El Verdadero Musulmán Es Uno De Los Maridos Más Exitosos

El musulmán inteligente es en la vida uno de los maridos más exitosos, y el más querido por una esposa fiel, pura y virtuosa, debido a su adhesión a la guía del Islam. Él tiene un entendimiento profundo y compasivo de la naturaleza y la psicología femenina, y él conduce a su mujer hacia el camino recto del Islam, religión que está en armonía completa con la verdadera naturaleza del ser humano. Él reconoce sus inclinaciones, deseos y humores, e intenta reconciliar entre ellos, la vida ideal y el comportamiento que él quiere para ella. Además nunca se olvida que ella fue creada de una costilla, y enderezar una costilla es imposible.

Entiende a su esposa y respeta sus sentimientos

El verdadero musulmán siempre entiende a su esposa y respeta sus sentimientos. Él no critica a su familia o a cualquiera de sus amistades delante de ella, en señal de respeto por sus sentimientos. A cambio, ella respeta sus sentimientos y no hace o dice algo que pueda afectar adversamente a cualquier miembro de su familia.
Él no divulga ningún secreto que ella le ha confiado, porque el descuido en estos asuntos demasiado a menudo terminan en conflictos entre los cónyuges y extinguen el amor entre ellos. El marido sincero se mantiene al margen de todo eso, mientras siga la guía del Islam.
 
La ayuda a que se recupere de sus fracasos y debilidades
 

El marido sincero intenta corregir a su esposa si siente que ella está fallando en algún conocimiento o en ciertos modales. Él hace esto de la manera más delicada, amable y positiva posible. Si encuentra por parte de ella alguna oposición, la corrige con cortesía, humanidad e inteligencia, evitando la crítica ruda o reprendiéndola delante de la gente, no importa cual sea la razón. Lo que más irrita a una mujer es que alguien escuche cuando es reprendida. El verdadero musulmán es el más sensible y respetuoso hacia los sentimientos de los demás.

Sabe conseguir un equilibrio entre complacer a su esposa y tratar a su madre con bondad y respeto
 

El marido musulmán sincero utiliza su inteligencia, compasión y fuerza de carácter en su relación con su esposa y su madre, de tal manera que no ofende a ninguna de las dos. No puede ser desobediente con su madre y opresivo con su esposa. Más bien, él reconoce los derechos de su madre y la trata de la mejor manera posible, sin olvidarse de los derechos de su esposa. Cuando cumple su deber hacia su madre y cuida de ella, él no descuida los derechos de su esposa. El musulmán sincero puede hacer esto, siempre que esté verdaderamente consciente de Allah (es decir, tenga Taqua) y sigua la guía y las enseñanzas del Islam que determinan que se debe tratar a las dos, madre y esposa, con la correspondiente amabilidad y darle a cada una su debida consideración.

Se encuentra usted aquí