La Verdadera Musulmana Trata De Hacer Feliz A La Gente

La musulmana es aguda en sus conversaciones con otras mujeres, para traerles felicidad y hacerlas sentir alegres y vivaces por medio de buenas noticias y bromas placenteras que les cuenta. Hacer feliz a la gente dentro del marco de lo permitido es un deber islámico fuertemente estimulado para que el entorno de los creyentes, hombres y mujeres, pueda estar lleno de amistad, felicidad y alegría, y presto a emprender trabajos serios con los sacrificios y dificultades que involucren.

   Por esta razón, el Islam nos dice que la recompensa de quien hace feliz a los musulmanes será la mayor felicidad que Allah le concederá el Día de la Resurrección:

"A quien encuentre a su hermano musulmán, y lo haga feliz con algo que agrade a Allah , Allah  lo hará feliz el Día de la Resurrección." [1]

    La musulmana inteligente encontrará diversas maneras lícitas para hacer felices a sus hermanas - un afectuoso saludo, una palabra amable, un comentario inteligente, una broma placentera, buenas nuevas, un sonrisa amigable, una visita sincera, un encantador regalo, mantenerse en contacto siempre, una ayuda sincera, una confortante consolación, que abrirá sus corazones, sembrará las semillas del amor, y fortalecerá los lazos de amistad y hermandad.


[1]  Relatado con un isnâd hasan por At Tabarânî en Al Saghîr. Ver Mayma' al Zawâ'id, 8/193, Bâb fadl qadâ' al hawâ 'ij.

Se encuentra usted aquí