¿Cómo Consigue Llegar Satanás Al Alma Del Ser Humano?: 4. Los genios y el conocimiento de lo oculto

¿CÓMO CONSIGUE LLEGAR SHAITÁN AL ALMA DEL SER HUMANO?

4. Los genios y el conocimiento de lo oculto

Es común encontrar en mucha gente el erróneo concepto de que los genios tienen conocimiento de lo oculto. Los genios desviados ayudan a difundir esta noción. Pero Allah nos ha mostrado la falsedad de este concepto al revelarnos la historia del Profeta Sulaimán (Salomón ) A Sulaimán le fue concedido el poder de dominar a los genios. Después de su muerte, su cuerpo permaneció inmóvil apoyado sobre su bastón, y los genios continuaron trabajando. Ellos no fueron conscientes de que éste había muerto hasta que unos gusanos comieron la base de su bastón y el cuerpo de Sulaimán se desplomó. Este suceso demuestra claramente que los genios que alegan conocer lo oculto son embusteros. Dijo Allah :

{Y cuando decretamos para él la muerte, no le advirtió de su muerte sino un animal de tierra, que comió su báculo, y cuando se cayó, se le aclaró a los genios, que si hubieran conocido lo oculto, no permanecerían en el castigo afrentoso.} (34: 14)

Hemos mencionado anteriormente como los genios robaban noticias celestiales, y como el número de ángeles guardianes se incrementó en los cielos, una vez comenzada la revelación del mensaje al Profeta Muhammad Esto dejó a los genios confundidos y perplejos en un principio.

Adivinos y hechiceros

Sobre la base de lo expuesto anteriormente nos damos cuenta del terrible error que cometen aquellos que creen que adivinos y hechiceros tienen conocimiento de lo oculto. Acuden a ellos y les consultan sobre los culpables de robos y crímenes. Y les preguntan sobre su futuro y el de su familia. Pero ambos, quien pregunta y quien es preguntado se encuentran en un gran error, ya que el conocimiento de lo oculto se encuentra sólo con Allah. Y Allah no descubre nada de este conocimiento excepto a quien Él escoge de Sus mensajeros:

{[Él es Quien conoce lo oculto y no permite que nadie acceda a él. Salvo aquel a quien Él designa como Mensajero [y le transmite lo que Él quiere]. Entonces, hace que lo escolten [los Angeles] por delante y por detrás Para cerciorarse que transmite SuMensaje. Él es Quien sabe todo lo concerniente a ellos y lleva la cuenta exacta de todo.} (72: 26-28)

La creencia de que cierta persona tiene acceso al conocimiento de lo oculto conlleva pecado y desvío, y se contradice con la creencia islámica auténtica, la cual expone que sólo Allah tiene conocimiento de lo oculto.

Por lo que acudir a adivinos para consultarlos sobre el futuro y lo oculto es un gran pecado. Se transmite en Sahih Muslim que una de las esposas del Profeta narró que el Mensajero de Allah dijo: "Si alguien visita a un adivino y le pregunta algo, su oración no será aceptada durante cuarenta diá".

Creer en lo que dicen es incredulidad. Narró Abú Huraırah como fue transmitido en el Musnad del Imám Ahmad que el Profeta dijo:

"Quien acuda a una adivino y crea en lo que éste le diga, habrá descreído de lo que le fue revelado a Muhammad".

El comentarista de Al ‘Aqıdah Al Tahauıah afirmó lo siguiente: "Los astrólogos se clasifican bajo la categoría de adivinos según algunos sabios, mientras que otros consideran que se encuadra dentro del significado general de la palabra. Si es ésta la situación (grave evidentemente) de quien pregunta, ¿Cómo ha de ser entonces la del preguntado?" Es decir que si aquel que sólo acude a preguntar no se le acepta la oración durante cuarenta días y si da crédito a lo que le dice el adivino se torna incrédulo, ¿ Cómo será entonces, a tu juicio, el caso del adivino o astrólogo?

Preguntar al adivino para examinarlo

Ibn Taımıah era de la opinión que está permitido dirigir preguntas al adivino con la intención de examinarlo, para revelar su verdadera situación y distinguir entre sus declaraciones falsas y las verdaderas. Su prueba para tal afirmación es el Hadiz transmitido en Bujári y Muslim:

"El Profeta interrogó a Ibn Saıad, preguntándole: '¿ Quién viene a ti?'. Y éste contestó: 'A veces una persona sincera ya veces un mentiroso'. Dijo entonces el Profeta: 'Estas confundido'. Y le preguntó: '¿Qué ves?'. Ibn Saıad contestó: 'Veo un trono posado sobre el agua'. El Profeta dijo:

'Estoy ocultando algo de ti (invitándolo a que intentara adivinar su pensamiento)'. E Ibn Saıad respondió: 'Sí, Al Duj. .. (la palabra completa era Al Duján que significa humo)'. Entonces el Profeta ledijo: '¡En tu lugar!, no puedes sobrepasar tus limitaciones". En este Hadiz podemos ver que el Profeta le hizo esas preguntas para demostrar su verdadera condición a las personas presentes.

Los astrólogos

Estos son las personas que se basan en las estrellas y los cuerpos celestes para predecir los asuntos de quienes viven en la tierra. Ésta es una práctica prohibida por el Corán y la Sunnah. De hecho todos los mensajeros de Allah lo han prohibido. Dijo Allah :

{No prosperará el mago dondequiera de fuere.} (20: 69)

{¿Acaso no reparas en quienes habiendo recibido el Libro Adoran Al Yibt y Al Tagút...} (4: 51)

'Omar Ibn Al Jattáb dijo que el significado de la palabra Yibt es la magia.

Un Concepto erróneo

Algunas personas alegan que los dichos de astrólogos, videntes y adivinos coinciden a veces con la realidad. Pero la respuesta a esto es sencilla, ya que normalmente éstos hacen declaraciones de tipo general que pueden interpretarse de numerosas maneras. Entonces cuando el evento ocurre, lo interpretan de acuerdo con su predicción.

Pero si nos referimos a cuando sus predicciones sobre temas secundarios se cumplen sin que haya posibilidad de interpretaciones dudosas, estamos ante dos posibilidades: La perspicacia y el sentido de ocasión, o que este evento corresponda a una de las informaciones que los genios lograron robar de los cielos. Esto lo explica el Hadiz transmitido en Bujári y Muslim donde 'Áisha narró que el Mensajero de Allah fue preguntado acerca de los adivinos, y dijo: "Ellos no poseen nada". Le dijeron: "Pero a veces nos dicen cosas que resultan ser verdad". A lo que contestó: "Esa verdad es la que ha robado el genio. Él la susurra al oído de su socio, y éste la mezcla con cien mentiras".

En cambio, cuando su acierto es sobre asuntos que ya han transcurrido, como por ejemplo informar sobre el nombre de un ladrón o saber el nombre de quien lo visita por primera vez o los nombres de sus familiares, se puede conseguir por distintas vías, todas ellas falsas y engañosas como con un informante o un Shaítán que le informe, lo cual no es extraño.

Los adivinos y hechiceros son los mensajeros de Shaítán

Escribió Ibn Al Qaiem: ''Adivinos y videntes son mensajeros de Shaítán. Por esto los politeístas recurren a ellos, los consultan en sus asuntos importantes y creen en sus palabras. Los toman como jueces en sus asuntos y se complacen con sus veredictos. Ésta es la misma conducta que los seguidores de los Mensajeros (de Allah ) tienen hacia los Mensajeros. Los politeístas recurren a los adivinos porque creen que tienen conocimiento de lo oculto. Les informan sobre algunos asuntos de lo oculto que nadie más conoce. Por este motivo, los adivinos ocupan el lugar de los mensajeros para los politeístas. Pero en realidad, adivinos y videntes son los mensajeros de Shaítán, que los envía a los politeístas, para que los tomen como profetas y enviados. Los politeístas consideran que sus mensajeros se encuentran en la verdad debido a que tienen conocimiento de lo oculto. Existe de hecho tan enorme diferencia y contradicción subsecuente entre ambos grupos que el Mensajero de Allah dijo: "Quien recurra a un adivino y crea en lo que dice, habrá descreído de lo que fue revelado a Muhammad".

Así encontramos que las personas se dividen en dos categorías: los seguidores de los adivinos y los seguidores de los Mensajeros de Allah. Una persona no puede pertenecer a ambas categorías. De hecho, la persona se aleja del Mensajero de Allah tanto como se acerque al adivino. Y descree del Mensajero de Allah tanto como crea en el adivino.

Quien estudie la historia de la humanidad encontrará que muchas culturas otorgaron a adivinos y hechiceros la posición de los Profetas. Pero eran profetas de Shaítán. Adivinos y hechiceros eran escuchados por los gobernantes. Determinaban la legalidad e ilegalidad de los asuntos. Tomaban riquezas de las personas. Ordenaban que se realizaran diferentes tipos de rituales y cultos que no agradaban sino a Shaítán. Ordenaban cortar las relaciones familiares y destruían el honor de las personas. Al 'Aqqád ha mencionado algo de esto en su libro Iblís.

La posición de la nación Islámica sobre ellos

Lo que predican astrólogos, adivinos, magos, videntes y hechiceros es parte del desvío y el descarrío. Por lo tanto debe ser rechazado y detenido. Es una obligación de aquellos a quienes Allah ha guiado a Su religión y les ha enseñado Su Libro y la Sunnah de Su Profeta que hagan cuanto esté a su alcance para erradicar este desvío con sus palabras, mostrando su falsedad con pruebas claras. Ya aquellos que gobiernan deben usar esa autoridad para detener a aquellos que afirman tener el conocimiento de lo oculto, tomando sin derecho el dinero de la gente, tanto los adivinos, como los lectores de la palma de la mano, los que leen las tazas de té (o café) y tantos otros. No debe permitirse que prediquen sus mentiras en revistas y periódicos (los Horóscopos). Allah criticó al pueblo de Israel por no prohibir el mal cuando dijo:

{No se censuraban unos a otros los pecados que cometían. ¡Qué mal es lo que hacíanle!} (5: 79)

Abú Bakr As Siddiq narró que el Profeta dijo: dijo: "Si las personas ven un mal y no lo impiden, puede que Allah los aflija a todos con una desgracia"

Se encuentra usted aquí