El Libro Del Matrimonio

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DEL MATRIMONIO
 
824
Narró Abdulláh Ibn Mas'úd que el Mensajero de Allah les dijo: "Oh, jóvenes, quien esté en condiciones de contraer matrimonio que lo haga [1] pues el (matrimonio) recata la mirada y protege de la inmoralidad; pero aquéllos que no puedan deben ayunar, porque es un medio para controlar el deseo sexual". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
[1] Significa que quien tenga la fortaleza fisica y financiera para el matrimonio, debe concretarlo. Algunos sabios lo consideran obligatorio y algunos otros sólo lo consideran recomendable.
825
Narró Anas Ibn Málik que el Profeta alabó a Allah, lo exaltó y dijo: ''Yo hago la oración y también duermo; ayuno algunos días y otros no; y contraigo matrimonio. Quien rechace mi Sunnah (prácticas) no es de los míos" [1] . (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).

[1] Significa que la exageración en los actos de culto meritorios es ilegal, ya que agota a la persona impidiéndole, incluso, realizar los actos de culto obligatorios. Si una persona considera que su forma de adorar es igual o mejor que la Sunnah del Profeta no es de los musulmanes.

826
Narró Anas Ibn Málik que el Mensajero de Allah ordenó casarnos y prohibió el celibato severamente [1] y dijo: "Casaos con mujeres fértiles y afectuosas, porque yo me enorgulleceré ante los Profetas por ustedes en el Día de la Resurrección". (Transmitido por Ahmad e Ibn Hibbán lo declaró Sahih). El Hadiz mencionado está avalado por una versión similar transmitida por Abú Dá'ud, An-Nasa'i e Ibn Hibbán.
[1] Tabattul es decir, el celibato, considerándolo una forma de culto o un estorbo para la concentración en los actos de adoración. Es considerado unánimemente como una acción ilegal, sin embargo, no casarse bajo algunas circunstancias inevitables u otra razón, es un asunto diferente.
827
Narró Abú Hurairah que el Profeta dijo: "Una mujer es desposada por cuatro particularidades [1], por su riqueza, linaje, belleza o religiosidad; elegid la religiosa y prosperaréis". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim; y los restantes de As-Sab'a).
[1] El Profeta dijo que existen cuatro características por la que un hombre se casa con una mujer, por lo que el musulmán debe preferir a la mujer religiosa para el matrimonio, ya que la compañía nos afecta. Si una mujer es desposada por otra característica, existe la posibilidad de que el hombre o la mujer se descarríen abandonando la practica de la religión. Otra razón por la cual se debe escoger una mujer religiosa es que esta ha de ser la educadora de los hijos.
828
Narró Abú Hurairah que el Profeta solía felicitar a una persona cuando contraía matrimonio diciendo [1]: "Que Allah te bendiga, te agracie, y los una para bien". (Transmitido por Ahmad y Al-Arba'a; At-Tirmidhi, Ibn Khuzaima y Ibn Hibbán lo declararon Sahih).
[1] El Profeta pedía a Allah que los bendijera, los uniera, les diera armonía y amor mutuo.
829
Narró Abdulláh Ibn Mas'úd que el Mensajero de Allah nos enseñó At-Tashahhud en caso de una necesidad que es [1]: "La alabanza es para Allah, a Quien alabamos y a Quien pedimos ayuda y el perdón. Nos refugiamos en Allah del mal de nuestras almas. A quien Allah guía nadie lo podrá descarriar, y a quien Él no ilumina nadie podrá guiarlo. Atestiguo que no hay otra divinidad salvo Allah, y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero". Y recitó tres aleyas. (Transmitido por Ahmad y Al-Arba'a; At-Tirmidhi y Al-Hákim lo declararon Hasan).
[1] El Profeta enseñaba esta súplica para el cumplimiento de toda esperanza y deseo.
830
Narró Yábir que el Mensajero de Allah dijo: "Cuando uno de vosotros se comprometa con una mujer, si puede observar lo que lo inducirá a casarse [1], que lo haga."  (Transmitido por Ahmad y Abú Dá'ud. Su cadena de narradores es fidedigna y Al-Hákim lo declaró Sahih). El Hadiz mencionado tiene una versión que lo avala transmitida por At-Tirmidhi y An­Nasá'i de Al-Mugira [2]. Tiene una versión que lo avala también, transmitida por Ibn Máyah e Ibn Hibbán.
[1] Es decir, sus rasgos externos como la altura, el rostro, las manos y el humor o el carácter.
[2] Era un Ansári, Hárizi y se contaba entre los grandes Sahábas. Presenció todas las grandes batallas excepto Tabuk. Entró al Islam por la Dawa de Mus'ab Ibn 'Omair, Murió en el año 43 de la Hégira a la edad de 77 años.
831
Narró Muslim Abú Hurairah que el Profeta le preguntó a un hombre que se había casado: "¿La viste?" Él contestó: "No" Él dijo: "Ve y obsérvala".
832
Narró Ibn 'Omar que el Mensajero de Allah dijo: "Que ninguno de ustedes le proponga matrimonio a una mujer comprometida [1] hasta que su prometido rompa el compromiso o se lo permita". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim. La versión es de Al-Bujári).
[1] Esta prohibición se aplica a compromisos fijos. Si una mujer se encuentra comprometida con un primer hombre, un segundo no debe hacer una propuesta, pero en caso de que el primero anule su compromiso, entonces es permitido hacer una propuesta de matrimonio.
833
Narró Sahl Ibn Sa'd As-Sá'idi que una mujer se presentó ante el Mensajero de Allah y le dijo: "¡Oh, Mensajero de Allah!, vine a ofrecerme para que me tomes por esposa", el Mensajero de Allah la observó, luego bajó su cabeza. Cuando la mujer vio que él no tomaba una decisión con respecto a ella se sentó. Uno de sus compañeros se levantó y dijo: "Mensajero de Allah, si no te casas con ella, cásala conmigo". Él le preguntó: "¿Tienes algo? (para darle como dote)" Él contestó: "No, por Allah" Él le indicó entonces: "Vuelve con tu familia y ve si puedes conseguir algo". Fue y volvió diciendo: "No, por Allah, no conseguí nada". El Mensajero de Allah le dijo: "Busca algo, aunque sea un anillo de hierro". El se marchó, cuando volvió dijo: "No, por Allah, ¡Oh Mensajero de Allah!, ni siquiera conseguí un anillo de hierro; pero tengo esta prenda que cubre desde el torso hacia abajo- Sahl dijo: 'No tenía prenda que cubriese su torso' -le daré la mitad de ella". El Mensajero de Allah dijo: "Qué hará ella con tu prenda? Si la vistes tú, ella no tendrá qué ponerse y si ella la viste no tendrás qué ponerte tú". El hombre se sentó durante un largo rato, se levantó y el Mensajero de Allah le vio partir, y ordenó que lo llamasen, y cuando regresó, le dijo: "¿Qué tienes (es decir qué memorizas) del Corán?" Él contestó, "Se tal y cual Súra" y las mencionó, él le preguntó después: "¿Puedes recitarlas de memoria?", él contestó: "Sí". Le dijo: "Ve, pues ya es tu esposa por lo que sabes del Corán [1]". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim; y la versión es de Muslim). En otra versión de Muslim dice: "Ve, pues te caso con ella; y enséñale el Corán." y en una versión de Al-Bujári: "La caso contigo por lo que sabes del Corán".
Transmitió Abú Dá'ud este Hadiz de Abú Hurairah : "Preguntó: "¿Qué memorizas?" Él contestó, "Súrat Al­Baqarah y la que le sigue." Él dijo entonces: "Enséñale veinte aleyas."
[1] Este Hadiz clarifica muchos asuntos, entre ellos que la enseñanza del Corán también pueden ser considerada dote. Otro punto aclarado es que la cantidad de la dote no es fija. Ciertas personas utilizan un Hadiz como prueba de que la cantidad mínima son diez Dirhams. Pero esto no es correcto ya que ese Hadiz no tiene ninguna base.
834
Narró 'Amir Ibn 'Abdulláh [1] Ibn Az-Zubair de su padre, que el Mensajero de Allah dijo: "Haced públicos los casamientos [2]". (Transmitido por Ahmad y Al-Hákim lo declaró Sahih).
[1] Su nombre era 'Amir Ibn Abdulláh Ibn Az-Zubair Al-Awwam Al-Asadi Al-Qurashi Al-Madani. Fue un Tabi'i que recibió los Hadices de su padre y otros sabios. Era fiable y piadoso, murió en el año 124 de la Hégira.
[2] Luego de la ceremonia matrimonial, su anuncio es esencial para evitar críticas innecesarias de las personas. Existen muchas formas de hacer el anuncio, como llevar testigos e invitados al momento de los ritos matrimoniales, anunciarlo en una reunión es otra forma. También puede anunciarse tocando el Duff (pandero pequeño) pero no se permite la música ni la pirotecnia.
835
Narró Abú Burda de Ibn Abú Músa de su padre que el Mensajero de Allah dijo: "No debe haber matrimonio sin un tutor representante de la novia [1] ". (Transmitido por Ahmad y Al-Arba'a; Ibn Al-Madíní, At­Tirmidhi e Ibn Hibbán lo declararon Sahih, pero se consideró defectivo por ser Mursal).
El Imám Ahmad narró este Hadiz de Al­Hasan de 'Imrán Ibn Al-Husain como Marfu': "No debe haber matrimonio sin un tutor responsable de la mujer y dos testigos."
[1] Este Hadiz ha sido relatado por aproximadamente treinta Compañeros del Profeta. Algunas de sus cadenas son auténticas. El Primer representante es el padre, luego el abuelo, luego los hermanos y después los tíos. Si hay diferentes opiniones entre dos representantes, entonces quien sea el más cercano, será la opinión válida, pero si ambos son igualmente cercanos en la relación familiar, como dos hermanos o dos tíos, el gobernador será el representante y la autoridad para decidir. Si la mujer anteriormente casada acepta a un representante y difiere con otro, será la mujer quien decida.
836
'Aisha narró que el Mensajero de Allah dijo: "Si una mujer se casa sin el consentimiento de su tutor, su matrimonio es nulo. Si consumó el matrimonio, le corresponde a ella recibir la dote por haber mantenido relación con su marido. Si hay una disputa, el gobernante es el tutor de quien no lo tiene". (Transmitido por Al-Arba'a excepto An-Nasá'i, Abú 'Awána, Ibn Hibbán y Al-Hákim quienes lo declararon Sahih).
837
Narró Abú Hurairah que el Mensajero de Allah dijo: "Una mujer divorciada o viuda no debe casarse hasta ser consultada, y una mujer virgen no debe casarse hasta dar su consentimiento [1]". Le preguntaron: "Mensajero de Allah, ¿córno es su consentimiento?" Contestó: "Guardando silencio". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
[1] El consentimiento de la mujer es esencial para el matrimonio. Si su tutor o representante, incluyendo el padre, casa a su hija sin su consentimiento, esta tiene el derecho de cancelarlo. Aiyim es una palabra que en el idioma árabe define a una mujer que ya ha tenido experiencia sexual, puede ser viuda o divorciada. Una adultera soltera en realidad debería considerarse Aiyim, pero bajo la visión de la Shari'a, no lo es. Una mujer Aiyim debe dar su consentimiento en voz alta, de lo contrario el matrimonio no es posible.
838
Narró Ibn 'Abbás que el Profeta dijo: "Una mujer que ha estado previamente casada tiene más derecho sobre sí misma que su tutor o apoderado [1], y una mujer virgen debe ser consultada, y su consentimiento es el silencio". (Transmitido por Muslim).
En otra versión: "Un tutor o apoderado no tiene autoridad sobre una mujer que ha estado previamente casada; y una huérfana debe ser consultada." (Transmitido por Abú Dá'ud y An­Nasá'i, Ibn Hibbán lo declaró Sahih).
[1] Este Hadiz sólo significa que una mujer previamente casada no puede ser casada sin su consentimiento, pero no significa que ella puede casarse sin un tutor o representante. Si existe una diferencia de opinión entre la mujer anteriormente casada y su representante o tutor sobre el futuro esposo en cuestión, el tutor debe aceptar la decisión de la mujer, pero si este no cede en su postura, ella puede recurrir al gobernador para que sea su representante y así casarse.
839
Narró Abú Hurairah que el Mensajero de Allah dijo: "Una mujer no puede casar a otra mujer, ni tampoco puede casarse a sí misma [1]". (Transmitido por Ibn Máyah y Ad­Dáraqutni, Su cadena de narradores es fidedigna) .
[1] Significa que con respecto al matrimonio, una mujer no puede ser tutor o representante de otra mujer. Como tampoco puede casarse a sí misma. Tampoco le es permitido ser quien realice la ceremonia del matrimonio.
840
Narró Náfi' de Ibn 'Omar que el Mensajero de Allah Prohibió Ash Shigár, es decir, que un hombre dé a su hija en matrimonio a condición de que el otro también le dé la suya en matrimonio sin pagar dote. (Transmitido por Al-Bujári y Muslim). Ambos coincidían en que la explicación del significado de Shigár son palabras de Náfi'.
841
Narró Ibn 'Abbas que una muchacha virgen se presentó ante el Profeta y mencionó que su padre la había casado sin su consentimiento, entonces el Mensajero de Allah le dio la opción de elegir [1]. (Transmitido por Ahmad, Abú Dá'ud Ibn Máyah, pero fue considerado defectivo por ser Mursal).
[1] Significa que sin el consentimiento de la mujer, ya sea virgen o previamente casada, no puede ser casada. Por lo que, si así fuera, ella tiene el derecho de anularlo o mantenerlo, aunque el matrimonio haya sido sugerido por su padre o hermano.
842
Narró Al-Hasan de Samura que el Profeta dijo: "Si dos apoderados o tutores han ofrecido a una mujer en matrimonio, ella se casará con el hombre al que haya sido propuesto primero [1]". (Transmitido por Ahmad y Al-Arba'a; At-Tirmidhi lo declaró Hasan).
[1] Significa que si dos tutores o apoderados casan a una mujer con dos hombres diferentes, el primer matrimonio es legal y el segundo es ilegal, si los dos matrimonios tienen lugar en el mismo momento, entonces los dos son ilegales. Y en este asunto no existen diferentes opiniones entre los sabios.
843
Narró Yábir que el Mensajero de Allah dijo: "Cualquier esclavo [1] que se casa sin el permiso de su amo o dueño es un fornicador". (Transmitido por Ahmad, Abú Dá'ud, An-Nasa'i y At­Tirmidhi; luego lo declaró Sahih, y asi también lo hizo Ibn Hibbán).
[1] Significa que para el matrimonio de un esclavo el permiso de su dueño es esencial, sin su permiso el matrimonio no sería legal. Si el esclavo no tiene conocimiento de la condición del permiso de su dueño, y ya ha mantenido relaciones matrimoniales, entonces no recibirá el castigo del fornicador. Pero, si tenía conocimiento del asunto, entonces deberá recibir el castigo por haber fornicado.
844
Narró Abú Hurairah que el Mensajero de Allah dijo: "No deben casarse (el hombre) con una mujer y su tía paterna, o una mujer y su tía materna". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
845
Narró 'Uzmán que el Mensajero de Allah dijo: "Quien esté en estado de Ihrám [1] no puede contraer matrimonio, ni casar a otro". (Transmitido por Muslim). En otra versión dice: "No debe comprometerse". Ibn Hibbán agregó: "Ni puede ser comprometido a contraer matrimonio".
[1] Mientras la persona se encuentra en estado de Ihrám, no es permitido acorde a la opinión de la mayoría de los sabios, tomar compromiso de matrimonio, ni casarse, ni casar a terceros. Con respecto al siguiente Hadiz narrado por Ibn 'Abbás y a pesar de ser correcto desde el punto de vista de su cadena de narración, es incorrecto en su significado, ya que cuando el Profeta se casó con Maimuna no se encontraba en estado de Ihrám, tal como la propia Maimuna relató en el Hadiz que le sigue.
846
Narró Ibn 'Abbás que el Profeta se casó con Maimuna cuando estaba en estado de Ihrám durante el Hayy (Peregrinación). (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
Muslim transmitió el siguiente Hadiz de la misma Maimuna : "El Profeta la tomó por esposa y no estaba en el estado de Ihrám".
847
Narró 'Uqba Iba 'Amir que el Mensajero de Allah dijo: "Las condiciones con más derecho de ser cumplidas [1] son aqullas por los que se os han hecho lícitas vuestras mujeres" (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
[1] Es decir que el pago de la dote es importantísimo.
848
Narró Salama Ibn Al-Akwa' que en el año de Autás, el Mensajero de Allah permitió el matrimonio temporal [1] durante tres días, pero él
mismo lo prohibió después. (Transmitido por Muslim).
[1] Mut'a es un matrimonio por un periodo de tiempo estipulado. Esta forma de matrimonio era costumbre de los árabes paganos. El Islam le puso restricciones en un principio, luego lo permitió sólo bajo condiciones específicas, y por último fue declarado definitivamente ilegal durante la peregrinación de despedida del Profeta .
849
Narró 'Ali que el Mensajero de Allah prohibió el matrimonio temporal el año de Jaibar. (Transmitido por Al-Bujári y Muslim).
850
Narró 'Ali que en la batalla de Jaibar, el Profeta prohibió el matrimonio temporal (Mut'a) con las mujeres, y comer carne de cebra. (Transmitido por As-Sab'a excepto Abú Dá'ud),
851
Narró Rabi' Ibn Sabra [1] de su padre que el Mensajero de Allah dijo: "Yo les había permitido el matrimonio temporal, pero Allah ahora lo ha prohibido hasta el Día de la Resurrección. Así, quien tenga una mujer a través del matrimonio temporal debe dejarla en libertad; y no debe tomar nada de la dote que le haya dado". (Transmitido por Muslim, Abú Dá'ud, An-Nasá'í, Ibn Máyah, Ahmad e Ibn Hibbán).
[1] Rabi' Ibn Sabra Ibn Ma'bad Al-Yohani Al-Madani fue considerado fiable por An-Nasá'i y Al-'Ayli.
852
Narró Ibn Mas'úd que el Mensajero de Allah maldijo a dos hombres que se confabulan para que uno de los dos tomara por esposa a la mujer divorciada del primero, con el fin de divorciarla posteriormente y de esta forma, volviera a ser lícita para el prímero [1]. (Transmitido por Ahmad, An-Nasá'í y At-Tirmidhi; el último lo declaró Sahih). Lo transmitieron Al­Arba'a excepto An-Nasá'i,
[1] Halála significa casarse con una mujer divorciada temporalmente con la intención de que pueda casarse nuevamente con su marido anterior. Este acto es ilegal. El matrimonio con intención de divorciarse es ilegal, ya sea que su periodo sea predeterminado o no.
853
Narró Abú Hurairah que el Mensajero de Allah dijo: "Un hombre que haya sido azotado por fornicación no puede casarse sino con una mujer igual a él [1]. (Transmitido por Ahmad y Abú Dá'ud, su cadena de narradores es fidedigna).
[1] Significa que un hombre piadoso no debe casarse a una fornicadora y una mujer piadosa no debe casarse un adúltero o un fornicador.
854
Narró 'Aisha que un hombre se divorció de su esposa manifestándolo tres veces y otro hombre la desposó y luego la divorció antes de cohabitar con ella. Entonces su primer marido pensó en volver a tomarla por esposa y le preguntó al Mensajero de Allah sobre su caso y él le dijo: "No, hasta que el otro haya mantenido relacíones [1] con ella como el primer marido las hubo tenido". (Transmitido por Al-Bujári y Muslim; la versión es de Muslim).
[1] Significa que una mujer divorciada si vuelve a casarse con otro hombre, y luego de mantener relaciones sexuales con él, se divorcia nuevamente o su marido fallece, le es lícito volver a casarse con el primer marido, pero en caso de que no haya completado una relación sexual con el segundo marido, no le es lícito volver a casarse con su primer marido.

Categoria:

Se encuentra usted aquí