El Verdadero Musulmán No Se Burla De Nadie

El musulmán cuya personalidad ha sido llenada con amor y humildad es alguien que no desprecia a las personas ni se burla de ellas, porque la guía del Corán que le inculca esta modestia y aversión a la arrogancia, le ha prohibido al mismo tiempo burlarse de las personas o despreciarlas: 

{¡Oh, creyentes! No os burléis de vuestros hermanos, pues es posible que sean mejores que vosotros. Que las mujeres no se burlen de otras mujeres, pues es posible que sean mejores que ellas. No os difaméis ni os pongáis apodos ofensivos. ¡Qué malo es comportarse como un corrupto [difamando y poniendo apodos ofensivos] luego de haber sido agraciado con la fe! Y sabed que quienes no se arrepientan [de sus pecados] serán inicuos.} [49: 11] 

El Profeta (B y P) explicó que para un musulmán despreciar a su hermano es un acto malvado: 

"Suficiente maldad hay en un hombre que desprecia a su hermano musulmán".[1].


[1] Transmitido por Muslim

Se encuentra usted aquí