El Libro De La Oración - Capítulo 7: La Descripción De La Oración (Salat) -

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DE LA ORACIÓN
Capítulo 7: LA DESCRIPCIÓN DE LA ORACIÓN (SALAT)
210
Abú Hurairah narró que el Profeta dijo: "Cuando te levantes para orar, perfecciona la ablución, luego oriéntate hacia la Qiblah y di:
Alláhu Akbar (Allah es el más Grande). Luego recita una parte del Corán [1]. luego inclínate y permanece en esa posición por un momento, luego levántate hasta quedar erguido; entonces póstrate y permanece en esa posición por un momento, luego levanta tu cabeza y siéntate perfectamente [2], entonces póstrate y permanece en esa posición por un momento; haz esto en todas tus oraciones". [Transmitido por los Siete As-Sab'a. Esta es la versión de Bujárí].
La versión de Ibn Máyah dice: "hasta que quedes erguido completamente". La versión de Ibn Híbbán y Ahmad narrada por Rífá'a Ibn Ráfi' Ibn Malik [3] es igual que la anterior. En el relato de Ahmad dice: "levanta el torso hasta que los huesos vuelvan (a su lugar)"
En la versión de Nasá'i y Abú Dá'ud narrada por Rífá'a Ibn Ráfí' dice: "El Salat (la oración) no estará completo hasta que realicéis la ablución propiamente como Allah la ordenó, y luego engrandeced a Allah el altísimo (Allahu Akbar) y alabadlo (Alhamdulillah)". También se menciona en el mismo Hadiz: "Si sabéis cualquier parte del Corán, recitadla, si no; decid: Alhamdulillah, Allahu Akbar y la ilaha il-la-Alláh", En el relato de Abú Dá'ud dice: "Y recita Umm-ul­-Corán [4] y lo que Alláh quiera". Ibn Hibban registró también: ''Y (recitad) cualquier parte que desees."
[1] La recitación del noble Corán es obligatoria. Hay un Hadiz que dice: "Luego recita la madre del libro" y es evidente que se refiere a Surat Al-Fátiha.
[2] Aquellos que son descuidados en la inclinación, prosternación, al sentarse, etc. en su oración deben tener en cuenta este Hadiz, los movimientos descuidados y apresurados no corresponden. Estos movimientos descuidados destruyen sus oraciones. El Profeta nombró este tipo de oración como la "oración del hipócrita" y a los que la realizan de ese modo como "los peores ladrones."
[3] Abu Mu'ádh Al-Ansari Al-Madani, un eminente Sahabi que presenció el pacto de Al-'Aqaba junto a su padre que fue el primer Ansari en abrazar el Islam. Rífá'a participó en Badr y en el resto de las batallas, también combatió del lado de 'Alí en las batallas de Al-Yamal y Siffin. Murió a comienzos del califato de Mu'áwíya en el año 41 de la Hégira.
[4] Umm-ul­Corán es uno de los nombres usados para describir Súrat Al-Fatiha. Este Hadiz indica que la recitación de Al-Fatiha y de otras Suras del noble Corán es esencial. Según algunos sabios, después de recitar Al-Fatiha es indispensable recitar algo más del Corán, pero para otros solo es recomendable.
211
Abü Humaid As-Sa'idi [1] narró: "Vi al Mensajero de Allah [2] cuando pronunció el Takbir (Allahu Akbar), puso sus manos a la altura de sus hombros; [3] y cuando se inclinó, descansó sus manos sobre sus rodillas, entonces irguió su espalda. Después levantó su cabeza, quedando de pie, derecho hasta los huesos de su columna. Luego se postró, y posó sus brazos, sin extenderlos ni arrastrarlos, y con la punta de los dedos del pie de frente a la Qiblah; luego se sentó, al final de las dos Rah'a, posando su pie derecho sobre el izquierdo; y en la última Rak'a se sentó reposando el pie izquierdo, y levantando el derecho sentándose sobre su nalga". [Transmitido por Bujári]
[1] Abu Humaid era llamado 'Amr o Mundhir Ibn Sa'd Ibn Al-Mundhir o Malik Al-Ansari Al­Jazrayi Al-Madani. Descendía de Sá'ida que era el padre de Al-Jazray. Combatió en Uhud y en las siguientes batallas y murió en el califato de Mu'awiya o de Yazid en el año 61 de la Hégira.
[2] El musulmán tiene que rezar como lo hacía el noble Profeta . Solía rezar con tranquilidad y serenidad, el apresuramiento está desaprobado.
[3] En este Hadiz, "elevar las manos" se menciona hasta los hombros. En el relato de Wa'il Ibn Huyr dice hasta las orejas.
212
Narró 'Ali Ibn Abi Talib : Cuando el Mensajero de Allah realizaba la oración decía: [1] "He orientado mi rostro sinceramente hacia Aquel que ha creado los cielos y la tierra, soy monoteísta y no de los asociadores. Mi oración, mi devoción, mi vida y mi muerte le pertenece a Allah, Señor del universo, sin asociados, eso me ha sido ordenado y soy de los musulmanes. ¡Oh Allah! Tú eres el Soberano, no existe dios salvo Tú. Tú eres mi Señor y yo soy tu siervo [2]. He sido injusto con mi alma y reconozco mis pecados, perdona todos mis pecados, y mis faltas porque nadie perdona los pecados sino Tú, Guíame hacia los mejores modales, no guía a ellos sino Tú. Aleja de mí las malas obras, no aleja de ellas sino Tú, aquí estoy (en respuesta a tu llamado), feliz (de adorarte) y todo el bien está en tus manos. El mal no surge de Ti. Yo existo por tu voluntad divina y a Ti retomaré, Bendito y exaltado Seas, te pido perdón y a Ti vuelvo arrepentido." [Transmitido por Muslim] . En otra versión de Muslim dice: "lo decía en la oración nocturna ... "
[1] Al final de este Hadiz se menciona que el Profeta solía recitar esta súplica en la oración del TahaYYud. El autor de este libro relató en su libro Taljis que el Imám Sháfi'í e Ibn Juzaima transmitieron que el Profeta también decía esas palabras en las oraciones obligatorias. La posibilidad de recitar esta súplica en ambas oraciones es encontrada en la narración de 'Alí .
[2] Por más piadoso que sea el musulmán debe pedir perdón a Allah por sus pecados.
213
Abü Hurairah narró que el Mensajero de Alláh permanecía en silencio por un momento entre el Takbir de la oración y la recitación del Corán. Entonces, le pregunté (sobre esto) y me contestó: "Digo: ¡Oh Allah! Aléjame de mis pecados (de las faltas) como Tú has alejado el Este del Oeste. ¡Oh Allah purifícame de mis pecados como un vestido blanco se purifica de la suciedad. ¡Oh Allah! Purificame de mis pecados con agua, nieve y granizo". [Registrado por Bujari y Muslim].
214
Narró 'Omar que el Profeta solía decir: "Glorificado Seas Mi Señor, alabado y bendito sea Tu nombre, exaltada sea Tu Majestad. No hay divinidad excepto Tú" [Transmitido por Muslim con una cadena de narradores Mauquf. La versión de Ad­Daraqutni, es Mausul y también Mauquf]
Abü Sa'id Al-Judri narró que el Profeta solía decir después del Takbir (para iniciar la oración): "Me refugio en Allah, el Oyente y Sapientísimo, del Shaitán maldito, de su locura, sus sugerencias hacia el mal (Hamz), de su resoplar (Nafj), y de su brujería (Nafaz),"
215
Narró 'Aisha que el Mensajero de Allah comenzaba la oración con el Takbir (Allahu Akbar - Alláh es el más Grande) y con la recitación de (Alhamdulillahi Rabbil - 'alamin) (La alabanza es para Alláh, el Señor del universo ... ) ". [1] y cuando se inclinaba, su cabeza quedaba en una posición ni hacia arriba, ni hacia abajo, sino en el justo medio, y cuando levantaba su cabeza del Ruqu', no se postraba hasta erguirse completamente; y cuando levantaba la cabeza después de la postración (Suyud), no se postraba nuevamente hasta haberse sentado. Y cada dos Rak'as pronunciaba la salutación (Tahiyyah), y se sentaba sobre su pie izquierdo, y el pie derecho verticalmente, y prohibió sentarse como Shaitán[2] y prohibió que la gente extendiera los brazos como las bestias. y terminaba la oración con el Taslim (As-Salámu 'alaikum) [Transmitido por
Muslim]               .
[1] Surat Al-Fatiha.
[2] La forma de sentarse de Satanás es apoyar las nalgas en la tierra y levantar las pantorrillas y las rodillas, con ambas manos apoyadas hacia atrás sobre la tierra.
216
Ibn 'Omar narró que el Profeta levantaba sus manos a la altura de los hombros [1] cuando comenzaba el Salat (diciendo Alláhu Akbar), cuando pronunciaba el Takbir para inclinarse y cuando levantaba la cabeza después del Rukú'. [Registrado por Bujari y Muslim].
Un Hadiz transmitido por Abú Dá'ud narrado por Abü Humaid dijo: (El Mensajero de Alláh ) levantaba sus manos y las ponía paralelas a sus hombros, y pronunciaba el Takbir.
En la versión de Muslim, narrada por Malik Ibn Huwairiz es igual al Hadiz narrado por Ibn 'Omar . Sin embargo (Malik Ibn Huwairiz) mencionó: "(El Profeta ) levantó sus manos a la altura de sus orejas."
[1] Esta narración de 'Abdulláh Ibn 'Omar . es lo suficientemente clara para demostrar que al comienzo de la oración, en el momento de inclinarse y al enderezarse de la inclinación, es Sunnah elevar las manos a la altura de las orejas. Las palabras "solía levantar" denotan que siempre lo hacía. Demuestra también que elevar las manos no fue abrogado. Todos los Hadices que no mencionan la elevación de las manos son Da'if (débiles) o Maudu (fraguados). Este tema es demasiado extenso para ser discutido aquí.
217
Narró Wa'il Ibn Huyri [1] : Oré con el Profeta y ubicó su mano derecha sobre su izquierda (y las apoyó) sobre el pecho. [2] [Transmitido por Ibn Juzaima].
[1] Abil Hunaida o Abil Hinda, Wa'il Ibn Huyr fue un eminente Sahábi, su padre era uno de los reyes de Hadramout. Visitó al Profeta quien extendió su capa para que se sentara y pidió las bendiciones de Allah para él y sus hijos. Luego lo puso a cargo de la zona de Aqyal, Hadramout. Se estableció en Kufa y murió durante el califato de Mu'áwíya.
[1] Este Hadiz clarifica dos cosas. Primero, que poner las manos sobre el pecho durante la oración es Sunnah y no hacerlo va contradice la Sunnah. Algunas personas atribuyen esto último a 'Ali, pero no es correcto. Segundo, las manos se ponen a la altura del pecho, no bajo el ombligo como algunas personas hacen.
218
Narró 'Ubáda Ibn As-Samit [1] que el Mensajero de Allah dijo: "No es válida la oración para quien no recita Umm-ul-Corán [2]". [Registrado por Bujari y Muslim].
En la versión de Ibn Híbbán y Ad­Dáraqutní se menciona: "No es aceptable la oración de quien no recita Súrat Al-Fátiha."
En otra versión de Ahmad, Abú Dá'ud, Tirmidhi, e Ibn Híbbán dice: "¿Acaso recitáis detrás del Imám?" Contestamos: "Sí". El Profeta dijo: "No lo hagáis excepto con Surat Al-Fátiha, (es decir: Recitadla detrás del Imám) por que no se acepta el Salát de quien no la recita."
[1] Era uno de los Ansar que asistió al primer y segundo juramento del 'Aqaba. Participó en Badr y en las demás batallas. 'Omar lo envió a Siria como juez y maestro. Se estableció en Hims y luego en Palestina muriendo en Ramla o Baít-ul-Maqdis en el año 34 de la Hégira a la edad de 72 años.
[2] Según este Hadiz la oración no es válida si no se recita Surat Al-Fatiha. Los Compañeros del Profeta , y los seguidores de los Compañeros y la mayoría de los sabios creían esto. En el Hadiz conocido como (musi Assalah) las palabras son: "recita la madre del libro". El Profeta ordenó rezar (empezar?)con la recitación de Al-Fatiha, en cada Rak'at. El Imám y el Muqtadi (el que sigue al Imám) ambos tienen que recitar Al-Fatiha, sin excepciones y en cada oración sea en voz baja (o voz alta), es obligatorio recitar Al-Fatiha. Muslim ha narrado de Abú Hurairah en el cual fue preguntado por la recitación de Al-Fatiha, si la oración se está ofreciendo detrás del Imám, Abu Huraira contestó que debe recitarse en voz baja. Tirmidhi, Abú Dá'ud, y Nasá'í han narrado de 'Ubáda : El Profeta preguntó: ¿Acaso recitáis algo detrás del Imám? Los Compañeros contestaron afirmativamente, entonces el Profeta les indicó que recitaran sólo Al-Fatiha y nada más, porque sin la recitación de Al-Fatiha, la oración no es válida. Existen numerosos Hadices que demuestran que la recitación de Al-Fatiha también es obligatoria detrás del Imám.
219
Anas narró que el Profeta , Abu Bakr y 'Omar comenzaban la oración recitando Alhamdu lillahi Rabbil 'álamin", [Registrado por Bujari y Muslim].
Muslim agregó: "Ellos no recitaban Bismilláhír-Rahmánir-Rahim, ni al principio de la recitación ni al final [1] de ella."
En otra versión de Ahmad, Nasá'í e Ibn Juzaíma. "Ellos nunca acostumbraron recitar la frase Bismilláhír-Rahmánir-Rahim en voz alta."
En otra versión de Ibn Juzaima: "Ellos recitaban Bismilláhír-Rahmánir-Rahim silenciosamente" . [2]
[1] Significa que no la recitan en voz alta sino en voz baja como se menciona en el Hadiz siguiente.
[2] Ambos modos son aceptables y válidos.
220
Nu'eim Al-Muymir [1] narró: "Oré detrás de Abú Hurairah y recitó Bismilláhír-Rahmánir-Rahim, enseguida recitó Umm-ul-Corán (Al-Fátiha) y cuando alcanzó wa lad-dállin ( ... ni el de los extraviados.), dijo Amín [2] ; luego dijo Allahu Akbar, todas las veces que se prostemaba y al ponerse de pie después de sentarse. Y cuando pronunció el Taslim (As-Salámu 'Alaikum wa Rahmatullah), dijo: "Juro por el Único en Cuyas manos está mi alma (Alláh), que mi Salat es igual al del Mensajero de Alláh "[Transmitido por Nasá'i e Ibn Juzaima].
[1] Abü 'Abdulláh Nu'aim Ibn 'Abdulláh Al-Muymir, esclavo liberto de 'Omar Ibn Al-Iattab. Solía poner inciensos todos los viernes en la Mezquita del Profeta al medio día. Fue un Tábi'i. Abü Hátírn, Ibn Ma'in, Ibn Sa'd y An-Nasá'í lo consideraron confiable en la transmisión del Hadiz.
[2] Luego de finalizar la recitación de Súrat Al-Fátiba decir Amin es Sun,;a,h. El Imám y los orantes que rezan con él deberían decir Amin. (Amin significa: Oh Allah acepta esta invocación) .
221
Abü Hurairah narró que el Mensajero de Alláh dijo: "Cuando recitáis Surat Al-Fátiha, recitad Bismilláhír-Rahmánir-Rahim, porque es una Aleya". [Transmitido por Ad­Dáraqutní quién lo graduó Mauqúf].
222
Narró Abü Hurairah : Solía el Mensajero de Alláh cuando finalizaba la recitación de Surat Al-Fátiha, levantar su voz y decir Amín [1]. [Transmitido por Ad-Dáraqutní quien lo graduó Hasan (aceptable) y Al-Hákím que lo graduó Sahih (auténtico)]. Las versiones de Abü Dá'ud y Tirmidhi narradas por Wa'il Ibn Huye son iguales al anterior.
[1] Hay diferencia de opinión sobre si "Amin" debe pronunciarse en voz alta o en voz baja. La escuela Hanafi lo dice en voz baja y la escuela Shafi'i y Ahl-Hadiz lo dice en voz alta. Decirlo en voz alta significa que otra persona pueda oírlo. Decir Amin en voz alta es mencionado en numerosísimos Hadices. El Profeta dijo Amín en voz alta y prolongó su voz. Tirmidhi calificó este Hadiz como Hasan y Ad-Dáraqutní como Sahih. Respecto a decir Amin en voz baja, el Imam Tirmidhi ha narrado un Hadiz en el cual el Profeta pronunció Amin en voz baja. Algunos Hanafis defienden esta postura en base a este Hadiz aunque el propio Tirmidhi ha cuestionado la autenticidad de dicho Hadiz.
223
Narró 'Abdulláh Ibn Abi Aufa [1] : Un hombre vino al Profeta y le dijo: "No puedo memorizar nada del Corán, así que enséñame algo que sea suficiente para mí". Dijo: "Di: Subhán Alláh (Glorificado sea Alláh) wal hamdu lil-láh (y la alabanza es para Alláh), wa La iláha ila-Allah (y no hay Dios salvo Alláh), wa Alláhu akbar (y Alláh es el más Grande), wa la haula wa la quwwata ilá bil-lah (y no hay poder ni fuerza salvo en Allah) [2] " [Transmitido por Ahmad, Abú Dá'ud y Nasá'i, Ibn Hibbán, Ad-Dáraqutní y Al­Hákim lo graduaron Sahih (legítimo)].
[1] Era apodado Abü Muhammad o Abü Mu'áwíya, y su padre se llamaba 'Alqama Ibn Al-Háriz Al-Aslami. Él y su padre fueron ambos Compañeros del Profeta . Presenció el pacto de Al­Hudaibiya, la batalla de Jaibar y el resto de las batallas importantes. Se estableció en Kufa después de la muerte del Profeta y murió allí a fines del año 87 de la Hégira. Perdió la visión y fue el último Sahaba que murió en Kufa.
[2] Algunas personas afirman basándose en este Hadiz que la recitación de Súrat Al-Fatíha no es obligatoria en la oración, porque el Profeta no le dijo que debía aprender Al-Fatiha. Pero esto contraviene una conocida regla de la Shari'a (la ley Divina). Las Prohibiciones y las órdenes no cambian por la existencia de excepciones. Si alguien afirma que debido a una circunstancia inevitable no puede realizar el wudu (la ablución), se le dice que realice el Tayammum (purificación con tierra); pero esto no significa que la ablución no es obligatoria.
224
Abú Qatáda narró: Solía el Mensajero de Allah realizar la oración con nosotros y recitaba en las primeras dos Rak'as del Duhr y el 'Asr, Surat Al-Fátiha y otras dos Súras. A veces escuchábamos las aleyas. [1] Prolongaba las primeras Rak'as, y recitaba en las últimas dos Rak'as Surat Al-Fátiha (solamente). [2] [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] Es consenso de los sabios que la recitación en la oración del Duhr y el 'Asr se hace en silencio.
[2] Este Hadiz indicaría que el Profeta no recitaba nada excepto Al-Fátiha en las últimos dos Rak'at, pero el Hadiz narrado por Abú Sa'id en Sahih Muslim dice que ellos supusieron la duración de las últimas Rak'at en el tiempo que toma recitar quince versículos, pero Surat Al­Fátiha tiene sólo siete versículos. Es decir que el Profeta en ocaciones recitaba algunos versículos, y en otras ocasiones no lo hacía. Por consiguiente, en las últimas dos Rak'at, la recitación es Sunnah.
225
Abú Sa'id Al Judri narró: Calculábamos el tiempo que el Mensajero de Allah estaba en posición de pie durante el Duhr y el 'Asr, estimamos que estaba de pie en las primeras dos Rak'as de la oración del Duhr tanto como para recitar (Alif­Lám-Mím, tanzil ... ) {Sura as­Saydah] [1] y en las últimas dos Rak'as, la mitad de ese tiempo. Y en las primeras dos Rak'as del 'Asr, estaba de pie tanto tiempo como las últimas dos del Duhr. Y las últimas dos Rak'as del 'Asr eran la mitad del tiempo de las primeras dos". [Transmitido por Muslim].
[1] Sura 32: La Prosternación
226
Narró Sulaimán Ibn Iasar [1]: Solía Fulano prolongar las primeras dos Rak'as de la oración del Duhr y acortaba la oración del 'Asr, y recitaba Súras cortas del Mufassal [2] en la oración del Magrib, y Súras medianas en la oración del Ishá, y alargaba la oración del Fayr. Entonces Abü Huraira dijo: "Nunca oré detrás de alguien cuya oración se pareciera más a la del Mensajero de Alláh que esta persona". [Transmitido por Nasá'í con una cadena de narradores auténtica].
[1] Era uno de los siete sabios del Fiqh que se encontraba entre los eminentes Tábi'in. Era confiable, piadoso y muy conocedor de los Hadices. Su sobrenombre era Abú Ayub y era un esclavo liberto de "la madre de los creyentes" Maimuna. Murió en el año 107 de la Hégira a la edad de 73 años.
[2] Desde la Surat Al-Huyurát hasta el final del Corán, todas esas Surah son llamadas Mufassal debido a la distancia entre sus comienzos (es decir la distancia entre las frases "En el nombre de Allah clemente misericordioso" que inicia cada Surah). Desde Al-Huyurát hasta Al-Buruy son llamadas Tiwal Mufassal. Desde Al-Buruy hasta Al-Baiinah son llamadas Ausat Mufassal y desde Al-Baiinah hasta el final son llamadas Qisar Mufassal. Es Sunnah recitar Tiwál en la oración del Fayr, Ausat en el 'Isha y Qisar en el Magbrib. La oración del Duhr se debería recitar Tiwal como en el Fayr y en el 'Asr Ausát como en el 'Isha. En ocasiones era de otra manera, como se ve en el siguiente Hadiz.
227
Yübaír Ibn Mut'im narró: Escuché al Mensajero de Alláh recitar At-Túr (Sura 52: La Montaña) [1] durante la oración del Magrib. [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] Algunos Hadices dicen que Súrat Al-A'raf, As-Saffat y Ad-Duján también son recitadas en la oración del Magrib. Lo que significa que Suras largas también son recitadas en la oración del Magrib, y las Mu'awwidbatain (Surat Al-Falaq y An-Nás) eran recitadas en la oración del Fayr, pero la práctica usual es la mencionada anteriormente.
228
Narró Abü Hurairah que el Mensajero de Alláh recitaba durante la oración del Fayr del día viernes Alif­Lám-Mim, Tanzil... (Súra 32 La prosternación) y Hal ata 'alal­Insani ... (Sura 76: El Hombre) [1] [Registrado por Bujari y Muslim]. La versión de At- Tabaráni narrada por Ibn Mas'üd añade " (el Profeta ) lo hacía permanentemente". [2]
[1] La creación de Adán, los misterios y milagros de la creación y el Día del Juicio son mencionados en estos capítulos; y siendo que la Resurrección ocurrirá un día viernes, el Profeta recitaba estos capítulos en ese día.
[2] Significa que estas Suras deberían ser recitadas todos los viernes en la oración del Fayr. Cualquier Surah en particular que el Profeta recitara en alguna oración con continuidad, es recomendable recítarlas de la misma manera por considerarse una Sunnah. Aunque la recitación de otra Surah también es permisible.
229
Narro Hudhaifa : Oré con el Profeta y (noté que) no recitaba un aleya Aiat (que hablara) de la misericordia, sin que se detuviera e hiciera una súplica, y no recitaba un Aiat (que hablaba) del castigo, sin que se detuviera y se refugiara en Alláh de él". [Transmitido por los Cinco Al-Jamsa; el Imám Tirmidhi lo graduó Hasan]
230
Ibn 'Ahbás narró que el Mensajero de Alláh dijo: "Me ha sido prohibido que recite el Corán [1] mientras estoy en el Ruku' (Inclinación) o prostemado (Suyud); así que mientras estéis en Ruku' glorificad al Señor, y mientras estéis prosternados suplicad, porque puede que vuestras súplicas sean respondidas". [Transmitido por Muslim].
[1] Durante la prosternación y la inclinación se prohibe la recitación del Corán. Cada movimiento de la oración tiene fijada su manera de realizarse, con sus respectivas frases. En la inclinación se debe decir Subbana rabbi al Adhim y en la prosternación Subbana rabbi al a'la. También pueden hacerse súplicas durante la prosternación.
231
Narró 'Aisha que el Mensajero de Allah solía decir mientras se inclinaba y prosternaba Subhánaka Alláhumma wa bihamdika, Allahumma igfir li (Glorificado Seas, Oh Señor, Tuya es la alabanza, Oh Allah, perdóname)". [Registrado por Bujarí y Muslim]
232
Abú Hurairah narró: Solía el Mensajero de Alláh decir el Takbír [1] al levantarse a orar, y al ponerse de pie y cuando se inclinaba, luego decía: Sami'Allábu liman hamidah (Allah escucha a quién lo alaba) mientras se levantaba del ruku' entonces decía Rabbana wa lakal-hamd (nuestro Señor, Tuya es la alabanza) cuando estaba completamente erguido, luego decía el Takbir al inclinarse para la prosternación, y al levantarse, y al prosternarse nuevamente, y cuando se levantaba. Hacia esto durante toda la oración y volvía a pronunciar el Takbir al ponerse de pie luego de la sentada de la segunda Rak'a". [Registrado por Bujari y Muslim].
[1] El primee Takbir (decir Allahu Akbar) se llama Takbir At-Tabrimah o Takbir A/-{flitQh n Takbir Uula (inicial), y el resto se llaman: Takbirát Intiqál, que significa el cambio de la postura durante la oración, como por ejemplo de estar de pie a la inclinación y de esta a la Postración, etc. El primer Takbir es una obligación estricta y el resto es Sunnah, y según algunos sabios es Wayib (obligatorio).
233
Abü Sa'id Al-Judri narró que el Mensajero de Alláh mientras levantaba su cabeza después del Ruku' decía: "Alláhumma Rabbana lakal­hamdu mil'as-samawati wal-ardi, wa mil'a ma shi'ta min shei'in ba'du, ahlaz-zana'i wal-maydi ahaqqu ma qála-al'abdu, -wa kulluna laka 'abdun- Allahumma la mani'a lima a'taita, wa la mu'tiia lima man'ata, wa la ianfa'u dhal-yaddi minkal­yaddu (Oh Alláh, nuestro Señor, Tuya es la alabanza. Tuya es la alabanza tanto como lo que llena los cielos y la tierra, y lo que existe entre ambos. Las alabanzas te pertenecen y todo lo que quieres desborda de alabanza. Digno de la alabanza y majestad. La máxima verdad dicha por un siervo, y todo es siervo tuyo, ¡Oh Allah nadie puede detener lo que Tú concedes, y nadie puede dar lo que Tú has negado. De nada sirve la majestad de las personas, porque tuya es la majestad [1]".[2] [Transmitido por Muslim].
[1] La palabra Yadd, tiene dos significados: primero: abuelo o antepasados. Segundo: gloria y majestuosidad. Ambos significados son correctos en este contexto porque la riqueza, la nobleza de nacimiento y la dignidad no tienen valor ante Allah, sólo los buenos actos son un medio para escapar del castigo. El Profeta. le dijo a su hija Fatima que haga buenas acciones para salvarse del castigo, y que no debe confiarse en su padre o en su linaje. La salvación sólo depende de los buenos actos. Si el Profeta ha advertido a su propia hija de esta manera, entonces quién podría estar orgulloso de su nobleza y confiarse en su linaje abandonando las buenas obras.
[2] Esta súplica del Profeta es una prueba para refutar a aquellos que dicen que sólo se puede estar recto instantes luego de levantarse de la inclinación y consideran que el retraso de más de tres Tasbih (decir Subhan Allah) hará la prosternación compensatoria obligatoria. Cuando se demuestra que el Profeta realizaba alguna acción, el creyente no debe seguir su propia opinión, sino que debe atenerse a la Sunnah.
234
Ibn 'Abbas narró que el Mensajero de Alláh dijo: "Me ha sido ordenado prosternarme sobre siete huesos: la frente - y apuntó a su nariz [1], las manos (las palmas), las rodillas y los dedos de los pies". [Registrado por Bujari y Muslim].
[1]El Hadiz aclara que la nariz y la frente ambas se consideran como un solo hueso. Si se contasen por separado serían ocho en vez de siete.
235
Ibn Buhaina [1] narró: Solía el Profeta prosternarse cuando oraba, extendiendo sus brazos hasta que la blancura de sus axilas podía visualizarse. [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] Abu Muhammad 'Abdullah Ibn Malik Ibn Al-Qíshb Al-Azdi, Buhaina era el nombre de su madre. Abrazó el Islam tempranamente, era virtuoso y solía ayunar asiduamente. Murió en el valle Rim a tres millas de Medina, entre el año 54 y 58 de la Hégira.
236
Al-Bará Ibn 'Azib [1] narró que el Mensajero de Alláh dijo: "Cuando os prosternéis, poned las palmas de las manos apoyadas en la tierra y levantad los codos". [Transmitido por Muslim]
[1] Abu 'Amara Al-Bari' Ibn 'Azib Ibn Al-Hariz Ibn 'Adi Al-Ansari. Al-Ausi era Sahába hijo de Sahába. No participó en Badr debido a su corta edad pero si lo hizo en Uhud o Al-Jandaq por primera vez. Conquistó Ar-Ray y peleó en la batalla de Al-Yamal, Siffin y Naharwán del lado de 'Ali. Murió en Kufa en el año 72 de la Hégira.
237
Wa'il Ibn Huyr narró: Cuando el Profeta se inclinaba (en el Ruku'), extendía sus dedos para afuera y cuando se prosternaba juntaba sus dedos. [Transmitido por Al-Hakim].
238
Narró 'Aisha : Vi al Mensajero de Alláh orando sentado sobre sus piernas (ed. Sentado con las piernas plegadas) [1]. [Transmitido por Nasá'í, Ibn Juzaima lo graduó Sahih (legítimo)]
[1] Esto era debido a una excusa, ya que había caído de su caballo y sufrido la dislocación de su pierna.
239
Ibn 'Abbas narró que el Profeta decía entre las dos postraciones: "Alláhumma ighfir li warhamni, wahdini, wa 'afini warzuqni (iOh Alláh! Perdóname, ten misericordia de mí, guíame, sáname, y susténtarne)". [Transmitido por los Cuatro Al-Arba'a excepto Nasá'i; Ésta es la versión de Abil Dá'ud, Al-Hakim lo graduó Sahih (legítimo)].
240
Narró Málik Ibn Al-Huwairiz haber visto al Profeta orando, y cuando había orado un número impar de Rak'a, no se ponía de pie hasta que se había sentado propiamente, [1] [Transmitido por Bujári]
[1] En la primer y tercer Rak'a, y esto se conoce como "sentada de descanso Yalsat-Al­Istiráhat" .
241
Narró Anas Ibn Málík que el Profeta recitó el Qunút (una súplica durante la oración) después del Ruku', un mes seguido, invocando la maldición sobre algunas tribus árabes [1] luego dejó de hacerlo. [Registrado por Bujari y Muslim]
En la versión de Ahmad y Ad-Daraqutni, agregó que recitaba el Qunút (la súplica en la oración) durante la oración de Fayr hasta que murió.
[1] Estas tribus eran Ri'l, Dhakwán, y Usaiya. Habían hecho un pacto con el Profeta pero lo traicionaron y asesinaron a setenta predicadores del Islam después de engañarlos.
242
Narró Anas que el Profeta nunca suplicaba [1] después del Ruku' a menos que invocara bendición para algunas personas, o una maldición sobre algunas otras. [Ibn Juzaima lo graduó Sahih (legítimo)]
[1] Al parecer, existe un conflicto entre estos Hadices. El primero afirma que el Profeta siempre realizaba el Qunut en la oración de la mañana; y según el segundo Hadiz, él recitaba lo mismo ya sea para el bienestar de una tribu, o para su destrucción. El tercer Hadiz dice que la recitación de esta súplica durante la oración de la mañana es una innovación (ver el Hadiz Núm 243). De hecho está claro que el Profeta y sus califas recitaban Qunut en la oración de la mañana. Acerca de la palabra 'innovación' en el Hadiz, implica que realmente no fue tomado como algo indispensable por esos días. Es decir que es una innovación recitar el Qunut en la oración de la mañana si no existe una necesidad.
243
Sa'd [1] ibnTariq [2] Al-Ashya'i narró: Le dije a mi padre, "¡Padre! Has orado detrás del Mensajero de Allah , Abu Bakr, 'Omar, Ozmán, y 'Ali. ¿Suplicaron durante la oración del Fayr estando de pie?" Respondió: "¡Hijo mío, eso es una innovación". [Transmitido por los Cinco Al-Jamsa, excepto Abu Dá'ud].
[1] Abu Málík Sa'd Ibn Táríq Ibn Ashyam Ibn Mas'üd Al-Ashya'i Al-Kufi. Era de los confiables Tábi'in; murió aproximadamente en el año 140 de la Hégira.
[2] Táríq era un Sahabi que narró sólo 14 Hadices, todos a través de su hijo Sa'd, Se estableció en Kufa.
244
Narró Al-Hasan Ibn 'Ali [1] : El Mensajero de Alláh me enseñó algunas palabras para decir una súplica durante el Qunut de la oración del Witr estando de pie: "¡Allah! Guíame entre aquellos que Tú has guiado, absuélveme junto con los que Has perdonado, bendice aquello que me has concedido, protégeme del mal que has decretado, porque Tú decretas y nadie decreta para Ti, por cierto nunca será humillado a quien le muestres fidelidad. Bendecido y Exaltado Seas, nuestro Señor". [Transmitido por los Cinco Al-Jamsa] At-Tabarání y Al­Baihaqi agregaron: "No tendrá honor quien sea tu enemigo". En una versión transmitida por Nasá'í, dice al final con otra cadena de narración: "Alláh bendice al Profeta". [2]
Ibn 'Abbás narró: Solía el Mensajero de Allah enseñarnos una súplica (Dua') para decir el Qunut durante la oración de la mañana. [Transmitido por Al-Baihaqi. Su cadena de narradores es débil].
[1] Era uno de los nietos del Mensajero de Allah y uno de los jóvenes líderes del Paraíso. Nació en el mes de Ramadán del año 3 de la Hégira y le juraron fidelidad como Jalifa después del asesinato de su padre Ali, pero le cedió a Mu'áwíya el califato en el mes de Yumáda Al-Ula del año 41 de la Hégira luego de siete meses para impedir el derramamiento de sangre entre los musulmanes. Murió en el año 49 de la Hégira y fue enterrado en el Baqí'.
[2] Debe aclararse que algunas personas recitan Qunut con sus manos levantadas antes de iniciar la postura de Ruku; pero el procedimiento correcto es que se debe recitar el Qunut con las manos levantadas después de finalizado el Ruku, estando de pie. Algunas personas recitan siempre el Qunut en el Witr (oración nocturna impar voluntaria), y algunos sólo lo recitan en la última quincena de Ramadán. Algunos consideran el Qunut como Wayib, y algunos lo consideran Sunnah y en la oración del Witr como Wayib; y otros como Sunnah; la opinión más acertada es que es Sunnah.
245
Abu Hurairah narró que el Mensajero de Alláh dijo: "Cuando alguno de vosotros se prosterna, no debe arrodillarse de la manera que lo hace el camello, debe apoyar sus manos antes que sus rodillas". [Transmitido por los Tres Az-zalaza]
Este Hadiz tiene un grado de legitimidad mayor que el Hadiz que narró Wa'il Ibn Huyr : Vi al Profeta apoyando sus rodillas antes que sus manos al postrarse. [Transmitido por los Cuatro Al-Arba'a]. Y el primer Hadiz, tiene diferente cadena de transmisión que el Hadiz de Ibn 'Omar dándole más mérito. Ibn Juzaima lo graduó auténtico mientras que Bujárí lo mencionó como Mu'allaq Mauquf
246
Ibn 'Omar narró: Cuando el Mensajero de Alláh se sentaba al hacer el Tashahhud, apoyaba su mano izquierda sobre su rodilla izquierda, y su mano derecha sobre su rodilla derecha, (extendiendo la palma izquierda) y cerrando el puño (de la mano derecha) dejaba (o cerró el puño dejando) extendido el dedo índice solamente. [Transmitido por Muslim]
Otra versión de Muslim dice: ''y cerró el puño (de la mano derecha) dejando extendido el dedo índice."
247
Narró 'Abdulláh Ibn Mas'üd que el Mensajero de Allah nos miró y dijo: "Cuando alguno de vosotros está rezando debe decir (el Saludo At­Tahhiiah): "Las salutaciones, son para Allah, todos los actos de adoración y las buenas obras. La Paz, la Misericordia y las Bendiciones de Allah sean para ti. ¡Oh Profeta! Que la Paz sea sobre nosotros y sobre Tus siervos virtuosos. Atestiguo que no hay dios salvo Allah y atestiguo que Muhammad es Su Siervo y Mensajero; Luego puede escoger cualquier súplíca [1] (Dua') que le agrade y rogar". [Registrado por Bujari y Muslim, y esta versión es de Bujari]
En la versión de Nasá'í dice: "decíamos antes que sea obligatorio el Tashahhud [2]"; y en la versión de Ahmad dice "El Profeta enseñó At­Tashahhud y ordenó enseñarlo a las personas."
Ibn 'Abbás narró: Solía el Mensajero de Alláh enseñarnos At­Tashahhud: "Las salutaciones, los actos de culto y las buenas obras son para Alláh ..." y lo que sigue hasta el final es igual. [Transmitido por Muslim].
[1] Este Hadiz explica que las súplicas durante la oración es parte de la tradición del Profeta . Esto también clarifica que no hay ninguna especificación acerca de lo que se puede pedir durante la oración.
[2] Lo que la gente recitaba antes de que At­Tashahhud se hiciera obligatorio, no ha sido mencionado por el narrador, pero se menciona en otros Hadices que decían: "Las bendiciones de Allah sean con Gabriel y Mikael." El Profeta les dijo que se abstuvieran de decirlo y les enseñó At­Tashahhud.
248
Fadála Ibn 'Ubaid [1] narró que el Mensajero de Alláh escuchó a un hombre que suplicaba durante la oración. Y no alababa a Alláh, ni invocaba las bendiciones para el Profeta . Entonces dijo: "Tiene prisa". Lo llamó y le dijo: "Cuando alguno de vosotros rece, que comience glorificando a su Señor; luego que invoque las bendiciones. para el Profeta ; después que suplique (a Allah) lo que quiera". [Transmitido por Ahmad y los Tres Az-Zalaza; Tirmidhi, Ibn Híbbán y Al-Hákim lo graduaron Sahih (legítimo)]
[1] Fadála Ibn 'Ubaid Ibn Náfidh Ibn Qaís era apodado Abil Muhammad Al-Ansari Al-Awsi. Su primera participación en las batallas fue Uhud. Participó en el juramento de Bai'at-ur­Ridwám. Viajó a Siria y se estableció en Damasco, actuando como Juez designado por Mu'awiya. Murió en el año 56 de la Hégira.
249
Narró Abü Mas'üd Al-Ansari [1] que Bashir Ibn Sa'd [2] dijo: ¡Oh Mensajero de Allah! Nos ha ordenado Allah invocar las bendiciones para ti, pero ¿cómo debemos hacerlo?" El Mensajero de Allah se quedó callado y luego dijo: "Decid: ¡Oh Señor! agracia a Muhammad y a la familia de Muhammad como has agraciado a Ibráhim y a la familia de Ibráhim. Bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad como has bendecido a Ibráhim y a la familia de Ibráhim. Tú eres en todo el Universo Loable y Glorioso. Y el Taslim es como ya sabéis". [3] [Transmitido por Muslim]. Ibn Juzaíma agregó: "¿Cómo debemos invocar las bendiciones sobre ti, cuando lo hacemos en nuestras oraciones?"
[1] 'Uqba Ibn 'Amr Ibn Za'laba Al-Ansári Al-Badri era uno de los eminentes Sahába. Siendo joven presenció el segundo tratado de 'Aqaba. Se estableció en Kufa y murió allí o en Al­Madina en el año 40 de la Hégira.
[2] Abü An-Nu'mán Bashir Ibn Sa'd Ibn Za'laba Ibn Al-Jullás o Al-Jallás Al-Ansári Al-Jazrayi. Era un Badri (combatiente de Badr) y un 'Aqabi (que presenció el juramento de 'Aqaba). También participó en la batalla de Uhud, Al-Iandaq, y en las demás importantes batallas. Lo mataron en 'Ein At-Tamr en el año 13 de la Hégira.
[3] Esto demuestra que el Salát (la salutación de Alláh al Profeta ) debe recitarse luego del último Tashahhud solamente. Realizar esta la recitación durante la oración es Wayib.
250
Narró Abu Huraírah que el Mensajero de Allah dijo: "Cuando alguno de vosotros termina el último Tashahhud, que busque refugio en Alláh de cuatro cosas, diciendo: ¡Oh Alláh me refugio en Ti del castigo del Infierno, de las tribulaciones de la tumba, [1] de la sedición de la vida y la muerte y del mal del Masih Ad­Dayyál [2]." [Registrado por Bujari y Muslim]. En otra versión de Muslim dice: "Cuando terminéis el último Tashahhud. [3]"
[1] Este Hadiz nos informa que la persona que murió puede ser castigada en la tumba según sus obras.
[2] Al-Masih Ad-Dayyal (el falso Mesías) será un incrédulo que aparecerá antes del Día del Juicio para probar la fe de los creyentes. Los verdaderos creyentes se mantendrán aferrados a su fe con determinación a pesar de las tremendas atribulaciones, mientras que los que son débiles en la fe, los incrédulos y los hipócritas lo seguirán.
[3] En algunos Hadices, las palabras (de la deuda y del pecador) también son mencionadas. Se registra en Al Bujári que el Profeta fue preguntado acerca de por qué él buscaba tan insistentemente protección en Allah de estar endeudado. Él contestó que la persona endeudada no sólo dice mentiras, sino que también puede no cumplir sus promesas.
251
Abú Bakr As-Siddiq [1] le dijo al Mensajero de Alláh : "Enséñame una súplica para mi oración" Dijo: "Di: ¡Oh Alláh, he sido muy injusto conmigo mismo, y sólo Tú perdonas los pecados, concédeme Tú perdón y ten misericordia de mí, Tú eres el Perdonador, el Misericordioso." [2][Registrado por Bujari y Muslim].
[1] Su nombre era 'Abdulláh Ibn 'Uzmán Abu Quháfa Ibn 'Amir At-Taimi, fue el Jalifa del Mensajero de Allah y su compañero en la cueva, el mejor de todos después del Profeta . Murió en Yumada Al-Ujra del año 13 de la Hégira.
[2] Este Hadiz inculca que un hombre puede reincidir en sus pecados aun cuando adquiera el nivel más alto de veracidad y sinceridad.
252
Narró Wa-il Ibn Huyr : Oré con el Profeta y decía al pronunciar el Taslim a la derecha: [1] Assalamualeikum wa Rahmatulllahi wa Barakátuhu "Que la Paz esté con vosotros, la misericordia de Allah y sus bendiciones"; y pronunciaba el Taslim hacia su izquierda: Assalamualeikum wa Rahmatulllahi wa Barakátuhu "Que la Paz esté con vosotros, la misericordia de Allah y sus bendiciones". [Transmitido por Abú Dá'ud, con una cadena de transmisión Sahih]
[1] Hay narraciones de quince Compañeros del Profeta acerca del Salám (Taslim - Salutación para finalizar la oración). Algunas de ellas pueden calificarse como legítimas, algunas son "aceptables" y otras son "débiles". Ninguna de ellas contiene las palabras: "wa Barakátuhu". Hay sólo una narración sobre esto que se considera auténtica y aceptable.
253
Al-Muguira Ibn Shu'ba narró que el Profeta decía después de cada oración prescrita: "No hay Dios salvo Allah el Único sin asociados. A Él pertenece el reino y la alabanza, y Él es sobre toda cosa poderoso. ¡Oh Alláh! nadie puede prohibir lo que tu concedes y nadie puede otorgar lo que Tú has negado, nadie beneficia ni otorga majestuosidad, porque Tuya es la majestad y la riqueza". [Registrado por Bujari y Muslim]
254
Narró Sa'd Ibn Abi Waqqas [1]: El Mensajero de Alláh solía buscar la protección de Alláh invocando este (Du'a) al final de cada Salát, "¡Oh Alláh! Me refugio en Ti de la avaricia y de los problemas de la vejez, Señor en Ti me amparo de la tentación del mundo y del tormento de la tumba". [Transmitido por Bujári].
[1] Abü Isháq Ibn Malik era Qurashi. Fue el quinto o el séptimo en abrazar el Islam y uno de los diez a los que les fue albriciado con el paraíso en vida. Fue el primer hombre en arrojar una flecha en la causa de Allah y participó en todas las batallas importantes. Sus súplicas eran respondidas por Allah. Murió en Al-'Aqiq a diez millas de Medina y fue trasladado por la gente hasta Medina para ser enterrado en Al-Baqí' en el año 55 de la Hégira.
255
Narró Zaubán Cuando el Mensajero de Allah terminaba su oración, pedía perdón a Allah tres veces, y decía: "¡Oh Allah! Tú eres la paz y de Ti viene la Paz. Bendito Tú eres Poseedor de la majestad y la generosidad". [Transmitido por Muslim]
256
Narró Abü Hurairah que el Mensajero de Alláh dijo: "Quien glorifica Allah (diciendo Subhan-Allah) después de cada Salát prescrito [1] treinta y tres veces, alaba a Alláh (diciendo Al-hamdu lillah) treinta y tres veces, y exalta a Alláh (diciendo Allahu Akbar) treinta y tres veces, eso suma noventa y nueve veces; luego dice, La ilaha il-laAllahu, wahdahu la sharika lahu, lahul-mulku, wa labul­hamdu Húa' ala kulli shai'in Qadir (No hay dios salvo Alláh Único sin asociados; a Él pertenece el reino y la alabanza, y es sobre toda cosa Poderoso), sus pecados serán perdonados, aun cuando ellos sean tan abundantes como la espuma del mar". [Transmitido por Muslim]. En otra versión se menciona: "At-Takbir (Allah es el más Grande) treinta y cuatro veces."
[1] Estas palabras representan todas las cosas buenas de este mundo y del más allá. Es recomendado pronunciar estas palabras después de cada oración obligatoria y no obligatoria, pero algunos sabios han recomendado la observancia de estas palabras después de las oraciones obligatorias solamente. Lo que no demuestran los Hadices es la observancia de una súplica colectiva con las manos levantadas. Las súplicas y los recordatorios deben hacerse de manera individual, excepto con fines de enseñanza.
257
Mu'ádh Ibn Yabal narró que el Mensajero de Allah le dijo: "¡Oh Mu'ádh! Te daré un consejo: "Nunca dejes la recitación de esta súplica . después cada Salat (obligatorio): ¡Oh Alláh! Ayúdame a que te recuerde, a que te agradezca, y que te rinda culto sincero". [Ahmad, Abü Dá'ud. Nasa'i lo han transmitido a través de una cadena fuerte de narradores]
258
Narró Abü Umama [1] que el Mensajero de Alláh dijo: "Quien recite Ayat Al-Kursi [2] después de finalizar cada oración obligatoria, nada excepto la muerte [3] estará enrte él y el Paraíso." [4] Registrado por An-Nasa'i, e Ibn Híbbán lo consideró Sahih. At­Tabaráni agregó en la narración: "y (Súrat Al-Ijlas)" [5]
[1] Iyas Ibn Za'laba Al-Balawi aliado de Banü Háriza de los Ansár. Era un Sahába y narró numerosos Hadices. No participó en Badr debido a que estaba cuidando a su madre.
[2] Surat Al-Baqarah: aleya 255.
[3] Significa que entrará al Paraíso inmediatamente después de su muerte, es decir que si la muerte no fuese una barrera entre la persona que recita Ayát-al-Kursi y el Paraíso, ésta entraría en el mismo durante su vida.
[4] La importancia, virtud e inmensa recompensa de Ayát-al-Kursi es porque contiene los Nombres de Alláh que describen Su Unicidad. Surát Al-Ijlás también contiene los mismos atributos y nombres.
[5] Surát Al-Ijlás; Núm. 112.
259
Narró Málík Ibn Al-Huwairiz que el Mensajero de Allah dijo: "Recen de la misma manera que me han visto rezar [1]." [Registrado por Al­Bujárí],
[1] Este Hadiz auténtico nos dice que todas las acciones y dichos del Profeta son explicaciones dirigidas a nosotros para que observáramos las oraciones según las órdenes del Corán y la Sunnah. Esto demuestra que se debe seguir meticulosamente la manera en que el Profeta rezaba, cada una de sus acciones y frases. Es decir que todas las acciones y dichos del Profeta en sus oraciones son obligatorios excepto los que se demuestran por una evidencia clara que son sólo recomendados.
260
Narró 'Imrán Ibn Husain que el Mensajero de Allah dijo: "Orad de pie, pero si no podéis orad sentados, y si no podéis orar sentados, orad recostados, de lo contrario orad con señas." [1] [Registrado por Al-Bujárí].
[1] En caso de que alguien, por una razón distinta a una enfermedad no pueda rezar de pie se le permite orar sentado como lo hace por ejemplo durante un viaje en tren mientras que complete las posturas de la inclinación y la prosternación. Si no es capaz de hacerlo debido a una enfermedad, debe realizarlo por vía de inclinaciones gestuales. Si tiene que prosternarse debe arquearse más con su cabeza para distinguir la inclinación del Ruku'.
261
Narró Yábír que el Profeta le dijo a una persona enferma que realizó la oración sobre un almohadón, luego de arrojarlo (el almohadón):
"Realiza la oración sobre la tierra mientras puedas. De lo contrario haz la oración gesticulando, y haz el Suyud más pronunciado que el Ruku." [Registrado por Al-Baihaqi con una cadena aceptable de narradores, pero Abü Hátím lo consideró Mauqúf].

Categoria:

Se encuentra usted aquí