La Verdadera Musulmana Es Tolerante Y Perdonadora

La musulmana verdaderamente guiada por el Islam es tolerante con sus amigas y hermanas, y no les guarda rencor. Si ella se enoja con una de sus hermanas, reprime su enfado y espontáneamente perdona a quien haya cometido el error sin sentir ninguna vergüenza de hacerlo. En realidad, ella percibe este acto como una buena acción que la llevará a estar más cerca de Allah :

[Quienes hacen caridad, tanto en los momentos de holgura como en la estrechez, controlan su cólera y perdonan a los hombres, sepan que Allah ama a los benefactores.] (3:134)

      Si una persona reprime su desbordante ira pero no perdona, esa ira se volverá resentimiento y malicia, que son más peligrosos que la ira. Cuando una persona perdona y olvida, las llamas de la furia se extinguen y su espíritu se purifica de los efectos nocivos de la ira y el odio. Éste es el nivel de ihsân que gana el amor de Allah para aquellos que lo logran: [...sepan que Allah ama a los benefactores.] (3:134)

    La musulmana que verdaderamente se adhiere a las enseñanzas del Islam, forma parte de este grupo de muhsinîn. Al no permitir que la ira continúe hirviendo en su corazón, porque el resentimiento reprimido es una carga muy pesada de llevar en el alma, se apresura en perdonar y olvidar liberándose así de esta carga y llenando su alma de tranquilidad y sosiego.

    Algo que puede ayudar a la musulmana a alcanzar este difícil nivel de ihsân es el saber que el acto de perdonar a su hermana no constituye una fuente de vergüenza o humillación sino algo que la elevará en condición y honor a la vista de Allah , como el Profeta  describió:

"Allah incrementa el honor de Su siervo cuando perdona. Nadie se humilla ante Allah , sin que Allah eleve su condición".20

   Si comparamos este honor y condición con la condición del ihsân alcanzada por una mujer tolerante y perdonadora, nos daremos cuenta del honor que alcanzó porque a la vista de Allah será una de las muhsinât, y a la vista de la gente será respetada como un ejemplo querido.

   La musulmana que de verdad haya comprendido las enseñanzas del Islam no puede abrigar ningún rastro de odio o resentimiento en su corazón para con nadie, porque entiende precisamente el valor del perdón, la pureza de corazón y su importancia, si procura el perdón y la complacencia de Allah , tal como el Profeta explicó:

"Existen tres pecados que quien se libre de ellos será perdonado, si es la voluntad de Allah : Asociar algo a Allah , practicar la magia o la hechicería, y guardar resentimiento hacia un hermano".21.


20  Sahîh Muslim, 16/141, Kitâb al birr ua as silah ua al adab, bâb istihbâb al ‘afu ua at tauâdu‘.
21  Relatado por Al Bujâri en Al Adab Al Mufrad,1/505, Bâb ash shahnâ'.

Se encuentra usted aquí