La Verdadera Musulmana Ama Las Cosas Nobles Y Siempre Aspira A Lo Elevado

La musulmana que comprende las enseñanzas del Islâm se preocupa solamente de los  asuntos nobles y rechaza los asuntos triviales y vulgares que no merecen la atención de una refinada persona seria. Ella edifica sus relaciones con otras mujeres sobre la base de preocupaciones elevadas y de propósitos nobles. No tiene lugar en su vida para ser amiga de charlatanas necias y frívolas, o para mantenerse ocupada con asuntos triviales. Tampoco tiene tiempo que perder en conversaciones banales y en temas absurdos. Esto es lo que Allâh  ama ver en sus creyentes, tanto hombres como mujeres, como dijo el Profeta :

"Allâh es noble (karîm) y ama a la gente noble. Él ama las cosas nobles y detesta la necedad".[1].


[1]  Relatado por At Tabarânî en Al Kabîr; los hombres de su isnâd son ziqât. Ver Maymâ' al Zawâ'id, 8/188, Bâb makârim al akhlâq.

Se encuentra usted aquí