El Libro Del Matrimonio - Capítulo 10: Al-Li'án (La Maldición Recíproca) -

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DEL MATRIMONIO
Capítulo 10: AL-LI'ÁN [*] (LA MALDICIÓN RECÍPROCA)
936
Narró Ibn 'Omar : "Fulano dijo: "¡Oh Mensajero de Allah!, dime, si alguno de nosotros encuentra a su esposa cometiendo adulterio, ¿qué debe hacer? Si lo dice estará hablando sobre un asunto gravísimo y si se calla estará callándose sobre algo también gravísimo". Él no contestó. Luego le dijo: "he sido afectado por el asunto que te había preguntado". Entonces Allah reveló las aleyas de la Surát An-Nur (La Luz). Se las recitó y le informó que el castigo de esta vida es inferior al de la otra. Dijo: "No, Juro por Aquél que te envió con la Verdad, no he mentido acerca de ella". Luego le advirtió a la mujer de la misma manera. Ella dijo: "No, Juro por Aquél que te envió con la Verdad que él es un mentiroso". Empezó con el hombre quien pronunció los cuatro testimonios jurando por Allah, luego la mujer hizo lo mismo y después fue declarado el divorcio definitivo. (Transmitido por Muslim).
[*] Li'án significa culpar a la esposa de adulterio sin tener una prueba sólida. Si la mujer niega la acusación, el hombre tiene que jurar cuatro veces y repetir la alegación, y en el quinto decir: "Que la maldición de Allah recaiga sobre mí si soy un mentiroso". Si la mujer permanece callada le será aplicado el castigo correspondiente, pero si ella niega la acusación, tendrá que jurar cuatro veces que niega la acusación y al quinto decir: "Si el hombre dice la verdad, que el enojo de Allah recaiga sobre mí". Este procedimiento llamado Li'án produce la separación inmediata entre los esposos siendo ilícita una reconciliación o segundo matrimonio entre ambos.
937
Narró Ibn 'Omar" que el Mensajero de Allah les dijo a los dos que pronunciarían la maldición: "Su cuenta está en Las Manos de Allah porque uno de los dos miente. No te puedes volver a casar con ella". El hombre dijo: "¡Oh Mensajero de Allah!, ¿qué hay con respecto a mis bienes?", le dijo: "Si has dicho la verdad, es el precio por haber tenido el derecho a mantener relaciones maritales con ella [1] y si has mentido en contra de ella, estarían más lejanos de ti de lo que está ella". (Transmitido por Al-Bujárí y Muslim).
[1] La dote no puede ser tomada de la mujer una vez entregada.
938
Narró Anas que el Profeta dijo: "Obsérvela, y si ella da a luz a un niño que es blanco con el pelo lacio, su marido es su padre; pero si da a luz a un niño con ojos oscuros y el pelo rizado, entonces el hombre acusado de adulterio por su marido es su padre [1] ". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
[1] Este Hadiz evidencia tres asuntos: Primero, los temas que la Revelación no aclaraba el Profeta intervenía para solucionarlos. Segundo, si las pruebas para tomar una decisión no están disponibles, tomar la decisión por conjetura es correcto. Tercero, en caso de Li'án, incluso si la conjetura es correcta, la mujer no es castigada por adulterio.
939
Narró Ibn 'Abbás : "El Mensajero de Allah le ordenó a un hombre que ponga la mano en su boca en el quinto pronunciamiento y dijo: "Es el decisivo". (Transmitido por Abú Dá'ud; sus narradores son confiables).
940
Narró Sahl Ibn Sa'd respecto a la historia de los dos (marido y esposa) que invocaron la maldición entre sí: cuando terminaron de invocarse la maldición el hombre dijo: "Si la mantengo (como esposa) parece que hubiese mentido, ¡Oh Mensajero de Allah!". Pronunció que la divorciaba tres veces [1] antes de que el Mensajero de Allah se lo ordene". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
[1] Después del Li'án no hay ninguna necesidad de divorcio, este ocurre automáticamente. Después del Li'án la mujer no tiene derecho a recibir dinero para su mantenimiento de parte de su ex-esposo.
941
Narró Ibn 'Abbás : "Un hombre se presentó ante el Profeta y dijo: "Mi esposa no rechaza la mano de quien desea tocarla [1]". Dijo: "Aléjala de ti [2] ". Él contestó: "Temo que mi alma pueda desearla". Le dijo: "Quédate con ella". (Transmitido por Abú Dá'ud y Al­Bazzár; sus narradores son confiables). An-Nasá'í lo transmitió en otra versión de Ibn 'Abbás con estas palabras: "Dijo: "Divórciate de ella". Le respondió: "No puedo soportar estar sin ella". Le dijo: "Entonces quédate con ella".
[1] Esta frase puede tener dos significados: Primero, que ella es una adúltera; y segundo, que no cuida correctamente su casa. El segundo significado es el correcto, ya que si fuera una acusación debería presentar testigos o realizar el Li'án, o en caso contrario, la mujer debería recibir el castigo apropiado, pero nada de esto ocurrió, y el Profeta le ordenó que la tolerara.
[2] Es decir, divórciate de ella.
942
Narró Abú Hurairah : "Escuché al Mensajero de Allah decir cuando descendió la aleya [1] sobre el pronunciamiento de la maldición: "Cualquier mujer que traiga a su familia a alguien que no pertenezca a ella [2], no es una observante de la religión de Allah, y Allah no la admitirá en Su Paraíso; y Allah no ha de mostrarse a cualquier hombre que niegue su paternidad, mientras su hijo lo mira, y Allah ha de humillarlo ante los primeros y los últimos de la creación". [Abú Dá'ud, An-Nasá'í e Ibn Máyah lo transmitieron; Ibn Híbban lo calificó Sahih (verídico)].
[1] Surát An-Nur (La Luz), aleya número 6.
[2] Significa dar a luz a un niño ilegítimo y presentarlo como legítimo.
943
Narró 'Omar : "Si alguien reconoce ser el padre de un niño sólo por un instante, no tiene ningún derecho luego a negarlo [1] '". (Transmitido por Al-Baihaqi; es un Hadiz Hasan y Mawquf).
[1] No es permitido negar la paternidad por una mera duda. A causa de la negación de la paternidad, el niño es considerado bastardo, su madre acusada de adulterio y el niño es privado de la herencia. Por todas estas causas es prohibido negar la paternidad sin pruebas fehacientes.
944
Narró Abú Hurairah : "Un hombre dijo: "¡Oh Mensajero de Allah!, mi esposa dio a luz un niño negro". Le preguntó: "¿tienes camellos?". Respondió: "Sí". Le preguntó: "¿De qué color son?". Respondió: "Son rojos". Le preguntó: "¿Hay alguno oscuro entre ellos?". Contestó: "Sí". Preguntó: "¿Cómo ocurre esto?". Contestó: "Quizás sea por herencia". Dijo: "Quizás entonces el aspecto de tu hijo sea por herencia". (Transmitido por Al­Bujári y Muslim). Una versión de Muslim dice: "quería negarlo". Muslim concluyó el Hadiz de la siguiente manera: "No le permitió que lo negara".

Categoria:

Se encuentra usted aquí