah estaban realizando su ayuno obligatorio, por causa del yihád. Sin embargo, si comer menos no ocasiona flojera o cansancio para realizar importantes obras por el Din, entonces no hay problema con comer poco. `Allámah Sha'ráni (rahmatulláhi 'aleihi), señala en "Sharh Igna": "Un compromiso se hizo con nosotros de que no debíamos llenar completamente nuestros estómagos, especialmente durante las noches de Ramadán". Es mejor que uno coma menos en las noches de Ramadán, pues ¿Qué clase de ayuno podría haber cuando nos hemos llenado el estómago durante el suhúr y el iftár? Los masháij de Tasauwuf han dicho: "Quienquiera que permanece con hambre durante Ramadán, permanecerá libre de los males del shaitán durante todo el año hasta el próximo mes de Ramadán." Otros sabios han señalado lo mismo.

En el comentario del Ihyá, Awárif señala que Sahl bin 'Abdulláh Tastari (rahmatulláhi 'aleihi) solía comer sólo una vez cada quince días, mientras que en Ramadán él comía sólo un bocado. Para seguir la sunnah, él solía tomar un poco de agua a la hora del suhúr y del iftár. El Sheij Yunaid (rahmatulláhi `aleihi) era un hombre que solía ayunar durante el año. Sin embargo, cuando recibía ocasionalmente la visita de sus nobles amigos, rompía su ayuno diciendo que las virtudes de comer en compañía de tan nobles amigos, no es menor que las del ayuno voluntario."

Del mismo modo podemos citar las experiencias de numerosas personas virtuosas, quienes a través de comer poco se entrenaban internamente, pero no llegaban al extremo de que esto pudiese significar que se desatendieran sus obligaciones religiosas debido a la debilidad y el cansancio corporal.

Se encuentra usted aquí