El Verdadero Musulmán Aplica Los Modales Islámicos Cuando Come Y Bebe

Una de las características más importantes del verdadero musulmán es su etiqueta con respecto a la comida y bebida. Si él está presente en una reunión donde la comida es servida, es reconocido por los buenos modales que el Profeta (B y P) enseñó y estimuló a que cada musulmán adoptara. 

Él no empieza a comer sin haber mencionado el nombre de Allah, y come con su mano derecha del plato de comida más cercano a él[1], según las enseñanzas del Profeta (B y P): 

"Menciona el nombre de Allah, come con la mano derecha, y come de lo que está directamente delante de ti".[2] 

Si él se olvida de mencionar el nombre de Allah al principio de su comida, dice: ‘Bismillahi auualahu ua âjirahu’ (En el nombre de Allah al principio y al final), como se enseña en el Ĥadîz narrado por ‘Â'ishah (R): 

El Mensajero de Allah (B y P) dijo: "Siempre que comáis, mencionad el nombre de Allah. Y si os olvidáis de mencionar el nombre de Allah al principio, decid: Bismillahi auualahu ua âjirahu".[3] 

El Profeta (B y P) hacía mucho hincapié en mencionar el nombre de Allah sobre la comida, porque hay mucha bendición en esto para aquellos que están comiendo. Además aleja a Shaitân y a su mal de la comida y del que está comiendo. Ĥudhaifah (R) dijo: 

Siempre que nosotros comíamos con el Mensajero de Allah (B y P), ninguno extendía la mano hacia la comida hasta que el Mensajero de Allah no lo hacía. Una vez, íbamos a comer con él y una niña se apresuró a comer como si alguien estuviera empujándola. Ella extendió su mano hacia la comida, y el Mensajero de Allah tomó su mano. Luego un beduino, apresurándose como si alguien estuviera empujándolo extendió su mano hacia la comida, y el Mensajero de Allah (B y P) la tomó, y dijo: "Shaitân tiene acceso a la comida cuando el nombre de Allah no se ha mencionado. Él trajo a esta niña para poder tener acceso a la comida a través de ella, por eso yo tomé su mano. Después trajo a este beduino para poder tener acceso a la comida a través de él, y también tomé su mano. Por Aquel en Cuyas manos está mi alma, la mano de Shaitân estaba sobre la mía junto con sus manos. Entonces mencionó el nombre de Allah y empezó a comer".[4] 

El segundo asunto trata sobre comer con la mano derecha. El musulmán que está actuando según los modales islámicos come y bebe con su mano derecha. La orden de comer con la mano derecha, y la prohibición de comer con la mano izquierda, se informa claramente en numerosos Aĥâdîz, por ejemplo: 

"Cuando cualquiera de vosotros coma que lo haga con su mano derecha, y cuando beba que lo haga con su mano derecha, porque Shaitân come con su mano izquierda".[5] 

"Ninguno de vosotros debe comer con su mano izquierda, tampoco debe beber con su mano izquierda, porque Shaitân come con su mano izquierda y bebe con su mano izquierda". Nâfi‘ agregó que el Profeta (B y P) dijo: "Y no dé ni reciba nada con ella (la mano izquierda)".[6] 

Si el Profeta (B y P) veía a alguien comer con su mano izquierda, le decía que se detuviera, y le enseñaba los modales apropiados. Si la persona persistía arrogantemente, la reprendía y rogaba en su contra. Salamah Ibn Al Akua‘ (R) dijo que un hombre comió con su mano izquierda en presencia del Profeta (B y P). Él le dijo: "Come con tu mano derecha". El hombre dijo: Yo no puedo. Él dijo: "¡Qué nunca puedas usarla! Lo único que te impide obedecer es la arrogancia". Y él nunca pudo levantar su mano derecha hacia su boca después de aquel día.[7] 

El Profeta (B y P) siempre empezaba las cosas con la derecha. Él exhortó a otros a hacer lo mismo. Al Bujâri, Muslim y Mâlik informan de Anas que al Profeta (B y P) se le dio leche que había sido mezclada con agua. Había un beduino sentado a su derecha, y Abû Bakr As Siddîq estaba sentado a su izquierda. Él bebió algo de leche, y luego se la pasó al beduino y dijo: "Empezad por la derecha". 

En una ocasión, le preguntó a un jovencito[8] que se encontraba sentado a su derecha si dejaba su turno a algunas personas mayores, pero el jovencito insistió en tomar su turno y obtener la Barakah (bendición) del Profeta (B y P), y el Profeta (B y P) no lo criticó ni lo reprendió por eso. Suhail Ibn Sa ‘d (R) describió el incidente: 

El Mensajero de Allah (B y P) recibió algo para beber, y él bebió. Había un muchachito a su derecha, y algunos hombres mayores a su izquierda. Él le preguntó al muchacho: "A ti te corresponde beber, pero ¿acaso quieres cederle tu turno a ellos?" El chico dijo: No, por Allah que yo no dejaré mi oportunidad de beber de donde tú has bebido a nadie. Entonces el Mensajero de Allah (B y P) puso la bebida en su mano.[9] 

Hay muchos textos que definitivamente demuestran que usar la mano derecha es un importante aspecto de las costumbres islámicas, que el verdadero musulmán adopta adecuadamente y no busca excusas para no cumplir. Esto era lo que los Saĥâbah y los Tâbi‘în solían hacer sin excepción. Cuando ‘Umar Ibn Al Jattâb (R) era el Jalîfah, patrullaba la ciudad e inspeccionaba a las personas. Una vez vio a alguien que comía con su mano izquierda entonces le dijo: ¡Oh, siervo de Allah! Come con tu mano derecha. Luego lo vio nuevamente comiendo con su mano izquierda, entonces le pegó con su látigo y le dijo: ¡Oh, siervo de Allah! Come con tu mano derecha. Cuando lo vio comer con la mano izquierda por tercera vez le pegó con su látigo y le dijo muy enojado: ¡Oh, siervo de Allah! Come con tu mano derecha. Pero en esta oportunidad el hombre le contestó: ¡Oh, Amîr Al Mu'minîn! Está ocupada. ‘Umar le preguntó: ¿A qué te refieres? Él le respondió: La perdí en el Día de Mu'tah. Entonces ‘Umar empezó a llorar, se disculpó y lo consoló. También le preguntó quien lo ayudaba a realizar el Udû' y quien lo ayuda con sus asuntos. Luego ordenó que lo traten amablemente y que le tengan consideración. 

La preocupación de ‘Umar para este aspecto de la conducta de las personas demuestra la importancia del asunto y que no hay que tomárselo a la ligera. Es indicativo de la personalidad del musulmán y de su identidad. ‘Umar era muy perspicaz en aplicar esta regla, y no permitió que se la desprecie ni que se la ignore. 

Me gustaría dirigirme a los musulmanes que han adoptado ciegamente costumbres occidentales cuando se sientan en la mesa, como por ejemplo utilizar el tenedor con la mano izquierda, y el cuchillo con la derecha, y la comida es cortada con la mano derecha y llevada a la boca con la izquierda. Los musulmanes que adoptan esta costumbre contradicen las enseñanzas de su religión. Ellos no se molestan en cambiar el tenedor a la mano derecha para así comer con la misma. Esto es simplemente un ejemplo de la derrota moral que nuestra Ummah está sufriendo en manos del modernismo que estamos siguiendo ciegamente y adoptando las costumbres extranjeras para satisfacer nuestra propia identidad, religión y valores. El verdadero musulmán debe estar lo más lejos de tal imitación ciega e ignorante. 

El verdadero musulmán que está orgulloso de su religión y de su noble guía en todos los aspectos, come con su mano derecha y les dice a los demás que también lo hagan. Él no se avergüenza de anunciarlo en reuniones donde las personas se adhieren fielmente a las prácticas que han venido de sociedades incrédulas, entonces se lo aclara a los que son ignorantes y descuidados. Así se establece la Sunnah

Con respecto al tercer tema, o sea comer de lo que está más cercano a uno, esto está de acuerdo con los modales islámicos. El Profeta (B y P) claramente ordenó esto, junto con mencionar el nombre de Allah y comer con la mano derecha. Se ha relatado en numerosos Aĥâdîz, como lo indicó ‘Umar Ibn Abî Salamah (R), cuando dijo: 

Yo era un niño que estaba bajo el cuidado del Mensajero de Allah (B y P). Mi mano vagaba por todos los platos, entonces el Profeta (B y P) me dijo: "¡Oh, jovencito! Menciona el nombre de Allah, come con tu mano derecha, y come de lo que está directamente delante de él".[10] 

Cuando el musulmán come con su mano, él lo hace de la mejor manera, como el Profeta (B y P) lo hacía. Él solía comer utilizando tres dedos; no zambullía su mano entera en la comida de una manera que impidiera que otros también coman. Esto fue relatado por Ka‘b Ibn Mâlik

"Vi al Mensajero de Allah (B y P) utilizar tres dedos para comer, y cuando terminaba se los chupaba".[11] 

El Profeta (B y P) le enseñó a sus seguidores lamer sus dedos y limpiar los platos, según lo relató Yâbir (R): 

"Vosotros no sabéis en que lugar de la comida está la bendición".[12] 

Anas (R) dijo:

Cuando el Mensajero de Allah (B y P) tomaba la comidacon la mano, usaba sólo tres dedos (el pulgar, el índice y el medio). Él (B y P) dijo: "Si a alguno de vosotros se le cae un bocado, que lo recoja, quite la suciedad y lo coma, y no lo deje para Shaitân". También nos ordenó limpiar nuestros platos y dijo: "Vosotros no sabéis en que lugar de la comida está la bendición".[13] 

El musulmán educado no come haciendo ruidos, o produciendo sonidos repugnantes, ni se lleva a la boca grandes bocados que causan una exhibición indignante. 

Cuando ha terminado de comer, alaba a Allah de la manera que el Profeta (B y P) nos enseñó, agradeciendo a Allah Su bendición y buscando la recompensa de aquellos que Lo alaban y Le agradecen. 

Abû Umâmah (R) dijo que cuando el Profeta (B y P) terminaba su comida decía: 

"Al ĥamdu lillahi kazîran, taiiban, mubârakan fîhi, gaira makfîin ua la muadda‘in ua la mustagnan ‘anhu rabbana" (Alabado sea Allah con inmensas alabanzas, buenas y benditas. ¡Oh, nuestro Señor! Nosotros no podemos compensarte el favor, ni abandonarlo, ni ignorarlo)[14] 

Mu‘âdh Ibn Anas (R) dijo: 

El Mensajero de Allah (B y P) dijo: "Quien coma y luego diga: Al ĥamdu lillahi alladhi at‘amani hâdha ua razaqanihi min gairi ĥaulin minni ua la quuatin (Las alabanzas sean para Allah, que me alimentó y me dio esta provisión sin poder o gran esfuerzo de mi parte), será perdonado por los pecados que cometió antes de eso".[15] 

El musulmán considerado no critica la comida, no importa cual sea, siguiendo así la enseñanza y el ejemplo del Profeta (B y P). Abû Hurairah (R) dijo: 

El Mensajero de Allah (B y P) nunca criticó la comida. Si le gustaba, la comía, y si no le gustaba, la dejaba.[16] 

También, la conducta del musulmán con respecto a beber deriva de las enseñanzas del Islam, que imparte los buenos modales en cada aspecto de la vida. 

Después de mencionar el nombre de Allah, bebe en dos o tres tragos. Él no respira en la taza, ni bebe de la boca del jarro o de la botella si puede evitarlo. No debe respirar en su bebida, y es aconsejable beber sentado. 

Beber en dos o en tres tragos es lo que solía hacer el Profeta (B y P), como lo relató Anas (R): 

El Mensajero de Allah (B y P) respiraba tres veces[17] al beber.[18] 

El Profeta (B y P) desaconsejó que se beba de un solo trago: 

"No bebáis de un solo trago como lo hacen los camellos, sino que hacedlo en dos o en tres tragos. Mencionad el nombre de Allah cuando bebáis, y alabadlo cuando hayáis terminado de beber".[19] 

El Profeta (B y P) prohibió soplar en la bebida, como se menciona en el Ĥadîz de Abû Sa‘îd Al Judri

Un hombre dijo: Veo una suciedad en la bebida. El Profeta (B y P) le dijo: "Entonces sácala". La persona dijo: Un trago es suficiente para mí. El Profeta (B y P) dijo: "Retira la taza de tu boca, y respira".[20] 

Los Aĥâdîz sobre los modales al beber demuestran que es preferible para el musulmán educado evitar beber del pico de la botella o del jarro, además de beber sentado si es posible. Esto es aconsejable, pero beber de la boca del jarro o parado está permitido, porque el Profeta (B y P) así lo hizo en algunas ocasiones.


[1] La costumbre en la época del Profeta (B y P) era que todos los presentes comían de un mismo plato. Ésta todavía es la costumbre en algunos países musulmanes [El traductor]
[2] Transmitido por Al Bujâri y Muslim
[3] Transmitido por Abû Daûd y At Tirmidhi, quién dijo: Es un Ĥadîz Ĥasan Saĥîĥ
[4] Transmitido por Muslim
[5] Transmitido por Muslim
[6] Transmitido por Muslim
[7] Transmitido por Muslim
[8] Era Ibn ‘Abbâs [El autor]
[9] Transmitido por Al Bujâri y Muslim
[10] Transmitido por Al Bujâri y Muslim
[11] Transmitido por Muslim
[12] Transmitido por Muslim
[13] Transmitido por Muslim
[14] Transmitido por Al Bujâri
[15] Transmitido por Abû Daûd y At Tirmidhi, quien dijo: Es un Ĥadîz Ĥasan
[16] Transmitido por Al Bujâri y Muslim
[17] Es decir, hacía una pausa y respiraba fuera de la taza. [El autor]
[18] Transmitido por Al Bujâri y Muslim
[19] Transmitido por At Tirmidhi, que dijo: Es un Ĥadîz Ĥasan
[20] Transmitido por At Tirmidhi, que dijo: Es un Ĥadîz Ĥasan Saĥîĥ

Se encuentra usted aquí