El Libro Del Matrimonio - Capítulo 5: La División Del Tiempo Entre Las Esposas -

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DEL MATRIMONIO
Capítulo 5: LA DIVISIÓN DEL TIEMPO ENTRE LAS ESPOSAS
905
Narró 'Aisha : "El Mensajero de Allah solía visitar a sus esposas quedándose con ellas el mismo período de tiempo con cada una y decía: "¡Oh Allah!, esta es mi división [1] respecto a lo que poseo, no me culpes por lo que Tú posees y yo no poseo". [Transmitido por Al-Arba'a, Ibn Hibbán y Al-Hákim lo calificaron Sahih (verídico), pero At-Tirmidhi lo consideró Mursal]
[1] No era obligación para el Profeta visitar a sus esposas sucesivamente, y a pesar de que amaba más a 'Aisha con su corazón, fue justo con todas sus esposas, y siempre le pidió perdón a Allah por eso (es decir, ese amor que él no podía controlar).
906
Narró Abú Hurairah que el Profeta dijo: "Quien tenga dos esposas y se incline más por una de ellas [1] se presentará en el Día del Juicio con un lado (de su cuerpo) inclinado". [Transmitido por Ahmad y Al-Arba'a; su cadena de transmisores es Sahih (verídica)].
[1] En este contexto la justicia se refiere al sustento y a pasar una noche con cada una de ellas.
907
Narró Anas : "Es de la Sunnah que cuando un hombre que tiene una esposa se casa con otra que es virgen, debe pasar con ella siete noches y luego debe dividir el tiempo entre ellas, pero si se casa con una mujer que ya estuvo casada, debe pasar con ella tres noches y luego debe dividir el tiempo entre sus esposas. (Transmitido por Al­Bujári y Muslim; esta narración es de Al­Bujári).
908
Narró Umm Salama : "Cuando el Profeta se casó conmigo permaneció tres noches y dijo: "No te desestimo, si lo deseas permaneceré contigo siete noches, pero si permanezco contigo siete noches haré lo mismo con mis otras esposas". (Transmitido por Muslim).
909
Narró 'Aisha : "Sauda la hija de Zam'a le cedió [1] su día a 'Aisha . Desde entonces el Profeta solía pasar con 'Aisha su día y el de Sauda. (Transmitido por Al-Buiári y Muslim).
[1] Esto significa que una de las esposas puede voluntariamente ceder las noches que le corresponden, pero puede reclamar su derecho en cualquier momento.
910
Narró 'Urwa que 'Aisha dijo: "Sobrino mío, el Mensajero de Allah no prefería a alguna de nosotras respecto al tiempo que pasaría con cada una. Era muy extraño que no nos visitará a todas durante el día, pero no mantenía relaciones, hasta que visitaba a la que le correspondía aquel día y pasaba la noche con ella". [Transmitido por Ahmad y Abú Dá'ud, esta narración es de Abú Dá'ud, Al-Hákim lo calificó Sahih (verídico)].
Muslim transmitió de 'Aisha "Cuando el Mensajero de Allah terminaba de rezar el 'Asr, visitaba a sus esposas". (El narrador transmitió el resto del Hadiz).
911
Narró 'Aisha : "Durante la enfermedad de la cual el Mensajero de Allah murió, preguntaba: "¿Dónde me toca estar mañana? [1]". Refiriéndose al día de 'Aisha. Entonces sus esposas le permitieron permanecer donde él quisiera, y fue así que pasó sus últimos días en la morada de 'Aisha. (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
[1] Significa que durante una enfermedad preferir estar con una de las esposas no es algo ofensivo. También significa que con el permiso del resto de las esposas se puede permanecer con una de ellas. La enfermedad de la cual murió el Profeta empezó cuando estaba en la casa de su esposa Maimuna .
912
Narró 'Aisha : "Cuando el Mensajero de Allah quería emprender un viaje, realizaba entre ellas un sorteo y llevaba consigo a la que había sido favorecida en el sorteo [1]". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
[1] El sorteo tenía la finalidad de evitar los celos entre las esposas.
913
Narró 'Abdulláh Iba Zam'a [1] que el Mensajero de Allah dijo: "Ninguno de vosotros debe reprender a su esposa de la misma manera que reprende a su sirviente [2]". (Transmitido por Al-Bujári)
[1] 'Abdulláh bin Zam'a Ibn Al-Aswad Ibn 'Abdul-Muttalib Ibn Asad Ibn 'Abdul-'Uzza Al-Asadi, hermano de Umm-ul-Mu'minin Sauda bint Zam'a . Fue un conocido Sahábi que vivía en Al­Madina. Fue martirizado en el día de Ad-Dár.
[2] En los Hadices se prohíbe golpear a la mujer excepto en caso de infidelidad. En dicho caso, tampoco es permitido golpear en el rostro ni lastimarla.

Categoria:

Se encuentra usted aquí