Virtudes De Ramadán: Liberación Del Fuego

Hadith Número Cinco

Abú Sa'id Al Judri (radialláhu 'anhu) narra que Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) dijo: "Cada día y noche de Ramadán, Alláh Tá álá libera un gran número de almas de Yahannam, y para cada musulmán, todos los días y noches existe un momento en que su súplica es ciertamente aceptada."

Comentario

La aceptación de las súplicas en el momento del iftár, ha sido afirmada en varias narraciones. Además de este hadith, existen varios otros donde se menciona la aceptación del du'á en el tiempo del iftár. Lamentablemente, estamos tan preocupados en ese momento comiendo el iftár, que no encontramos tiempo para hacer du'á, ni recordamos tampoco el du'á especial que hay para el iftár y que dice:

Alláhumma laka sumtu wa bika ámantu wa ‘alaika

tawakkaltu wa ‘alá rizqika aftartu

¡Oh Alláh! Para Ti he ayunado, y creo en Ti, y a Ti me encomiendo

Y rompo mi ayuno con la provisión que proviene de Ti.

En los libros de hadith, esta súplica ha sido mencionada de manera resumida.

'Abdulláh Ibn ‘Amr Ibn Al ‘Ás (radialláhu 'anhu) solía recitar el siguiente du'á al tiempo del iftár:

Alláhumma inni as aluka birahmatikallati wasi at kulla shai an tagfirali

¡Oh Alláh! Pido de Ti, por Tu Infinita Misericordia que abarca todo lo que existe, que me perdones!

En algunos libros, leemos que Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) solía decir:

Yá wá si'al fadli igfirli

¡Oh Tú que eres grande en la bondad, perdóname!

Varios du’á son mencionados en los ahádith. Sin embargo, debemos recordar que no existe un du'á especial que sea fijo. Este tiempo (iftár) es de aceptación del du'á. Pon tus necesidades en frente de Alláh Ta'álá, y si te acuerdas, entonces pide por mí también. (Quienes publican este libro piden humildemente que nos recuerden en su du’á).

"SI PRESTAS ATENCIÓN,

ESTO SERÁ UN ACTO DE AMABILIDAD.

PERO TU TAREA SERÁ LOGRARLO."

Se encuentra usted aquí