LA ORACIÓN EN EL ISLAM: El Iqamah

El Iqâmah es igual que el Adhân, pero se realiza inmediatamente antes de iniciar la oración obligatoria, para así congregar a las personas en la mezquita en filas ordenadas.

Las palabras del Iqâmah son las siguientes:

Allahu Akbar, Allahu Akbar,

“Allah Es El más Grande” (dos veces)

Ash-hadu an la ilaha il-la-Allah

“Atestiguo que nadie el derecho de ser adorado salvo Allah” (una vez)

Ash-hadu an-na Muhammadan Rasul-ullah

“Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah” (una vez)

Haiya 'ala as-Salâh

“Venid con prisa hacia el Salât” (una vez)

Haiya 'alal-Falah

“Venid con prisa hacia el éxito, la felicidad” (una vez)

Qad Qâmatis-Salâh , Qad qâmatis-Salâh

“Se ha establecido el Salât” (dos veces)

Allahu Akbar, Allahu Akbar,

“Allah Es El más Grande” (dos veces)

La ilaha il-la Allah

“Nadie tiene el derecho de ser adorado salvo Allah” (una vez)

Nota: Es recomendable para quien escucha el Adhân repetir exactamente lo que dice el Mu'adhdhin (persona que da el Adhân), excepto cuando dice “Venid con prisa hacia el Salât” y “Venid con prisa hacia el éxito, la felicidad” donde se debe decir:

La hawla wa la quwwata illa billah

“No hay poder ni fuerza excepto en Allah.”

Luego se debe pedir a Allah que bendiga al Profeta (Paz y Bendiciones) inmediatamente terminado el Adhân y en voz baja, para luego hacer el siguiente Du'a:

“Allahumma Rabba hadhihi da'wuati tammati wa a ss alatil qa-imati, ati Muhammadan al-uasiilata wal fa d i ilata wa ab 'azhu maqaman majmudan alladhii ua'adtahu, innaka la tu j liful mii'adi”.

“¡Oh Allah! Señor de este llamado perfecto, y de esta oración establecida, concede a Muhammad, al-Uasila (estación del Paraíso) ual-Fadila (rango por encima del resto de la Creación), y concédenos su intercesión, la que le has prometido; Tú no faltas jamás a Tu promesa.”

El Adhân es un acto de culto, y como todos los actos de culto, debe realizarse de acuerdo con las enseñanzas del Profeta (Paz y Bendiciones) sin agregar u omitir nada.

Se encuentra usted aquí