El Libro Integral - Capítulo 6: El Recuerdo De Allah Y Las Súplicas -

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO INTEGRAL
Capítulo 6: EL RECUERDO DE ALLAH Y LAS SÚPLICAS
1332
Abú Hurairah narró que el Mensajero de Allah dijo: "Allah el más Elevado dijo: 'Yo estoy con Mi siervo [1] cuando me recuerda y sus labios se mueven para recordarme." [Ibn Máyah lo transmitió, Ibn Hibbán lo calificó Sahih y Al-Bujári lo mencionó sin una cadena completa de narradores].
[1] Este Hadiz enseña que Allah está con Su siervo a través de Su Conocimiento y Omnipotencia, y no en "un plano físico" porque Allah se encuentra sobre Su Trono Poderoso tal como menciona el Corán.
1333
Narró Mu'ádh Ibn Yabal que el Mensajero de Allah dijo: "Una persona no hace nada más valioso para salvarse del castigo de Allah que recordar a Allah." [Ibn Abú Shaiba y At-Tabaráni lo transmitieron con una cadena Hasan de narradores].
1334
Abú Hurairah narró que el Mensajero de Allah dijo: "La gente no se sienta en una reunión para recordar a Allah sin que los ángeles los rodeen, la misericordia los cubra, y Allah los mencione entre aquellos que están con ÉL" [Transmitido por Muslim].
1335
Abú Hurairah que el Mensajero de Allah dijo: "Si las personas se sientan en una reunión en la cual no recuerdan a Allah ni invocan las bendiciones para Su Profeta, será causa de pesar para ellos en el Día de la Resurrección." [At-Tirmidhi lo transmitió y consideró Hadiz Hasan].
1336
Narró Abú Ayúb Al-Ansári que el Mensajero de Allah dijo: "Quien repita diez veces: 'No existe ninguna divinidad con derecho a ser adorada excepto Allah, quien no tiene asociados, suyo es el dominio y la alabanza, y es Omnipotente; tendrá una recompensa equivalente a emancipar a cuatro de los descendientes de Isrná'il de la esclavítud." [1] [Transmitido por Al-Bujári y Muslim].
[1] Debemos saber que este Hadiz así como otros Hadices que indican que quien realiza cierta cosa, adquirirá determinada recompensa o todos sus pecados serán perdonados, han sido interpretados de diferentes maneras por los sabios. Algunos afirman que la recompensa se alcanza cada vez que se realice dicha acción, mientras que otros consideran que es condición la continuidad en la obra para encontrar el beneficio en el Día de la Resurrección.
1337
Abú Hurairah narró que el Mensajero de Allah dijo: "Quien repita cien veces por día: 'Glorificado sea Allah' y 'Las alabanzas le pertenecen', sus pecados serán borrados aunque sean (tantos) como la espuma del mar."[Transmitido por Al-Bujári y Muslim].
1338
Yuwairia la hija de Al Háriz [1] narró que el Mensajero de Allah le dijo: "Desde que te dejé he dicho cuatro frases que, si fueran pesadas y comparadas con todo lo que has dicho hoy, pesarían más: [2] 'Glorificado Sea Allah' y 'Las alabanzas sean para Él como el número de Sus criaturas, de acuerdo con Su complacencia, según el peso de Su Trono y la magnitud de Sus Palabras'." [Transmitido por Muslim].
[1] Fue una de las esposas del Profeta. Murió el año 56 de la Hégira.
[2] Este Hadiz en toda su extensión narra que el Profeta salió para la oración mientras Yuwairiya estaba ocupada recordando a Allah, Cuando el Profeta regresó después de la oración luego de la salida del sol encontró a Yuwairiya que continuaba recordando a Allah y entonces el Profeta pronunció las palabras anteriores.
1339
Narró Abú Sa'id Al Judri que el Mensajero de Allah dijo: "Las buenas acciones duraderas son: (decir) 'No hay ninguna divinidad excepto Allah'; 'Glorificado Sea Allah'; 'Allah es el más grande'; 'Las Alabanzas pertenecen a Allah'; 'No hay ningún poderío ni fuerza excepto en Allah'" [Transmitido por An Nasá'i. Ibn Hibbán y Al Hákim lo calificaron Sahih] .
1340
Narró Samura Ibn Yundub que el Mensajero de Allah dijo: "Las palabras más amadas para Allah son cuatro: 'Glorificado Sea Allah'; 'Las Alabanzas pertenecen a Allah'; 'No hay ninguna divinidad excepto Allah'; y 'Allah es el más grande'. No importa por cual de ellas comiences." [Transmitido por Muslim].
1341
Narró Abú Musa Al-Ash'ari que el Mensajero de Allah me dijo: "Oh Abdulláh Ibn Qais, ¿te gustaría ser guiado a uno de los tesoros del paraíso? [1]: 'No hay poderío ni fuerza excepto en Allah'." [Transmitido por Al-Bujári y Muslim]. An-Nasá'i agregó: "No hay ningún refugio de Allah excepto retornando a Él."
[1] Significa que como una persona mantiene sus posesiones valiosas ocultas, esta fórmula de invocación también se ha guardado escondida, ya que encierra una recompensa enorme.
1342
Narró An-Nu'mán Ibn Bashir que el Profeta dijo: "Ciertamente, la súplica es la adoración."[1] [Transmitido por Al Arba'a y At-Tirmidhi lo calificó Sahih].
Anas narró que el Mensajero de Allah dijo: "La Súplica es la médula de la adoración." [Transmitido por At­Tirmidhi con una cadena completa de narradores].
Abú Hurairah narró que el Mensajero de Allah dijo: "Nada es más honorable ante Allah que la súplica." [At-Tirmidhi lo transmitió con una cadena completa de narradores. Ibn Hibbán y Al Hákim lo calificaron Sahih].
[1] Significa que la oración y la invocación son la más elevada y sublime forma de adoración.
1343
Anas narró que el Mensajero de Allah dijo: "La súplica realizada entre el Adhán y el Iqáma [1] no es rechazada." [An Nasá'i lo transmitió, e Ibn Hibbán lo calificó Sahih].
[1] Los Sahába preguntaron al Profeta acerca de lo que debían pedir entre el Adhán y el Iqáma. El Profeta respondió que pidan la seguridad a Allah en sus asuntos mundanos así como la certeza en la Fe.
1344
Salmán narró que el Mensajero de Allah dijo: "Vuestro Señor es Magnánimo y Generoso, y se avergüenza de dejar vacías las manos de Su siervo cuando las eleva [1] a Él." [Lo transmitieron Al Arba'a excepto An Nasá'i: Al Hákim lo calificó Sahih].
[1] Este Hadiz evidencia que elevar las manos durante la súplica, es Sunnah.
1345
'Omar narró que 'Cuando el Mensajero de Allah elevó sus manos durante la súplica, al bajarlas las frotaba en su rostro'. [1] [Transmitido por At­Tirmidhi]. Existen otros relatos como el Hadiz transmitido por Ibn 'Abbás que aparece en el libro de Abú Dá'ud, y otros, y ellos confirman que es un Hadiz Hasan.
[1] Acorde a este relato al finalizar una súplica es aconsejable frotar las palmas de las manos por el rostro. La causa es que al realizar una súplica las manos se llenan de la Misericordia de Allah.
1346
Ibn Mas'úd narró que el Mensajero de Allah dijo: "Aquellos que estarán más cerca mío, en el Día de la Resurrección, serán aquellos que invocan muchas bendiciones para mi." [1] [Transmitido por At-Tirmidhi. Ibn Hibbán lo calificó Sahih].
[1] Debemos saber que expresar las salutaciones para el Profeta es una súplica que invoca la misericordia de Allah sobre el Profeta, y es un acto de adoración.
1347
Narró Shaddád Ibn Aus que el Mensajero de Allah dijo: "La mejor forma de pedir perdón [1] es decir: 'Oh Allah, Tu eres mi Señor. No hay ninguna divinidad excepto Tu, Tu me has creado, y yo soy Tu siervo y sostengo Tu convenio y promesa tanto como puedo. Busco refugio en Ti del mal de lo que he hecho. Reconozco Tu favor en mí, y reconozco mi pecado . Perdóname, porque nadie perdona los pecados excepto Tu." [Transmitido por Al-Bujári].
[1] Esta súplica a sido denominada Saied-ul-Istigfár.
1348
Ibn 'Omar narró que el Mensajero de Allah nunca dejaba de repetir estas palabras [1] por la tarde y por la mañana: "Oh Allah, te pido seguridad en mi religión y en mis asuntos mundanos, en mi familia y en mis bienes; Oh Allah, oculta mis faltas y mantenme alejado de las cosas que temo; Oh Allah, protege mi frente y mi lado derecho y mi lado izquierdo, y encima mío; busco refugio en Tu Grandeza de recibir el daño inesperado debajo mío." [Transmitido por An Nasá'i e Ibn Máyah, Al Hákim lo calificó Sahih].
[1] La seguridad en la religión significa alejarse de los pecados, la seguridad en la familia es la posibilidad de poder mantener una relación amigable y cordial con los parientes, y la seguridad en los bienes es que permanezcan resguardados de toda calamidad.
1349
Ibn 'Omar narró que el Mensajero de Allah solía suplicar: "Oh Allah, me refugio en Ti de la disminución de Tu favor, [1] del cambio en el bienestar que me concedes, de Tu venganza y de toda manifestación de Tu ira." [Transmitido por Muslim].
[1] Las bondades y favores son destruidos por los pecados. Esta súplica fue realizada con el solo propósito de educar a la Ummah, porque el Profeta estaba libre de pecados.
1350
Narró 'Abdullah Ibn 'Amr que el Mensajero de Allah solía decir: "Oh Allah, busco refugio en Ti de endeudarme, de ser dominado por los enemigos, y de que me alcance la maldad de los enemigos." [Transmitido por An Nasá'i y Al Hákim lo calificó Sahih].
1351
Buraida narró que el Profeta escuchó a una persona decir: "Oh Allah, te pido por virtud de que atestiguo que Tu eres Allah; no hay ninguna divinidad excepto Tu, el Único, el Amo Autosuficiente que no engendró ni ha sido engendrado, y a quien nada ni nadie es semejante." Entonces el Mensajero de Allah dijo: "Él le ha suplicado a Allah invocando Sus Nombres a través de los cuales Él concede, y por los cuales Él contesta." [Transmitido por Al Arba'a; Ibn Hibbán lo calificó Sahih].
1352
Abú Hurairah narró que el Mensajero de Allah decía por la mañana: "Oh Allah, gracias alcanzamos la mañana, gracias a Ti alcanzamos la tarde, gracias a Ti vivimos, cuando Tu deseas morimos, y a Ti retornaremos." Por la tarde diría lo mismo salvo la última frase: ''y a Ti retornaremos." [Transmitido por Al Arba'a].
1353
Anas narró que el Mensajero de Allah frecuentemente suplicaba: "Señor Nuestro, otórganos el bienestar en esta vida mundana y en la próxima vida, [1] y sálvanos del castigo del Fuego." [2] [Transmitido por Al-Bujári y Muslim].
[1] El bienestar de esta vida incluye las acciones virtuosas, la descendencia piadosa, sustento abundante y el conocimiento útil, etc., El bienestar en la otra vida significa ingreso al paraíso y ser protegido del tormento del fuego del infierno.
[2] Súrat Al Baqarah; aleya 201.
1354
Abú Musa Al Ash'ari narró que el Profeta solía suplicar: "Oh Allah, perdona mis pecados, mi ignorancia, mis excesos en mis asuntos, y lo que conoces mejor de lo que yo conozco. Oh Allah , perdona mis pecados intencionales e involuntarios, porque de todos ellos soy culpable. Oh Allah, perdona mis pecados pasados y futuros, los que cometí en secreto y los que cometí en público, y los que Tú conoces mejor que yo. Tu eres el Primero, Tu eres el Último, Tu eres el Omnipotente." [Transmitido por Al-Bujári y Muslim].
1355
Abú Hurairah narró que el Mensajero de Allah solía decir: "Oh Allah, mantenme, firme en mi religión que es el resguardo de mis asuntos; mantenme firme en mis asuntos mundanos donde está mi sustento, mantenme firme en mi otra vida de la cual depende el resto de mi vida; haz que en mi vida se incremente todo lo bueno; y haz de la muerte una protección para mí de todo mal." [1] [Transmitido por Muslim]
[1] En esta invocación se han solicitado las cosas buenas de ambos mundos. No significa la intención de pedir la propia muerte, sino que expresa el deseo de que cuando la muerte ocurra, proporcione paz y descanso eterno.
1356
Anas narró que el Mensajero de Allah solía decir: "Oh Allah, concédeme beneficio en lo que me has enseñado, enséñame lo que me beneficiará, y proporcióname conocimiento que me beneficie [1]" [Transmitido por An Nasá'i y Al Hákim].
At-Tirmidhi transmitió algo similar al Hadiz de Abú Hurairah, y menciona al final del mismo: "Y aumenta mi conocimiento. Las alabanzas pertenecen a Allah en toda circunstancia. Busco refugio en Allah del estado de aquellos que irán al Infierno." [Su cadena de narradores es Hasan].
[1] Este Hadiz nos enseña a solicitar conocimiento útil y la protección de Allah del conocimiento inútil. El conocimiento inútil es aquel que no se aplica y no beneficia a su portador.
1357
'Aisha narró que el Profeta le enseñó esta súplica: "Oh Allah, te suplico todo lo bueno, presente y futuro, lo que conozco y lo que ignoro; me refugio en Ti de todo mal, presente y futuro, lo que conozco y lo que ignoro. Oh Allah, te suplico lo mejor de lo que Tus siervos y Profetas te han suplicado, y me refugio en Ti de lo peor de lo que Tus siervos y Profetas se han refugiado. Oh Allah te pido el Paraíso y todo lo que me acerque a él ya sean acciones o dichos, y me refugio en Ti del Infierno y de todo lo que me acerque a él ya sean acciones o dichos. Te ruego que sólo decretes y designes para mi el bien." [Transmitido por Ibn Máyah, Ibn Hibbán y Al Hákim lo califlcaron Sahih].
1358
Al-Bujári y Muslim transmitieron el siguiente Hadiz de Abú Hurairah :
El Mensajero de Allah dijo: "Hay dos expresiones que son muy queridas para el Misericordioso y son fáciles para decir, pero pesan mucho en la balanza: 'Las glorificaciones y alabanzas pertenecen a Allah, y 'Glorificado sea Allah el más Grande"[1]
[1] El Imám Al-Bujári concluyó su libro Sahih Al Bujári citando este Hadiz. Siguiendo su ejemplo, muchos de los autores de libros y recopiladores del Hadiz han concluido sus libros citando este Hadiz.
El Sheij Ahmad Ibn Ali Ibn Muhammad Ibn Hayar Al-Asqaláni concluyó este libro el 11 del mes Rabi-ul-Aunual del año 828 de la Hégira.
Todas las alabanzas pertenecen a Allah, que las bendiciones sean con Su Mensajero.

Categoria:

Se encuentra usted aquí