Oraciones De Arrepentimiento

ORACIONES DE ARREPENTIMIENTO
Todos los que creen en Dios necesitan volverse a Él a menudo, con oraciones sinceras de arrepentimiento. Pueden elegir cualquier lengua o palabras con las que mejor expresar sus sentimientos, siempre y cuando las oraciones no contengan ninguna idea contraria a las enseñanzas, divinamente reveladas, de los Profetas. Sin embargo, no hay duda de que las oraciones enseñadas directamente por Dios en la Ultima Revelación, el Corán, e indirectamente a través de las enseñanzas del último Profeta Muhammad (P y B), son superiores a lo que cualquier otro hombre pueda concebir. Además, recitar las palabras de Allâh es, en sí mismo, un acto de adoración por el que se han prometido innumerables recompensas. Ibn Mas’ûd nos informa de que el profeta Muhammad (P y B) dijo:
“Aquel que lea una letra del libro de Allâh tendrá una buena acción apuntada a su favor, y una buena acción equivale diez veces su valor. Y no quiero decir que Alif Lâm Mîm sea una letra, sino que Alif es una letra, Lâm es una letra, y Mîm es una letra.”1También se debe apuntar que la elección de seguir los consejos y recomendaciones del Profeta (P y B ) es también un acto de adoración a Dios que le servirá al creyente para ganarse más recompensas, puesto que está de acuerdo con la guía de Allâh en el Corán. Por ejemplo, Allâh dijo
(…Los preceptos que os ha transmitido el Mensajero respetadlos, y absteneos de cuanto os haya prohibido).2
(Hay un bello ejemplo en el Mensajero de Allâh [de valor y firmeza en la fe] para quienes tienen esperanza en Allâh, [esperan ser recompensados] en el Día del Juicio y recuerdan frecuentemente a Allâh).3
Por consiguiente, se incita a los creyentes a que aprendan lo más posible sobre lo que Allâh y Su Mensajero han enseñado y a que den preferencia a esto sobre cualquier fórmula inventada por otros humanos, sea cual sea su prestigio espiritual.
 
La mejor oración de arrepentimiento
Shaddâd ibn Aûs nos informa de que el Profeta (P y B) dijo: “La petición de perdón más superior es decir: 
“Allâhumma anta rabbî lâ ilâha illâ ant. Anta jalaqtanî ûa anâ ‘abduka ûa anâ ‘alâ ‘ahdika ûa ûa’dika mastata’t. A’ûudhu bika min sharri mâ sana’t. Abû’u laka bi ni’matika ‘alaîa ûa Abû’u bi dhambî. Fagfir lî. Fa innahu lâ yagfirudh dhunûba illâ ant.”
(Oh Allâh Tú eres mi Señor. No hay dios sino Tú. Tú me creaste y yo soy Tu esclavo. Sigo Tu pacto y (mi) promesa lo mejor que puedo. Me refugio en Ti del mal que haya hecho. Reconozco ante Ti las bendiciones que me has otorgado y Te confieso mis pecados. Perdóname, pues nadie puede perdonar los pecados excepto Tú.”)4
El Profeta (P y B) añadió:
“Aquel que diga esto por la mañana, creyendo firmemente en ello, y muera antes de que llegue la noche, o lo dice antes de que llegue la noche, creyendo firmemente en ello, y muera antes de que llegue el día, estará con la gente del Paraíso.”5
 
A continuación damos algunas oraciones del Corán y la Sunnah (tradiciones del Profeta (P y B)), que pueden ser aprendidas y utilizadas en nuestros rezos de arrepentimiento.
 
ORACIONES DEL CORAN
Rabbanâ lâ tu’âjidhnâ in nasînâ au ajta’nâ
(¡Señor nuestro! No nos tomes en cuenta si nos olvidamos o erramos.)
Rabbanâ  ûa lâ tahmil ‘alaînâ isran kamâ hamaltahu ‘alal ladhîna min qablinâ
(¡Señor nuestro! No pongas sobre nosotros un peso similar al que pusiste sobre los que nos precedieron.)
Rabbanâ lâ tuhammilnâ mâ lâ tâqata lanâ bih
(¡Señor nuestro! No nos hagas llevar lo que no podamos soportar.)
ûa’fû ‘annâ ûagfirlanâ ûarhamnâ
(Bórranos las faltas, perdónanos y ten compasión de nosotros.)
Anta maulânâ fansurnâ ‘alal qaumil kâfirîn
(Tú eres nuestro Dueño, auxílianos contra la gente incrédula.)6
 
Rabbanagfir lanâ dhunûbanâ ûa isrâfanâ fi amrina
(¡Señor nuestro, perdónanos las faltas y que hayamos ido más allá de los límites…!)
ûa zabbit aqdâmanâ ûansurnâ ‘alal qaumil kâfirîn
(Afirma nuestros pasos y auxílianos contra el pueblo incrédulo).7
 
Rabbanâ innanâ sami’nâ munâdîian iunâdî lil îimân
(¡Señor nuestro! Hemos oído a alguien que llamaba a creer:)
An âminu bi rabbikum fa âmannâ
(¡Creed en vuestro Señor! Y hemos creído.)
Rabbanâ fagfir lanâ dhunûbanâ ûa kaffir ‘annâ saîi’âtinâ  
(¡Señor nuestro! Perdónanos nuestras faltas y cubre nuestras malas acciones)
ûa taûaffanâ ma’al abrâr                          
(Y llévanos, al morir, en compañía de los justos.)8
 
Rabbanâ dhalamnâ anfusanâ    
(¡Señor nuestro! Hemos sido injustos con nosotros mismos) 
ûa il lam tagfirlanâ ûa tarhamnâ   
(Si no nos perdonas y no tienes misericordia de nosotros)
La nakûnannâ minal jâsirîn
(Estaremos entre los perdidos)9
 
Rabbigfir ûar ham ûa anta jaîru râhimîn
(¡Señor mío! Perdona y ten misericordia, Tú eres el mejor de los misericordiosos.)10
 
Rabbanâgfir lanâ ûa li ijûâninal ladna sabaqûnâ bil îimân
(¡Señor nuestro! Perdónanos a nosotros y a nuestros hermanos que nos precedieron en creer)
ûa la tay’al fî qulûbinâ gilan liladhîna âmanû
(Y no pongas en nuestros corazones ningún rencor hacia los que creen.)
Rabbanâ innaka ra’ufur rahîm
(¡Señor nuestro! Realmente Tú eres Clemente y Compasivo.)11
 
Rabana ‘alayka taûakalna, ûa elayka anabna, ûa elaykal-masir
(¡Señor nuestro! A Ti nos confiamos, a Ti nos volvemos y a Ti hemos de retornar)
Rabana la taj’alna fitnatan liladina Kafaru
(¡Señor! ¡No hagas de nosotros instrumento de tentación para los infieles)12
ûagh-fir lana rabana, innaka antal-‘azizul-hakim
(y perdónanos Señor. Realmente Tú eres el Poderoso, el Sabio.)13
 
 
Rabana atmim lana nurana ûaghfir lana
(¡Señor nuestro! Colma nuestra luz y perdónanos)
Innaka ‘ala kuli shayin qadir
(Realmente Tú tienes poder sobre todas las cosas.)14
 
ORACIONES DE SUNNAH
El profeta (P y B) enseñó a sus compañeros varias oraciones para el perdón, para usar durante y después de las cinco oraciones diarias ordenadas.
Abû Huraîra relata que el Mensajero de Allâh (P y B) solía mantenerse silencioso durante un corto periodo entre Takbir 15 y la recitación del Corán, por lo que le preguntó: “¡Qué mis padres sean sacrificados por ti! ¿Qué dices en la pausa entre Takbir y la recitación?” El Profeta (P y B) dijo: “Digo:
Allâhuma bâ’id bayni ûa bayna kjatayâya kama bâ’adta baynal-mashriqi ûal-maghrib
(Oh Allâh aléjame de mis pecados como alejas el este del oeste)
Allâhuma naqqini min kjatayaya kama yunaqazaubul-abyadu minal-danas
(Oh Allâh purifícame de los pecados, como un paño blanco es limpiado de la suciedad)
Allâhumagh-silni min kjatayaya bil-mâ’i ûaz-zalji ûal-bard.
(Oh Allâh , limpia  mis pecados con agua, nieve y granizo.)’”16
 
Aisha nos informa de que durante Ruku (inclinación) y Sujud (postración), el Profeta (P y B) solía decir:
“Subhânakal-lâhuma rabana ûa bi hamdik. Allâhumagh-fir li
(Gloria a Ti Oh Allâh, Señor nuestro, y con Tu alabanza. Oh Allâh, perdóname)”.17
Abû Huraîra relató que durante Sujud (postración) el Mensajero de Allâh (P y B)  solía decir:
Allâhummagh-firli dhanbi kullahu diqqaju ûa jilaju ûa aûalaju ûa akjiraju ‘alâniyataju ûa sirrah.”
(¡Oh  Allâh! Perdóname todos mis pecados, grande y pequeño, primero y último, público y secreto.)18
 
Ibn ‘Abbas narra que al sentarse (Julus) entre los dos Sujuds, el Profeta (P y B)  solía decir:
“Allâhumagh-fir li, ûar-jamni, ûaj-dini, ûa ‘âfini ûar-zuqni.”
(¡Oh Allâh! Perdóname, ten misericordia de mi, guíame , purifícame y provee para mi.)19
 
Abû Bakr dijo: “Le pedí al Mensajero de Allâh (P y B) que me enseñase una súplica para usar en mis oraciones y me dijo:
Allâhumma ini dHalamtu nafsi dHulman kazira
(¡Oh Allâh! En  verdad yo he sido muy injusto conmigo mismo)
ûa lâ yaghfirudh-dhunuba illâ ant
(y nadie puede perdonar los pecados excepto Tú,)
Faghfir li maghfiratan min ‘indika ûar-hamni
(así pues concédeme Tu perdón y ten compasión de mi.)
Innaka antal-ghafurur-rajim
(En verdad Tú eres el Perdonador, el Compasivo.)20
 
Zaûbân nos informa de que cuando el Mensajero de Allâh  terminaba su oración, pedía perdón tres veces y decía: 
“Allâhuma antas-salâm ûa minkas-salâm
(¡Oh Allâh! Tú eres Paz y sólo de Ti viene la paz)
Tabârakta yâ dhal-Jalâli ûal-ikrâm”
(Bendito seas, ¡Oh Poseedor de toda Gloria y Honor!)
 
Un narrador, al-ûalid, preguntó a otro, al-Aûzâ’i, ”¿Cómo se busca el perdón? Este contestó, “deberías decir:
Astaghfirul-lâh astaghfirul-lâh 
(Allâh perdóname, Allâh perdóname)”21
 
Ibn Mas’oud nos informa de que el Mensajero de Allâh (P y B) dijo:
“Aquel que diga: 
Astaghfiru-lâh alladhi lâ elâha illa huûa –hayyul – qayum ûa atubu elayh
(Busco el perdón de Allâh. No hay dios sino El, el Eterno, el Auto subsistente y me vuelvo a El en arrepentimiento), sus pecados serán perdonados aunque haya huido de una avanzada militar.”22
 
Abû Huraîra nos cuenta que el Mensajero de Allâh (P y B)  dijo:
“Quien diga ‘SubhânAllâhiûa bi hamdih (Gloria a Allâh, alabado sea El) cien veces, sus pecados serán borrados aunque sean como la espuma del océano.”23
 
Abû Malik al-Ashja’i narró, de su padre, que cuando alguien abrazaba el Islam, el Mensajero de Allâh (P y B) le enseñaba a rezar y le instruía a suplicar con estas palabras:    
Allâhumagh-fir li ûar-hamni ûah-dini ûar-zuqni
(¡Oh Allâh! Perdóname, ten compasión de mi, guíame y provéeme.)”24
 
 
Abû Musa al-Ash’ari informa, con la autoridad de su padre,  que el mensajero de Allâh solía suplicar con estas palabras: 
Allâhumagh-fir li kjati’ati ûa jahli ûa israfi fi amri ûa mâ anta a-alamu biji mini
(¡Oh Allâh! Concédeme el perdón por mis faltas, mi ignorancia, mis excesos en mis asuntos, y por lo que Tú sabes mejor que yo.)
Allâhumagh-fir li jidi ûa hazliûa kjata’i ûa ‘amdi ûa kulu dhâlika ‘indi
(¡Oh Allâh! Concédeme el perdón por mis pecados cometidos seriamente o burlándome, accidentalmente y deliberadamente, pues todas estas faltas están en .)
Allâhumagh-fir li mâ qaddamtu û ama akjartu, mâ asrartu ûa mâ a’lant, ûa mâ anta a’lamu bici mini
(¡Oh Allâh! Concédeme el perdón por mis pecados pasados y futuros, que haya hecho en secreto o en público, y los que Tú conoces mejor que yo.)
Antal-muqqadimu ûa antal-mu’akjaru ûa anta ‘alâ kuli shay’in qadir
(Tú eres el Aproximador y el Alejador, y Tú puedes hacerlo todo.)25
 
 
Abû Barzah al-Aslami dijo que cuando que el Mensajero de Allâh  quería levantarse de una reunión solía decir al final: 
“Subhânakal-lâhummâûa bi hamdika
(Gloria a Ti, Oh Allâh y alabado seas.)
Ash-hadu al-lâ ilaha ilâ ant
(Declaro que no hay dios sino Tú.)
Astaghfiruka ûa atobu eayk
(Te pido perdón y me vuelvo a Ti en arrepentimiento.)
Un hombre preguntó: “¡Oh Mensajero de Allâh! ¿Dices ahora palabras que no decías en el pasado?” Este contestó: “Es expiación por lo que ocurra en una reunión.”26
 
1 Recopilado por At Tirmidhî y autentificado por Al Albânî en Sahîh Sunan At Tirmidhî, vol. 3, pg. 9, nº. 2327.
2 Sûrah de la Concentración (59:7).
3 Sûrah de los Coaligados (33:21).
4 Es preferible para los musulmanes no  árabes aprender y usar estas oraciones en árabe y conocer su  significado, porque nos lleva a la fuente de su revelación y nos permite entenderlo tal y como fue revelado. El árabe es también la lengua universal y unificadora de los musulmanes usada en la llamada a la oración (Adhân)  y también en las oraciones diarias ordenadas.
5 Recopilado por Al Bujârî (Sahîh Al Bujârî (árabe-inglés), vol. 8, pgs. 212-3, nº 318). Abû Dâûud  también lo recopiló Buraîdah (Sunan Abî Dâûud (traducción inglesa), vol. 3, pg. 1407,  nº5052) . Del  mismo modo lo hizo At Tirmidhî.
6 Sûrah de la Vaca (2:285).
7 Sûrah da la Familia de Imran (3:147).
8 Sûrah de la Familia de Imran (3:193).
9Sûrah Al A’râf (7:22).
10Sûrah de Los Creyentes (23:119).
11Sûrah de la Concentración (59:10).
12 Para este verso he tenido que utilizar la traducción coránica de Julio Cortés, ya que me pareció más ceñida a la versión árabe original (nota de la traductora).
13 Sûrah de la Examinada (60:4-5).
14 Sûrah de la Prohibición (66-8).
15 El  hecho de decir Allâhu Akbar (Allâh es el más Grandioso) al principio del Salat (la oración oficial).
16 Recopilado por Al Bujârî (Sahîh Al Bujârî (árabe-inglés), vol. 1, pg. 398, nº. 711), Muslim (Sahîh Muslim  (traducción inglesa), vol. 1, pg. 295, nº 1245), Abû Daud (Sunan Abû Daud (traducción inglesa),  vol.1, pg. 200, nº.  780) y an-Nasa’i.
17 Recopilado por Al Bujârî (Sahîh Al Bujârî (árabe-inglés), vol. 1, pg. 434, nº. 781), Muslim (Sahîh Muslim  (traducción inglesa), vol. 1, pg. 254, nº. 981), Abû Daud (Sunan Abû Daud (traducción inglesa), vol. 1, pg.  224, nº. 876) y an-Nasâ’i.
18 Recopilado por Muslim (Sahîh Muslim (traducción inglesa),  vol. 1, pg. 254, nº. 980) y Abû Daud (Sunan Abû Daud  (traducción inglesa), vol.1, pg. 224, nº. 877).
19 Recopilado por Abû Daud (Sunan Abû Daud (traducción inglesa),  vol.1, pg. 217, nº 849), at-Tirmidhi y Ibn Majah.  Autentificado por al-Albani en Sahîh Sunan Ibn Maja, vol. 1, pg. 148, nº 732.
20 Recopilado por Al Bujârî (Sahîh Al Bujârî (árabe-inglés), vol. 1, pg. 442, nº. 796), Muslim (Sahîh Muslim  (traducción inglesa),  vol. 4, pgs. 1419-20, nº 6533), at-Tarmidi y Ibn Maja.
21 Recopilado por Muslim (Sahîh Muslim (traducción inglesa), vol. 1, pg. 292, nº 126).
22 Recopilado por  Abû Daud de Bilal ibn Yasâr (Sunan Abû Daud (traducción inglesa), vol 1, pg. 395, nº 1512) y at-Tirmidi y autentificado por ‘Abdul-Qâdir al-Arnâ’ut en su edición de al-Adkâr , de Yahyâ  ibn Sharif an-Naûaûi (Riyadh: Dâr al-Huda, 2ª edición , 1988), pg. 578, pie de nota 1.
23 Recopilado por Al Bujârî (Sahîh Al Bujârî (árabe-inglés), vol. 8, pg. 277, nº 414) y Muslim (Sahîh Muslim (traducción inglesa) , vol. 4, pg. 1415, nº 6508).
24 Recopilado por Muslim (Sahîh Muslim (traducción inglesa), vol. 4, pg. 1416, nº 6514 y 6515).
25 Recopilado por Al Bujârî (Sahîh Al Bujârî (árabe-inglés, vol.8, pg.271-2, nº 407) y Muslim (Sahîh Muslim  (traducción  inglesa), vol. 4, pgs. 1424-5, nº 6563.
26 Recopilado por Abû Daud (Sunan Abû Daud (traducción inglesa), vol. 3, pg. 1355, nº 4841) y por al-Hakim de Aisha.  Ambos han sido autetificados por al-Arnâ’ut en al-Adhkâr, pgs. 428-9.  El Du’â  está también recopilado por at-Tirmidhi de Abû Hurayra y autentificado en al-Adkjâr (pg. 428) por al-Arnâ’ut.
Por: Abû Aminah Bilal Philips
Traducción al español: Aisha Ochoa

Se encuentra usted aquí