La Comparación Entre Los Mensajes: 4) Similitudes Y Diferencias Entre Los Mensajes Divinos

Una única religión

Los Mensajes que fueron transmitidos por los Profetas eran revelados por Allah , Aquel que todo lo sabe, el más Sabio, el Poderoso. Ellos representan un mismo camino para ser seguido por las generaciones más antiguas y las más recientes. Al examinar la llamada de los Mensajeros mencionada en el Corán, encontramos que la religión que todos los Mensajeros propagaron era una misma, llamada Islam: (Ciertamente para Allah la religión es el Islam [el sometimiento a Él].) (3:19)

Islam en el idioma del Corán, no es el nombre de una religión particular, más bien es el nombre de la religión común que predicaron todos los Profetas. Noé dijo a su gente: (Me ha sido ordenado que me cuente entre quienes se someten a Él.) (10:72)

El Islam es la religión que Allah  ordenó que siguiera el padre de los Profetas, Abraham: (Y cuando le dijo su Señor: Entrégate [a Mí con total sinceridad], dijo: Me entrego al Señor del universo.) (2:131)

Abraham y Jacob aconsejaron a sus hijos, diciendo: (No muráis sino sometidos a Él.) (2:132)

Los hijos de Jacob le respondieron a su padre: (Adoraremos lo que tú y tus padres: Abraham, Ismael e Isaac adoraban, la Única divinidad y a Él nos someteremos.) (2:133)

Moisés le dijo a su pueblo: (¡Oh, pueblo mío! Si verdaderamente creéis y os sometéis a Allah encomendaos a Él.) (10:84)

Los Discípulos dijeron a Jesús: (Creemos en Allah. Atestigua [¡Oh, Jesús!] que a Él nos sometemos.) (3:52)

Cuando un grupo de la Gente del Libro oyó el Corán dijo: (Creemos en él; por cierto que es la verdad que proviene de nuestro Señor. Ya nos habíamos sometido a Allah antes de esta revelación.) (28:53)

Islam era la palabra común que predicaron todos los Profetas y sus seguidores desde el más antiguo de los tiempos hasta la época del Profeta Muhammad .

¿Cómo se corrobora el Islam?

El Islam significa obediencia, rendición y sumisión a Allah, haciendo lo que Él ordena y absteniéndose de lo que Él prohíbe. De hecho el Islam en la época de Noé significaba seguir lo que Noé enseñaba. Islam en el momento de Moisés significaba seguir la Ley de Moisés. Islam en el momento de Jesús significaba seguir el Evangelio. El Islam en la época de Muhammad  significó seguir al Noble Mensajero  y el libro que le fue revelado.

La esencia de la invitación que hacían los Mensajeros

La esencia de la llamada de los Mensajeros y los mensajes divinamente revelados es la invitación a adorar únicamente a Allah, sin compañero ni asociados, y abandonar todo lo que se adora además de Él. El Corán discutió este tema y lo confirmó en numerosos pasajes. En ocasiones menciona la llamada de los Mensajeros: como lo que Noé le dijo a su pueblo: (¡Oh, pueblo mío! Adorad solamente a Allah, pues no existe otra divinidad salvo Él.) (7:59)

Abraham dijo a su pueblo: (Adorad a Allah y temedle; esto es mejor para vosotros, si es que sabéis [discernir]) (29:16)

Y Hûd le dijo a su gente: (¡Oh, pueblo mío! Adorad a Allah, pues no existe otra divinidad salvo Él) (7:65)

Sâlih le dijo a su comunidad: (¡Oh, pueblo mío! Adorad a Allah, pues no existe otra divinidad salvo Él.) (7:73)

En ocasiones el Corán nos dice que Allah  envió a todos los Mensajeros con una misma misión: (Y por cierto que a todos los Mensajeros que envié antes de ti [¡Oh, Muhammad!] les revelé que no existe más divinidad que Yo, [y les ordené:] ¡Adoradme sólo a Mí!) (21:25)

En ocasiones el Corán narra las historias de los Profetas y los Mensajeros, todos transitando el mismo camino, y los describe como una nación con una misma divinidad: (Por cierto que todos vosotros transmitís un mismo Mensaje [¡Oh, Profetas!], y Yo soy vuestro Señor ¡Adoradme sólo a Mí!) (21:92)

En ocasiones describe responder al llamado de Allah y ser verdaderos adoradores de Él como la verdadera religión y describe a aquellos que se apartan de eso como seres descaminados y necios: (¿Y quién reniega de la religión de Abraham sino el de espíritu necio?) (2:130)

La religión de Abraham se define con las palabras: (Me consagro a Quien creó los cielos y la tierra, soy monoteísta y no de los que Le asocian copartícipes.) (6:79)

En ocasiones el Corán explica que este era el consejo que los Mensajeros y Profetas dieron a sus descendientes: (¿Es que fuisteis testigos de cuando le llegó a Jacob la muerte y dijo a sus hijos: ¿Qué adoraréis después de mí? Dijeron: Adoraremos lo que tú y tus padres: Abraham, Ismael e Isaac adoraban, la Única divinidad.) (2:133)

En ocasiones declara que la religión traída por los grandes Mensajeros es una: (Dispusimos para vosotros la misma religión [monoteísta] que le habíamos encomendado a Noé, y que te revelamos a ti [en el Corán], y que le encomendamos a Abraham, Moisés y Jesús; para que seáis firmes en la práctica de la religión, y no os dividáis en ella.) (42:13)

Los Mensajes anteriores describieron las razones que nos invitan a que adoremos a Allah

Los Mensajes anteriores no sólo propagaron la adoración de Allah  sin socio alguno, sino que también explicaron las razones que hacen de este llamado una verdad imposible de negar. Enumerando las características divinas y mencionado las bendiciones de Allah que Él ha dado a Sus siervos, y haciéndole ver al hombre el reino de los cielos y de la tierra. Como cuando Noé dijo a su pueblo: (¿Qué os sucede que no teméis la grandeza de Allah? Él os creó en etapas sucesivas. ¿Acaso no habéis visto cómo Allah ha creado siete cielos superpuestos? Puso en ellos la luna para que reflejase la luz y el sol como lámpara [para que la generase]. Allah os creó de la tierra. Después os hará volver a ella [al morir], y os hará surgir nuevamente de ella [el Día del Juicio]. Allah os ha extendido la tierra [para que podáis vivir en ella] Y podáis transitar sus extensos caminos.) (71:13-20)

Este mensaje se encuentra mencionado en las escrituras de Abraham y Moisés, como el Corán nos dice: (Cuando comparezca ante tu Señor. Sabed que Él es Quien hace reír y hace llorar. Él es Quien da la vida y da la muerte, Y ha creado la pareja, el macho y la hembra. De una gota de esperma eyaculada. Y ciertamente Él es Quien os resucitará. Él es Quien da bienestar y riquezas. Él es el Señor de Sirio [estrella que adoraban algunos árabes], Él destruyó al pueblo llamado ‘Âd Y al pueblo llamado Zamûd, aniquilándolos completamente. También lo hizo antes con el pueblo de Noé, pues ellos eran más inicuos y transgresores.) (53:42-52)


Categoria:

Se encuentra usted aquí