El Libro De Los Alimentos - Capítulo 1: La Caza Y Animales Que Pueden Degollarse -

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DE LOS ALIMENTOS
Capítulo 1: LA CAZA Y ANIMALES QUE PUEDEN DEGOLLARSE
1147
Narró Abú Hurairah que el Mensajero de Allah dijo: "Quien tenga un perro excepto un perro para cuidar ovejas o un perro de caza, o un perro de granja, [1] se resta de sus recompensas [ayr] un quilate [Qirat] diariamente". [Al-Bujári y Muslim].
[1] Por otra razón que la caza y la protección de una propiedad, es prohibido criar un perro como animal doméstico.
1148
Narró Adi Ibn Hátim [1] que el Mensajero de Allah dijo: "Cuando mandes a tu perro [para que persiga su presa] menciona el nombre de Allah, [2] y si cazas algo para ti y lo tomas mientras todavía se encuentra con vida, degüéllalo; pero si lo encuentras ya muerto y el perro no ha comido nada de él, entonces come de él. Pero si encuentras otro perro junto al tuyo y ha muerto [la presa], no comas, porque no sabes cual de ellos lo ha matado. Cuando dispares tu flecha, menciona el Nombre de Allah y si la presa se pierde de vista durante un día y lo encuentras con sólo la marca de tu flecha, come si lo deseas, pero si la encuentras ahogada en el agua no comas de ella". [Al-Bujári y Muslim].
[1] Adi Ibn Hátim A-Tá'i, su padre era famoso por su generosidad. Visitó al Profeta en el año séptimo de la Hégira. Tanto él como su gente se mantuvieron fírmes durante la primera época de la apostasía (cuando luego de la muerte del Profeta algunas tribus árabes renegaron del Islam). El primer Zakát en llegar a Abú Bakr fue el de 'Adi y su pueblo. Presenció la conquista de Madá'in y estuvo junto a 'Ali durante sus campañas, y perdió un ojo en la batalla de Al-Yamal, murió en el año 120 de la Hégira a la edad de 68 años.
[2] La cacería con el propósito de ganar dinero o comer es permitido. Pero es indeseable si es hecho meramente como una recreación o pasatiempo. Es permisible el uso de un perro u otro animal para la caza. Existen dos condiciones importantes, en primer lugar, el perro debe enviarse mencionando el nombre de Allah (Bismilláh) y segundo, el perro debe ser adiestrado (con el propósito de cazar). Porque si el perro come del animal cazado, este se convierte en ilegal para el consumo humano, pero en caso de que esto no suceda este es totalmente legal.
1149
Dijo 'Adi : Le pregunté al Mensajero de Allah sobre cazar con flechas sin punta afilada (Mi'rád) y contestó: "Si la presa muere con su punta, [1] comed; pero si golpea con el costado y muere, es considerado Mauqúdha [2], así que no comáis". [Al­Bujári].
[1] Un asunto de suma importancia en la caza es que el animal debe morir a causa de una herida por la que sangre, hecha por un objeto cortante, y en tal caso puede ser comida. Pero si la presa muere a causa de un golpe o por contusiones a causa de golpes recibidos, es ilícito el consumo de su carne.
[2] Es decir, un animal que muere a causa de un golpe, ya sea este con un palo, una piedra o cualquier elemento parecido.
1150
Narró Abi Za'laba que el Profeta dijo: "Cuando dispares tu flecha y el animal se pierde, [1] come de él cuando lo encuentres, con tal de que no se encuentre podrido". [Transmitido por Muslim].
[1] Si un animal asestado por una flecha se pierde de vista y se encuentra luego ahogado, es prohibido comer de él; pero en caso de que sea encontrado vivo, debe degollarse. En caso similar, si el animal es encontrado muerto sin otra herida que la flecha, es legal comer de él. Pero si es encontrado muerto a causa de otra herida que la infligida por la flecha, entonces es prohibido el consumo de su carne.
1151
Narró 'Aisha que algunas personas dijeron al Profeta : "Hay personas que nos traen carne y nosotros no sabemos si ellos han mencionado sobre ellas el Nombre de Allah o no". Contestó: "Mencionad el Nombre de Allah vosotros mismos y comed". [1] [Transmitido por Al-Bujári].
[1] Este Hadiz inculca un principio esencial, y es que si no existe la certeza de que una carne es efectivamente ilegal (Harám) no puede declararse Harám basado meramente en la duda, particularmente cuando la carne proviene de un musulmán.
1152
Narró Abdulláh Ibn Mugaffal que el Mensajero de Allah prohibió tirar piedras [1] y dijo: "No se caza una presa de esa manera, ni se hiere al enemigo, sino que (lanzar piedras) puede romper un diente o herir un ojo". [Transmitido por Al-Bujári y Muslim]
[1] Los guijarros o piedras aludidos en el Hadiz son los de pequeño tamaño, los que pueden causar daño accidental y no sirven para que nadie tome real ventaja.
1153
Narró Ibn 'Abbás que el Profeta dijo: "No utilicéis a ninguna criatura viviente como blanco". [Transmitido por Muslim].
1154
Narró Ka'b Ibn Málik : Una mujer degolló una oveja con una piedra [filosa], por lo que preguntó al Profeta sobre ello, y él ordenó que sea comida. [1] [Transmitido por Muslim].
[1] Este Hadiz evidencia que un animal degollado por una mujer es lícito, a condición de que sea musulmana y menciones el nombre de Allah al degollar el animal.
1155
Narró Ráfi Ibn Jadiy que el Profeta dijo: "Cuando el Nombre de Allah es mencionado, comed lo que sea degollado con algo que haga la sangre fluir, excepto con un diente o una garra. [1] Ya que el diente es un hueso y la garra [uña] es el cuchillo de los abisinios (etíopes)". [Al-Bujári y Muslim].
[1] Cualquier objeto afilado (que no sea un diente, una uña o un hueso) que haga fluir la sangre de un animal degollado.
1156
Narró Yábir Ibn 'Abdulláh que el Mensajero de Allah prohibió que un animal sea dejado morir. [1] [Transmitido por Muslim].
[1] En idioma árabe, la palabra Sabr tiene dos significados: 1) Dejar morir a un animal sujetándolo y abandonándolo para que muera de sed y hambre. 2) Usar un animal atado como blanco. Ambos actos se consideran prohibidos.
1157
Narró Shaddád Ibn Aus que el Mensajero de Allah dijo: "Ciertamente, Allah ha prescripto la benevolencia en todos los asuntos; entonces si matáis, hacedlo bien y si degolláis, degollad bien. Por lo que afilad vuestros cuchillos y no hagáis sufrir al animal que degolláis". [Transmitido por Muslim].
1158
Narró Abú Sa'id Al-Judri que el Mensajero de Allah dijo: "El degüello del feto se encuentra incluido en el degüello de su madre". [1] [Transmitido por Ahmad, e Ibn Hibbán lo graduó Sahih (legítimo)].
[1] Este Hadiz indica que si un feto ya muerto es encontrado dentro de un animal degollado, la carne de dicho feto es licita, pero si es encontrado aun con vida, este debe ser obligatoriamente degollado, de acuerdo al consenso general de los sabios.
1159
Narró Ibn 'Abbas que el Profeta dijo: "Al musulmán le es suficiente su nombre, por lo que si olvida mencionar el Nombre de Allah cuando degüella un animal, que mencione luego el Nombre de Allah, y que coma". [1] [Transmitido por Ad-Dáraqutni. Hay un narrador en su cadena de transmisión que tenía débil la memoria y también Yazid Ibn Sinán [2], quien tenía una memoria débil pero era fiable. 'Abdur-Razzáq transmitió el Hadiz mencionado con una cadena legítima de narradores, pero no va más allá de Ibn 'Abbás .
De todas formas tiene apoyo en un Hadiz transmitido por Abú Dá'ud en su libro: Marásil, con las siguientes palabras: "El degüello de todo musulmán es legal, ya sea que mencione o no el Nombre de Allah". [Sus narradores son fiables].
[1] Si el musulmán no pronuncia el nombre de Allah deliberadamente al degollar un animal, su carne será ilícita (harám); pero en caso de que omita pronunciarlo por olvido, su carne será licita (halal).
[2] Su apodo era Abu 'Abdullah y pertenecía a la tribu de At-Tamimi. Abú Hátim dijo: 'No era una autoridad en la transmisión del Hadiz, Pero sin embargo, era un hombre piadoso. Abú Dá'ud dijo: 'No era aceptable', y An-Nasá'i dijo: 'No era fuerte'. Ibn Hibbán mencionó en su libro Az-Ziqát que murió en el año 220 de la hégira.

Categoria:

Se encuentra usted aquí