El Libro De Los Alimentos - Capítulo 2: Los Sacrificios -

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DE LOS ALIMENTOS
Capítulo 2: LOS SACRIFICIOS [*]
1160
Narró Anas Ibn Málik : "El Profeta sacrificaba dos carneros con cuernos, mencionaba el Nombre de Allah y decía: Allahu Akbar, mientras ponía sus pies a los costados de este". Otra narración dice: 'Los sacrificó con sus propias manos'. [Al-Bujári y Muslim].
En otra narración: 'Dos carneros gordos'. En una narración de Abú 'Awána dice: 'caros'. Una versión de Muslim dice: 'Y dijo: "En el Nombre de Allah" y "Allah es Grande".
Muslim transmitió de 'Aisha : 'Él Profeta pidió que sea traído un carnero con astas, de piernas negras, barriga negra y ojos negros, y fue traído ante él para ser sacrificado y le dijo a 'Aisha (), "Aisha, trae un cuchillo y afilalo con una piedra". Cuando ella lo hubo hecho, lo tomó (al cuchillo) y acostándolo sobre la tierra (al carnero) lo degolló diciendo: "En el Nombre de Allah , Oh Allah acépta lo de Muhammad, la familia de Muhammad y de la Ummah de Muhammad".
[*] Existen dos tipos de sacrificios. El primero es conocido como Hadi y el otro como Udhia. El Hadi es ofrecido por los peregrinos como uno de los rituales del Hayy en Mina, y el Udhia es ofrecido por los musulmanes en el día de 'Eid-ul-Adha o durante los días de Tashríq. Acorde a la opinión de la mayoría de los sabios, ofrecer el sacrificio del Udhia es Sunnah (recomendado); pero según la opinión de otros es un acto obligatorio. Este sacrificio se llama Udhia porque se ofrece al momento del Duha (temprano por la mañana).
1161
Narró Abú Hurairah que el Mensajero de Allah dijo: "Quién tiene los medios (económicos) y no sacrifica, que no se acerque a nuestra Musallah (de la fiesta del 'Eid) [1] [Transmitido por Ahmad e Ibn Mayáh, Al-Hákim lo graduó Sahih (legítimo). Otros sabios lo consideraron como un dicho de Abú Hurairah (Mauqúf)].
[1] Algunos sabios basados en este Hadiz, consideraron el sacrificio como Wáyib (obligatorio), pero en realidad es una Sunnah Mu'akkada (es decir acto optativo que era practicado y enfatizado por el Profeta ).
1162
Narró Yundub Ibn Sufian [1] : Presencié el 'Eid-ul-Adha con el Mensajero de Allah y cuando hubo terminado su oración, observó ovejas que habían sido sacrificadas, entonces dijo: "Quien haya sacrificado antes de la oración, debe sacrificar ahora una cabra en su lugar [2] y quien no haya sacrificado que lo haga en el Nombre de Allah". [Al-Bujári y Muslim].
[1]Yundub Ibn Abdulláh Ibn Sufyán Al-Bayali Al-'Alaqi era un Sahábi. Murió en el año 60 de la Hégira.
[2] Este Hadiz afirma que en caso de que un animal sea degollado antes de realizar la oración de 'Eid, este animal degollado no equivale a la recompensa del sacrificio propiamente dicho, sin embargo este animal puede darse en caridad y así obtener cierta recompensa. El sacrificio debe ser llevado a cabo luego de la oración del 'Eid, y por un periodo de tiempo que no exceda los tres días posteriores, ya que estos también se consideran días festivos.
1163
Narró Al-Bará Ibn 'Azib que cierta vez el Mensajero de Allah se puso de pie y dijo: "Existen cuatro tipos [1] de animales que no se permiten en los sacrificios: Un animal tuerto que evidentemente ha perdido la vista de un ojo, un animal enfermo que está enfermo sin lugar a dudas, un animal cojo que cojea a la vista de todos, y un animal viejo que no tiene carne". [Transmitido por Ahmad y los cuatro. Tirmidhi e Ibn Hibbán lo graduaron Sahih (legítimo)].
[1] El animal enfermo, cojo, tuerto y viejo no son permitidos de ofrecer en sacrificio. Los sabios opinan que lo mismo se aplica a animales que padecen otros defectos corporales. En el caso de que un animal padezca una imperfección aun mayor que las arriba mencionadas, obviamente no es permitido ofrecerlo en sacrificio.
1164
Narró Yábir que el Mensajero de Allah dijo: "Sacrificad solamente un animal adulto [1] a menos que sea difícil para vosotros, y en tal caso degollad una oveja (de seis a diez meses de edad)". [Transmitido por Muslim].
[1] En idioma árabe, un animal "Musinna" es un animal cuyos dientes de leche han caído y sido reemplazados por dientes regulares. Las distintas especies difieren en sus edades con respecto a este fenómeno. La cabra, oveja o carnero lo alcanzan al llegar a su segundo año de vida. Las vacas al alcanzar el tercer año de vida. El camello normalmente lo hace luego de terminado su sexto año de edad.
1165
Narró 'Ali : El Mensajero de Allah nos ordenó prestar especial atención a los ojos y las orejas, y que no ofrezcamos en sacrificio un animal tuerto, o un animal con una abertura, que deja algo colgando, por delante o por detrás de la oreja, o con una perforación en la oreja, o un animal con los dientes delanteros rotos. [1] [Transmitido por Ahmad y los cuatro; Tirmidhi, Ibn Hibbán y Al-Hákim lo graduaron Sahih (legítimo)].
[1] Un animal cuya oreja está cortada o lacerada, o que tiene un cuerno roto, no es permitido ofrecerlo en sacrificio. El concepto a tener en cuenta con respecto a esto es, que si más de la mitad de estos se encuentran cortados o lacerados, tales animales no deben ser sacrificados, pero en caso de que más de la mitad se su oreja o cuerno esté completo, entonces se considera como un animal apto para ofrecer en sacrificio. Si un animal nace sin un cuerno, no será considerado un animal defectuoso.
1166
Narró Ali Ibn Abi Tálib que el Mensajero de Allah me encargó sus animales de sacrificio, y me ordenó distribuir toda su carne, pieles, e intestinos a los pobres, [1] y no repartir a los carniceros nada de ellos. [Transmitido Al-Bujári por Muslim].
[1] Carne, piel y lana de un animal sacrificado debe ser distribuida como caridad. La persona que ofrece un sacrificio puede comer de su carne y puede utilizar su piel, pero no se permite vender nada del animal. Entregar carne del animal sacrificado al carnicero como pago por su trabajo no es permitido. Pero en caso de que el carnicero no se sienta conforme con su remuneración, es entonces lícito entregarle algo de carne.
1167
Narró Yábir Ibn Ahdulláh : En el año del pacto de Al-Hudaibiya, sacrificamos junto al Mensajero de Allah compartiendo un camello entre siete (personas), y una vaca entre siete. [1] [Transmitido por Muslim].
[1] El sacrificio de una cabra incluye a todos los miembros de la familia de quien sacrifica, aunque fueran veinte personas. El sacrificio de una vaca o camello puede incluir entonces siete familias. Algunas tradiciones mencionan que un camello puede cubrir diez casas. Da lo mismo que el sacrificio sea voluntario u obligatorio. Tampoco es obligatorio que sea compartido por siete personas, ya que puede ser compartido por una cantidad inferior de personas, así como también puede este animal ser ofrecido por una sola persona.

Categoria:

Se encuentra usted aquí