El Libro Del Yinaiat - Capítulo 1: TIPOS DE DIAH (INDEMNIZACIONES) -

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
El LIBRO DEL YINAIAT
Capítulo 1: TIPOS DE DIAH [*] (INDEMNIZACIONES)
1009
Narró Abú Bakr [1] Ibn Muhammad Ibn 'Amr Ibn Hazm, con la autoridad de su padre y de su abuelo : "El Profeta le escribió a la gente del Yemen: "Si alguien mata a un creyente injustamente y deliberadamente, el Qisás (talión) es obligatorio, a menos que los parientes de la víctima decidan otra cosa [2]. La indemnización por una vida es de 100 camellos; esa indemnización debe pagarse por el corte completo de una nariz, los ojos, la lengua, los labios, el pene, los testículos y el espinazo; por un pie media indemnización, por una herida en la cabeza un tercio, por una puñalada que penetra el cuerpo un tercio, por una herida en la cabeza que quita un hueso, quince camellos, por cada dedo de la mano y del pie, 10 camellos, por un diente cinco camellos, y por una herida que pone al descubierto el hueso, cinco camellos; un hombre debe ser ejecutado si asesina a una mujer; y aquellos que tienen oro deben pagar mil Dináres [3]". (Abú Dá'ud lo transmitió en su libro "Marasil". An-Nasá'i, Ibn Juzaima, Ibn Al-Yárúd, Ibn Hibbán y Ahmad también lo transmitieron, pero discrepaban en cuanto a su autenticidad).
[*] Diah implica la indemnización que es pagada a los herederos de la víctima.
[1] Abú Bakr Ibn Muhammad Ibn 'Amr Ibn Hazm Al-Ansári An-Nayári Al-Madani Al-Qadi. Era confiable, piadoso y fue uno de los narradores mencionados en los seis libros de Sunnah. Fue un Tabi'i de la quinta generación. Su esposa informó que durante cuarenta años no durmió por la noche en su cama, porque oraba plegarias voluntarias. Ibn Ma'ín confirmó que era confiable, e informó Ibn Sa'd que murió en el año 120 de la Hégira.
[2] Este Hada explica que en el caso ~ un asesinato cWiberado, los sucesores de la víctima son libres de escoger entre cuatro opciones: a) peaade muerte para el asesino; b) aceptar una indemnización; c) perdonar al asesino; d) apelm; por una cantidad mayor o menor que la establecida por la indemnización.
[3] Este Hada demuestra que los sucesores de una persona asesinada son libres de optar por el pago de una indemnización o la ejecución del asesino.
1010
Narró Ibn Mas'úd que el Profeta dijo: "La indemnización por asesinato accidental debe ser según los cinco tipos de camellos: 20 camellas en su cuarto año, 20 camellas en su quinto año, 20 camellas que han entrado en su segundo año, 20 camellas que han entrado en su tercer año, y 20 camellos que han entrado en su tercer año". [Transmitido por Ad-Dáraqutni. Al­Arba'a lo transmitieron con la siguiente versión: "20 camellos que han entrado en su segundo año" en vez de "20 camellos que han entrado en su tercer año," la cadena de narradores de la primera versión es más fuerte que la de la segunda. Ibn Abú Shaiba lo transmitió a través de otra autoridad la cual es Mawqúf [1] y es más verídica que la Mairfú'].
Abú Dá'ud y At-Tirmidhi transmitieron el anterior Hadiz de 'Amr Ibn Shu'aib con la autoridad de su padre y de su abuelo , quien narró en un Hadiz Marfú' que: "La indemnización (por homicidio accidental) debe ser de 30 camellas de cuatro años, 30 camellas de cinco años, y 40 camellas de seis años, las cuales deben estar por parir".
[1] La mayoría de la Ummah se rige por la narración de Ibn Mas'úd.
1011
Narró Ibn 'Omar : "El Profeta dijo, "Las personas más insolentes con Allah son tres: quien asesina en el Haram [1] (recinto sagrado), quien mata a otra persona que no sea el asesino de su pariente, y quien mata a alguien para vengarse de los tiempos paganos pre­islámicos". [Transmitido por Ibn Hibbán en un Hadiz Sahih (auténtico)].
[1] Este Hadiz nos informa que un pecado cometido dentro del Haram (el recinto Sagrado) incurre en una falta mayor que el mismo pecado cometido fuera de él.
1012
Narró 'Abdulláh Ibn 'Amr Ibn Al­'Aas que el Mensajero de Allah dijo: "La indemnización por muerte accidental [1] y el similar al intencional como el cometido con un látigo o un palo, es 100 camellos de los cuales 40 deben estar preñadas." [Transmitido por Abú Dá'ud, An-Nasá'i e Ibn Máyah: Ibn Hibbán lo calificó Sahih (auténtico)].
[1] Un asesinato deliberado o intencional es en el que intencionalmente se utiliza una arma letal que mata a la víctima. Un homicidio accidental o por error es en el que el arma usada es letal pero, la intención no era matar a la persona. Por ejemplo, una flecha que se apuntó originalmente para una competición de tiro y por accidente se mata a un ser humano. Un homicidio similar al intencional o deliberado es aquel en que existe la intención de agredir a una persona, pero el instrumento utilizado no es algo considerado comunmente como arma letal.
1013
Narró Ibn 'Abbás que el Profeta dijo: "Esto y esto es igual, queriendo decir el dedo meñique y el dedo pulgar." (Transmitido por Al­Bujári).
Abú Dá'ud y At-Tirmidhi transmitieron: "La indemnización por los dedos de la mano y los dedos del pie son iguales, los dientes son iguales, el diente incisivo y el molar son iguales".
Ibn Hibbán narró: La indemnización por los dedos de la mano y los dedos del pie son iguales, y deben pagarse diez camellos por cada dedo de la mano o del pie."
1014
Narró 'Amr Ibn Shu'aib con la autoridad de su padre y de su abuelo , que el Profeta dijo: "Quien practique la medicina sin conocerla y muera por su causa una persona o le inflige un daño, será responsable [1]". [Transmitido por Ad-Dáraqutni, Al­Hákim lo calificó Sahih (auténtico). En los libros de Abú Dá'ud, An-Nasá'i y otros, aparece como Mursal siendo más fuerte que la Mausúl].
[1] Si el médico no es calificado, y su paciente muere, será considerado legalmente responsable y deberá pagar la indemnización por ser causante de su muerte.
1015
Narró 'Amr Ibn Shu'aib de su abuelo con la autoridad de su padre que el Profeta dijo: "Deben pagarse cinco camellos por cada herida que pone un hueso al descubierto". (Transmitido por Ahmad y Al-Arba'a). Ahmad agregó: "Los dedos de la mano y los dedos de los pies son iguales, y deben pagarse 10 camellos por cada uno de ellos". [Ibn Juzaima e Ibn Al­Yárúd lo calificaron Sahih (auténtico)].
1016
Narró 'Amr Ibn Shu'aib de su abuelo con la autoridad de su padre que el Mensajero de Allah dijo: "La indemnización por Ahludh-Dhimma [1] es la mitad de la de un musulmán". (Transmitido por Ahmad y Al-Arba'a). La versión de Abú Dá'ud dice: "La indemnización por alguien con quien se ha establecido un convenio de protección es la mitad que la de un hombre libre". An-Nasá'i dice: "La indemnización para una mujer es igual a la de un hombre hasta un tercio de la indemnización por su vida". [Ibn Juzaima lo calificó Sahih (auténtico)].
[1] Dhimmi es un término usado para definir a los incrédulos que residen en un país islámico.
1017
Narró 'Amr Ibn Shu'aib de su abuelo con la autoridad de su padre que el Mensajero de Allah dijo: "La indemnización por el homicidio similar al deliberado, será tan severa como la del asesinato deliberado, pero el culpable no será ajusticiado para que el demonio no agite la discordia entre las personas y por ello ocurran muertes sin ser causadas por el odio o la portación de armas". (Transmitido por Al­Dáraqutni, quien lo calificó Da'if).
1018
Narró Ibn 'Abbás : "Un hombre mató a otro durante la vida del Mensajero de Allah , entonces el Profeta fijó su indemnización en 12 mil (Dirhams). (Transmitido por Al­Arba'a; An-Nasá'i y Abú Hátim lo consideraron Mursal).
1019
Narró Abú Rimza [1]: "Fui a ver al Profeta con mi hijo, y me preguntó: "¿Quién es?". Le contesté: "Es mi hijo y sé testigo de eso". Dijo: "Con seguridad, tu no serás responsable por su delito ni él por el tuyo [2]". [Transmitido por An-Nasa'i y Abú Dá'ud; Ibn Juzaima e Ibn Al­Yárúd lo calificaron Sahih (auténtico)].
[1] Se dice que su nombre era Habib Ibn Haiyán o Rifá'a Ibn Yazribi o 'Amara Ibn Yazribi, Balawi o Taimi de Banu Taim Ar-Rabab. También se dice que era Tamimi y descendiente de Imra-ul-Qais Ibn Zaid Manát Ibn Tamim. Era un Sahábi de la gente de Kufa.
[2] El propósito de mencionar aquí este Hadiz, es explicar que un hijo no es responsable por el crimen que cometa su padre, y un padre no será responsable por una mala acción cometida por su hijo.

Categoria:

Se encuentra usted aquí