En El Evangelio De Lucas

En El Evangelio De Lucas[1]

El autor del libro Al Inyîl ua al Salîb nos comenta que el Evangelio de Lucas dice: “Gloria a Dios en lo más alto del cielo y en la tierra paz a los hombres: ésta es la hora de su gracia Alabado sea Allah en lo más alto, y en la tierra el Islam y para la humanidad Ahmad.” (Lucas 2:14)

Pero los traductores del Evangelio lo escribieron como sigue: “Alabado sea Allah  en lo más alto, y paz para los hombres en la tierra en quienes su favor descansa” (Lucas 2:14)

El autor del libro considera que la traducción mencionada primero es la correcta.

El autor menciona también que hay dos palabras mencionadas en el idioma original que nadie conoce su significado exacto. Por lo que estas dos palabras no fueron traducidas correctamente de su origen en idioma arameo.

Estas dos palabras son: “Eirîni”, que ellos tradujeron como “paz”, y “eudokia” que ellos tradujeron como “favor”.

Se ha traducido la primera de estas dos palabras, “eirîni” como paz (salâm), pero el autor cree que la traducción correcta es Islam. En la página 40 de su libro dice: “es bien sabido que la palabra Islam cubre un rango muy amplio de significados que incluyen las palabras: paz, reconciliación, parar de combatir, seguridad, tranquilidad, e incluye otro significado que es mayor, más general, más comprensivo y de un significando más fuerte. Las palabras de los ángeles, “y en la tierra paz”, no puede significar la reconciliación general y cesación del combate, porque todo lo que existe se encuentra sujeto a las leyes naturales y sociales que dictan que habrá desastres como disputas, guerras y confrontaciones… es imposible para las personas mantenerse en la tierra reconciliados y sin combatir.”

Luego cita las palabras del Mesías: “No supongan que yo he venido a traer paz a la tierra. Yo no vine a traer paz sino una espada.” (Mateo 10:34)

“Yo he venido a traer fuego a la tierra, ¡y si yo lo deseo hubiese ardido!… ¿Piensas que vine para traer paz a la tierra? No, sino que: división.” (Lucas 12:49, 51)

Esto demuestra que la traducción no encaja con las palabras y la  misión del Mesías. Por consiguiente, el significado correcto es “y en la tierra el Islam.”

También piensa el autor de dicho libro que “eudokia” significa “Ahmad” y no felicidad o buenos augurios, como lo tradujeron los obispos. Eso es porque los griegos no dicen “eudokia” por buenos augurios, más bien ellos dicen “euzelîma”.

Afirma que la palabra “dokotah” tiene el significado de alabanza, anhelo, deseo, amor y expresar los pensamientos. De hecho el adjetivo derivó de esta palabra, “doksa”, que significa alabanza, alabaron, laudable, precioso, deseo, querer y gloria.

Cita muchos ejemplos de sus afirmaciones en el idioma griego, y dice que tradujeron la palabra “muhamadaîtu’ en Isaías 64:11 (nosotros valoramos) como “endoksa haimûn”, y tradujeron los adjetivos derivados de él -laudable, ilustre, glorioso, alabó, modesto, victorioso- como “endoksos”.

De esta manera concluye que la traducción correcta de lo que Lucas mencionó es Ahmad o Muhammad, no felicidad o buenos augurios. Así la traducción correcta de las palabras de los ángeles: “Alabado sea Allah en lo más alto, y en la tierra Islam y para la humanidad Ahmad[2]


[1] Nubûah Muhammad min al Shakk ila al iaqîn, pág. 300
[2] Ver al Inyîl ua al Salîb por  Al ‘Abdul Ahad Daûd, 34-53

Categoria:

Se encuentra usted aquí