El Libro De Los Entierros

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DE LOS ENTIERROS
425
Narró Abú Huraírah que el Mensajero de Allah dijo: "Abundad en el recuerdo de la destructora de las delicias: la muerte" [1] [Transmitido por Tirmidhi y Nasá'í: Ibn Híbbán lo graduó Sahih]
[1] La mención de la muerte a menudo provoca un sentimiento de análisis y reflexión respecto de las propias acciones. El recuerdo del Día del Juicio Final y sus dificultades estimula a realizar buenas obras.
426
Anas narró que el Mensajero de Allah dijo: Ninguno de vosotros deberá desear la muerte [1] a causa de una dificultad que sufra, pero si es imposible evitar desearla deberá decir: "¡Oh Alláh! Concédeme- vida mientras sea buena para mí, y concédeme la muerte si es mejor para mí. [2]" [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] Se prohíbe desear la muerte a causa de aflicciones mundanas, pobreza o enfermedades, pero desear encontrarse con Allah, Todo-poderoso, es indicio de la perfección de la Fe. Sólo es permitido desear la muerte si se teme apartarse del Camino Correcto.
[2] La vida es una bendición para el creyente. El Hadiz dice que si un creyente es piadoso, aumentará más piedad a su registro de buenas obras. La vida también es una bendición para el pecador, ya que puede abandonar sus pecados y arrepentirse en cualquier momento durante el curso de su vida.
427
Buraida narró: El Profeta dijo: "El creyente muere con el sudor [1] en la frente". [Transmitido por los Tres Az-Zalaza] Ibn Hibbán lo graduó Sahih (legítimo).
[1] Se ha traducido de muchas maneras. La versión correcta es que la frente de la persona transpira porque la agonía de la muerte es una aflicción dificil de sobrellevar. La agonía del creyente sirve para expiar los pecados que haya cometido en este mundo. Esto también es una bendición de Allah para el creyente.
428
Abú Sa'id y Abú Hurairah narraron que el Mensajero de Allah dijo: "Exhortad a quienes agonizan a pronunciar: "La ilaha illa Allah No hay divinidad salvo Allah". [Transmitido por Muslim y los Cuatro Al-Arba'a]
429
Ma'quil Ibn Iasar [1] narró: El Profeta dijo: "Recitad Súrat Ia-Sin a vuestros muertos. [2]" [Abü Dá'ud y Nasa'i. Ibn-Hibbán lo graduó Sahih]
[1] Ma'quil era un Sahábi de la tribu de Muzaina. Abrazó el Islam antes del pacto de Hudaibiya y participó del juramento Bai'at-ur-Riduián. Excavó un río en la ciudad de Basora cumpliendo las órdenes de 'Omar, al que posteriormente le fue dado su nombre. Se dice que murió en Basora hacia el final del gobierno de Mu'awiya en el año 60 de la Hégira o durante el gobierno de Yazid.
[2] Esto facilita que el alma salga del cuerpo en forma pacífica y serena. Esta Surah menciona las bendiciones de Allah para sus siervos, y por lo tanto concede fortaleza y esperanza.
430
Umm Salama [1] narró: El Mensajero de Allah fue ante Abü Salama (cuando este murió). Sus ojos estaban todavía abiertos y fijos. Le cerró los ojos y luego dijo: "Cuando el alma es tomada, la vista la sigue [2]". Entonces algunos de entre de su familia lloraron y se lamentaron; entonces (el Profeta ) dijo: "No supliquéis para vosotros sino el bien, ya que los ángeles dicen Amin a vuestras súplicas". Luego dijo: "¡Oh Allah! Perdona a Abü Salama, eleva su grado entre aquellos que son rectamente guiados, y concédele un sucesor entre sus descendientes, haz su tumba espaciosa e ilumínale en ella". [Transmitido por Muslim].
[1] Se trata de Abdulláh Ibn 'Abdul-Asad Al-Majzumi Al-Qurashí, hijo de la tía paterna del Mensajero de Allah y su hermano de leche junto con Hamza. Fueron amamantados por Zuwaiba la esclava liberada de Abu Lahab. Abu Salama había emigrado a Abisinia (Etiopía) con su esposa Umm Salama. Participó en la batalla de Badr y fue herido en la batalla de Uhud. Su herida sanó, posteriormente empeoró y murió en el día 3 del mes de Yumad-al­Ula del año 4 de la Hégira, más tarde Umm Salama se casó con el Profeta en el mes de Shawwál del año 4 de la Hégira.
[2] Esto nos informa que los ojos abiertos del difunto están observando la partida del alma. También nos recomienda cerrar sus ojos.
431
Narró 'Aisha que cuando el Profeta falleció, fue cubierto con una tela rayada. [Registrado por Bujari y Muslim].
432
Narró 'Aisha que Abü Bakr besó [1] al Profeta luego de que éste muriera. [Transmitido por Bujari]
[1] En este Hadiz es evidente que es permitido besar el rostro del difunto.
433
Abü Huraírah narró: El Profeta dijo: "El alma del creyente queda encadenada a su deuda [1] hasta que es pagada [2] en su nombre". [Transmitido por Ahmad y Tirmidhi que lo graduaron Hasan].
[1] Según este Hadiz, la persona permanecerá endeudada después de su muerte mientras no se paga su deuda.
[2] Esto es con la condición de que la persona difunta muriera sin pagarlas sus deudas a pesar de poseer bienes y ser solvente ..
434
Ibn 'Abbas narró: El Profeta dijo acerca del hombre que cayó de su camello y murió a causa de ello: "Lavadlo con agua y hojas de loto, y amortajadlo con sus dos vesrímentas [1]". [Registrado por Bujari y Muslim].
[1] Esta persona estaba en 'Arafat con el Profeta . Cayó de su montura y falleció cuando una camella lo pateó. El Profeta le pidió a las personas que no cubrieran su cabeza ni que perfumaran su cuerpo ya que Allah lo resucitaría en el Día de la Resurrección con sus vestimentas de peregrino pronunciando las oraciones de la Talbiya.
435
Narró 'Aisha : Cuando se disponían a lavar el cuerpo del Profeta dijeron: "Por Allah, no sabemos si debemos quitarle la ropa al Mensajero de Allah siendo que quitamos la ropa a nuestros muertos. [1]" [Transmitido por Ahmad y Abü Dá'ud].
[1] Cuando el Profeta murió, las personas no sabían si debían quitarle la ropa (para realizar el lavado ritual del cuerpo). De repente se adormecieron y una voz desconocida desde una de las esquinas de la casa les informó que su cuerpo no debía desnudarse y la instrucción se cumplió debidamente, el baño ritual se realizó con sus ropas puestas.
436
Dijo Umm 'Atíia : El Profeta entró cuando estábamos lavando a su hija. Y dijo: "Lavadla con agua y loto, tres o cinco veces, [1] o más si pensáis que es necesario; usad agua y alcanfor. Y en el último lavado usad alcanfor, o algo de ello." Cuando terminamos le informamos, y nos alcanzó su vestido (Izar) diciendo: "Envolved su cuerpo con él". [Registrado por Bujari y Muslim]
En otra versión se registra: "Comenzad por la derecha y por los lugares de la ablución". En la versión registrada por Bujári dice: "Trenzamos su cabello en tres trenzas y las colocamos por detrás de su cabeza."
[1] El Gusl (lavado ritual del cuerpo del difunto) debe hacerse por lo menos tres veces. Si se requiere más, podría hacerse cinco veces o incluso hasta siete, pero el acuerdo general entre los sabios es que sólo es obligatorio una vez.
437
Narró 'Aisha : "El Mensajero de Allah fue amortajado con tres vestidos de material yemenita blanco de Sahúl [1] no llevaba camisa, ni turbante." [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] Sahúl es el nombre de un pueblo del Yemen y este tejido pertenecía a esta zona.
438
Ibn 'Omar narró: Cuando 'Abdulláh Ibn Ubai [1] murió, vino su hijo [2] al Mensajero de Allah y le dijo: "Dame tu camisa para amortajarlo con ella" y se la dio. [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] Era el jefe de la tribu de Al-Jazraj durante la Yahiliya (la época de la ignorancia pre­islámica) y se transformó en el líder de los hipócritas luego de que el Profeta emigrara a Al-Mádina. Se retiró con 300 hombres de la batalla de Badr y fue el mayor responsable para la calumnia contra 'Aisha. Murió en el mes de Dhul Qa'da del año 9 de la Hégira.
[2] Se trata de 'Abdulláh Ibn 'Abdulláh Ibn Ubai Ibn Salul. Era uno de los piadosos y virtuosos Sahába, cayó mártir en la batalla de Al-Yamama, Fue el hombre que más se opuso a su padre al punto de querer ajusticiarle en más de una oportunidad. Su nombre era Hubáb en la época de la Yahiliya, pero el Profeta lo llamó 'Abdulláh.
439
Ibn' Abbás narró: El Profeta dijo: "Vestíos de blanco, porque es la mejor de vuestras vestimentas, y amortajad con él a vuestros muertos ". [Transmitido por Al-Jamsa excepto Nasá'i. Tirmidhi lo graduó Sahih (legítimo) ]
440
Yabir narró: el Mensajero de Allah dijo: "Cuando alguno de vosotros amortaja a su hermano, que use una buena mortaja. [1]" [Transmitido por Muslim].
[1] Sólo significa que la mortaja debe estar limpia y no debe ser costosa como lo prohíbe el mismo Hadiz.
441
Narró Yábír : El Profeta juntó a dos hombres, de aquellos que fueron muertos en Uhud, y los envolvió con una sola mortaja [1] y luego dijo: "¿Quién de ellos sabía más del Corán?" Entonces colocadlo a él primero en la tumba. No fueron lavados ni se les realizó la oración. [Transmitido por Bujári]
[1] Esto sólo era debido a que no había suficientes mortajas en ese momento. El procedimiento apropiado es que la oración Fúnebre de los mártires no debe realizarse.
442
Narró 'Ali : Escuché al Profeta decir: "No exageréis con la mortaja, puesto que se deteriorará rápidamente". [Transmitido por Abü Dá'ud]
443
Narró 'Aisha que el Profeta le dijo: "Si murieras antes que yo, te lavaría [1]". [Transmitido por Ahmad e Ibn Maya. Ibn Hibbán lo graduó Sahih].
[1] Esto demuestra que un hombre puede lavar el cuerpo de su esposa (difunta). 'Ali lavó el cuerpo de Fatima Az-Zahra y 'Asma lavó el cuerpo de Abü Bakr . Esto prueba que el marido puede lavar el cuerpo de su esposa y que la esposa puede lavar el cuerpo de su esposo y ninguno de los Compañeros del Profeta se opuso a esto.
444
Narró Asma bint 'Umais que Fátima [1] legó que 'Ali fuera quien la lavara. [Transmitido por Ad­Dáraqutní] .
[1] Fatima era la hija menor del Profeta y es la mujer más importante de esta Ummah. 'Ali Ibn Abi Tálib se casó con ella en Ramadán del año 2 de la Hégira, pero consumaron su matrimonio en el mes de Dhul Hiyya. Ella tenía por aquel entonces 15 años y 5 meses. Ella murió en Ramadán del año 11 de la Hégira 6 meses después de la muerte de su padre .
445
Buraida narró acerca de la historia de la mujer del clan Gámidí donde el Profeta ordenó que la apedreasen debido a su adulterio. Dijo el narrador: Él profirió la orden de lapidación, pero luego oró [1] por ella y fue enterrada". [Transmitido por Muslim].
[1] En algunas narraciones, la palabra Fa-salla es usada como Mayhul (es decir: le fue orado) y significaría que el Profeta no hizo la oración por ella, sino que lo hicieron sus Compañeros. Pero la verdad del asunto es que el Profeta fue quien realizó la oración funeral por la mujer.
446
Yabir Ibn Samura narró: Trajeron el cuerpo de un hombre que se había suicidado con la punta de una flecha ante el Profeta , pero no oró por él [1]. [Transmitido por Muslim].
[1] Existen diferentes opiniones entre los sabios sobre la realización de la oración Fúnebre a quien se ha suicidado. La mayoría de ellos considera que la oración Fúnebre debe ofrecerse. Se ha transmitido que los sabios concuerdan en la realización de las oraciones Fúnebres por aquellos han muerto a causa de la aplicación de una pena aplicada por la Shari'a. De igual modo por aquellos que se han suicidado y los niños ilegítimos nacidos fuera del matrimonio. El Profeta en ocasiones no participaba de tales plegarias pero pedía a la gente que las realizaran.
447
Abú Hurairah narró con respecto a la historia de la mujer que barría la mezquita. El Profeta preguntó por ella y (los Compañeros) le dijeron que había muerto. Dijo entonces: "¿Por qué no me habéis informado?" Como si la hubiesen subestimado. Dijo: "Mestradme su tumba", y lo llevaron hasta ella, entonces oró [1] por ella. [Registrado por Bujari y Muslim]
Muslim agregó: Luego dijo: "Estas tumbas están llenas de oscuridad por sus ocupantes, pero Allah las ilumina debido a mi oración por ellos."
[1] Esto demuestra que la oración Fúnebre ofrecida en la tumba también es permisible. También demuestra que no existe límite de tiempo específico con respecto a una oración Fúnebre. El Profeta ofreció la oración Fúnebre por los mártires de Uhud pasados ocho años de la batalla. También demuestra que una oración Fúnebre puede ofrecerse dos o tres veces.
448
Hudhaifa narró: El Profeta solía prohibir que se anuncíara [1] la muerte de las personas. [Transmitido por Ahmad. Tirmidhi lo graduó Hasan]
[1] El significado de Na'i es 'transmitir las noticias de la muerte'. Era una costumbre de los días del período pre-íslárníco que cuando una persona de eminencia y reputación moría, se anunciara la noticia de su muerte por la ciudad. Esta práctica no es permitida. Sin embargo, se debe informar a los parientes y las personas pías para que participen del entierro.
449
Abú Hurairah narró: El Profeta anunció la muerte de An-Nayáshí (Negus) [1] el día que murió, llamó al lugar de la oración y ordenó a las personas en filas y pronunció el Takbir cuatro veces. [2] [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] An-Nayáshí (Negus) era el título del gobernante abisinio (etíope) cuyo nombre era Ashama Ibn Al-Abjar. Los musulmanes emigraron a Abisinia huyendo con su Fe de las persecuciones de los incrédulos de Makkah. El Profeta le envió una carta invitándolo al Islam con 'Amr Ibn Umaiya Ad-Damari hacia fines del año 6 de la Hégira. Cuando este recibió la carta, la leyó, descendió de su trono y abrazó el Islam de las manos de Ya'far Ibn Abi Tálib quien escribió al Profeta informándole la noticia. An-Nayáshí murió en el mes de Rayab del año 9 de la Hégira y el Profeta ofreció la oración fúnebre en su memoria. El Profeta también escribió a su sucesor para invitarlo al Islam.
[2] Esto nos informa que se puede ofrecer la oración Fúnebre del ausente.
450
Ibn 'Abbás narró: Escuché al Profeta decir: No hay musulmán que muera, y oren por él, cuarenta personas que no asocien nada con Allah, sin que Allah los acepte como sus intercesores [1]. [Transmitido por Muslim]
[1] Esto explica que Allah acepta la intercesión de un musulmán por otro musulmán, a través de la plegaria para su salvación.
451
Samura Ibn Yundub narró: Oré detrás del Profeta quien oró por una mujer que había muerto en el parto, situándose a la parte media [1] de su cuerpo. [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] Si el cuerpo del difunto pertenece a un varón, el Imám debe colocarse a la altura de su cabeza, y si pertenece a una mujer, el Imám debe ubicarse en la parte media de su cuerpo.
452
Narró 'Aisha : Juro por Allah que el Mensajero de Allah oró por los dos hijos de Baida [1] dentro de la mezquita [2]. [Transmitido por Muslim]
[1] Baidá es el apodo de una mujer llamada Da'ad bint Al-Yuhdum Al-Fihriya, y sus dos hijos son Sahl y Suhail que tuvo con Wahab Ibn Rabi'a Al-Qurashi Al-Fihri. Sahl fue el que vetó el Sahifa (ver glosario) escrito por Quraish para boicotear a Banu Hashim y a los musulmanes. Se dijo que él aceptó el Islam abiertamente en Makkah. También fue dicho que él ocultó su fe y fue obligado a unirse al ejército de Quraish para luchar en Badr. Fue capturado por los musulmanes y 'Abdullah Ibn Mas'üd dio testimonio de que lo había visto orar en Makkah. Entonces fue liberado y murió en Al-Madína. Pero Suhail había aceptado el Islam en tiempos tempranos, participó en las dos emigraciones y asistió a Badr y todas las batallas importantes. Murió en Al-Madína en el año 9 de la Hégira después de la expedición de Tabuk.
[2] Algunos sabios afirman que no es correcto ofrecer la plegaria Funeral en la mezquita, pero no tienen prueba para sostener su opinión. Se relata de Ibn Abi Shaiba que la oración Fúnebre de Abú Bakr fue dirigida por 'Omar en la mezquita. Fue relatado en Musnad Sa'id Ibn Mas'ud que la oración Fúnebre de 'Omar fue dirigida por Suhaib en la mezquita como también se hizo con Sa'd bin Abi Waqqas.
453
Narró 'Abdur-Rahman Ibn Abü Laila [1]: Zaid Ibn Arqam-profería el Takbir cuatro veces durante las oración funeral, pero en una ocasión lo profirió cinco veces, [2] y le pregunté acerca de ello. Dijo: "El Mensajero de Allah solía hacerlo así también". [Transmitido por Muslim y los Cuatro Al-Arba'a]
[1] Era un Ansári, Madani y Kufi. Fue uno de los Tabi'ín más fiables en lo que se refiere a los relatos del Hadiz. Nació a comienzos de los últimos seis años del califato de 'Omar. Murió en el año 86 de la Hégira en la batalla de Al-Yamayim.
[2] El Profeta supo pronunciar 4, 5, 6, 7 y hasta 8 Takbir.
454
Narró 'Ali que el Profeta profirió el Takbir seis veces en el funeral de Sahl ibn Hunaif [1] y dijo: "Era uno de los compañeros que asistió a la batalla de Badr". [Transmitido por Sa'id Ibn Mansur- Su versión original se encuentra en Bujari].
[1] Sahal Ibn Hunaif era un Ansari de la tribu de Aus. Combatió en Badr y en el resto de las batallas. Permaneció fírme junto al Profeta en la batalla de Uhud. 'Alí lo designó gobernador de Basora y luchó a su lado en la batalla de Siffin. Fue hermanado con 'Ali después de la Hégira. Murió en el año 38 de la Hégira.
455
Yábír narró: Solía el Mensajero de Allah proferir cuatro Takbir en la oración funeral y recitaba la apertura del Libro (Súrat Al-Fatiha) [1] luego del primer Takbir. [Transmitido por Ash­Sháfi'í a través de una cadena débil de narradores] .
[1] Este Hadiz demuestra que la recitación de Súrat Al-Fatiha durante la oración del Funeral es obligatoria.
456
Narró Talha Ibn Abdulláh Ibn 'Auf [1] : Oré detrás de Ibn 'Abbás una oración funeraria y recitó la apertura del Libro. Dijo entonces: "Es para que sepáis que es Sunnah" [2] [Transmitido por Bujari].
[1] Talha era Zuhri, Qurashi y Madani hijo del hermano de 'Abdur-Rahmán Ibn 'Auf. Su apodo era Talha An-Nada, era confiable, sabio y memorizador de muchos Hadices, Murió en el año 97 de la Hégira a la edad de 72 años.
[2] En una oración Fúnebre, Súrat Al-Fatiha debe recitarse en voz baja. La razón por la cual Ibn Abbás la recitó en voz alta fue explicada cuando dijo: "Lo recité para que se conozca es Sunnah".
457
Narró 'Auf Ibn Málik [1]: El Mensajero de Allah oró en un funeral y memoricé su súplica: [2] "¡Oh Allah! Perdónalo, ten misericordia de él, concédele seguridad, perdónalo, concédele una provisión noble y un alojamiento espacioso, lávalo con agua, nieve y granizo, y purifícalo de los pecados como el vestido blanco se purifica de la suciedad, concédele una mejor morada que la presente, una familia mejor que su familia, sitúalo en el Paraíso y protégelo de los tormentos de la tumba y del castigo del Inflerno. [3]" [Transmitido por Muslim]
[1] 'Auf era un Sahábi de la tribu Ashya' y combatió junto al Profeta por vez primera en la batalla de Jaibar. Llevó el estandarte de Ashya' durante la conquista de Makkah. Se estableció en Siria donde murió en el año 73 de la Hégira.
[2] Existe la probabilidad de que el Profeta pudo haber pronunciado esta invocación en voz alta, o es posible que 'Auf haya consultado al Profeta. sobre ello.
[3] Existen distintas súplicas que pueden pronunciarse durante la oración Fúnebre como lo hizo el Profeta . El musulmán es libre de elegir cualquiera de ellas.
458
Abü Hurairah narró: Cuando el Mensajero de Allah rezaba en un funeral, decía: "¡Oh Allah! Perdona a nuestros vivos y nuestros muertos, a los presentes y a los ausentes, a nuestros niños y ancianos, a los hombres y a las mujeres. ¡Oh Allah! A quien des vida entre nosotros que viva en el Islam, y a quien concedas la muerte que muera en la Fe, ¡Oh Señor! no nos prives de su recompensa y no nos desvíes después de él." [Transmitido por Muslim y los Cuatro Al-Arba'a].
459
Narró Abü Hurairah : El Profeta dijo: "Cuando oréis por un fallecido, haced una súplica sincera por él". [1] [Transmitido por Abü Dá'ud. Ibn Hibbán lo graduó Sahih]
[1] Esto aclara también que aun cuando el difunto sea un pecador, se debe pedir a Allah su perdón. Algunas personas sostienen que se debe maldecir al pecador. Pero este punto de vista es completamente erróneo y detestable.
460
Abü Hurairah narró: El Profeta dijo: "Apresuraos en el cortejo fúnebre, porque si el fallecido era piadoso, estaréis llevándolo pronto a buen destino, y si fuera lo contrario, es un mal del que estaréis librándoos". [1] [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] No se debe retrasar el entierro del fallecido. Algunas personas demoran intencionalmente el entierro y esto es contrario a la legislación Islámica.
461
Narró Abü Hurairah que el Mensajero de Allah dijo: "Quien asiste a un cortejo fúnebre y ofrece la oración funeraria por el fallecido, obtendrá (el orante) la recompensa de un Qirat, y quién asiste (y permanece) hasta que el difunto es enterrado, obtendrá la recompensa de dos Qirat". Le fue preguntado: "¿Qué son dos Qirat?" Respondió: "Como dos grandes montañas". [Registrado por Bujari y Muslim]. La versión de Muslim dice: "hasta que (el fallecido) sea colocado dentro de la tumba."
La versión de Bujari dice: "Quien asiste al entierro de un musulmán, con fe y buscando la recompensa de Allah, y permanece hasta que es realizada la oración y asiste al entierro. Obtendrá una recompensa de dos Qirat, cada Qirat es equivalente a Uhud."
462
Narró Salim [1] que su padre vio al Profeta , Abú Bakr y 'Omar que caminaban delante del cortejo fúnebre. [2] [Transmitido por los Cinco Al-Jamsa, Ibn Hibbán lo graduó Sahih y Nasá'í y otros lo graduaron Mursal].
[1] Se trata de Abu 'Abdulláh o Abu 'Omar Sálím Ibn 'Abdullah Ibn 'Omar Ibn Al-Jattab, uno de los líderes de los Tabi'in y de entre los más eminentes sabios. Es uno de los 7 sabios del Fiqh, y era un confiable narrador de Hadiz, sabio y virtuoso. Murió en el mes Dbul Qa'da del año 106 de la Hégira.
[2] Durante una procesión fúnebre, si se debe permanecer por delante del cuerpo o por detrás, a la derecha o a la izquierda, es una cuestión optativa. Lo que es mejor, es un punto discutible y existe diferencia de opinión entre los sabios, Ibn Mansur narró de Hasan Ibn 'Ali que la recompensa que se obtiene por ir detrás del cuerpo (en una procesión fúnebre) es mayor que la obtenida al marchar delante de él, y esta diferencia puede compararse a la recompensa de la oración individual con el de la oración colectiva.
463
Umm 'Atiya dijo: Se nos prohibió (a las mujeres) acompañar los cortejos fúnebres, pero no fue una prohibición enfatizada [1] (Registrado por Bujari y Muslim]
[1] Existen diferentes opiniones entre los sabios sobre si es permisible o no para las mujeres acompañar una procesión fúnebre o ir al cementerio para visitar las tumbas. Solo en caso de que la mujer no pueda contener sus gritos y sollozos es recomendable no asistir.
464
Abü Sa'id narró que el Mensajero de Allah dijo: "Cuando veáis un entierro, poneos de pie y quienquiera que lo sigue no deberá sentarse [1]hasta que sea puesto (en la tumba)". [Registrado por Bujari y Muslim]
[1] La palabra 'sentarse' sólo implica que todas las personas deben hacer sus esfuerzos respectivos al enterrar al muerto. No sólo los parientes del muerto deben realizar el esfuerzo mientras que el resto de las personas se sientan siendo espectadores silenciosos.
465
Abü Ishaq [1] narró que 'Abdulláh Ibn Iazid [2] ingresó a un muerto en su tumba comenzando por sus piernas y dijo: "Esto es de la Sunnah", [Transmitido por Abü Dá'ud].
[1] 'Amr Ibn 'Abdulláh As-Sabi'í Al-Hamdání Al-Kufi fue un destacado Tabi'i, narró varios Hadices, pero fue Mudallis. Nació dos años antes del fin del califato de Uzmán y murió en el año 129 de la Hégira.
[2] 'Abdullah Ibn Yazid era Jutami, Ansári y Ausi. Participó en el juramento de Al-Hudaibiya cuando tenía 17 años y estuvo junto a 'Ali en las batallas de Al-Yamal y Siffin. Se estableció en Kufa, donde fue gobernador durante la época de Ibn Az-Zubair y donde también murió.
466
Ibn 'Omar narró que el Profeta dijo: "Cuando ingreséis al muerto en su tumba decid: En el Nombre de Allah, y siguiendo la religión del Mensajero de Allah. [1]" [Transmitido por Ahmad, Abü Dá'ud y Nasá'i; Ibn Híbbán lo graduó Sahih (legítimo) y Ad-Dáraqutní comentó que el Hadiz sería Mauquf]
[1] Imám Baihaqi transmitió con una cadena de narradores débil que mientras Umm Kulzum la hija del Profeta estaba siendo enterrada, el Profeta dijo la siguiente súplica: "De ella (la tierra) los creamos, y a ella los devolveremos, y de ella una vez más los resucitaremos. (Corán 20:55). En el Nombre de Allah, en la causa de Allah y según la religión del Mensajero de Allah este cuerpo está enterrándose."
Hay también muchas otras súplicas mencionadas en distintos Hadices.
467
Narró 'Aisha que el Mensajero de Allah dijo: "Romper el hueso de una persona muerta es como romper el de una viva". [Transmitido por Abú Dá'ud a través de una cadena de narradores acorde a las condiciones de Muslim]. En la versión de Ibn Maya narrada por Umm Salama dice: "en el pecado."
468
Sa'd ibn Abi Waqqas dijo: "Haced un nicho para mí en una de las paredes de la tumba, y preparad ladrillos crudos para ella como fue hecho con el Mensajero de Allah [1]] " [Transmitido por Muslim].
Al-Baihaqui ha transmitido algo similar al Hadiz anterior narrado por Yábír y se añade: "Y su tumba fue levantada aproximadamente a un palmo [2] del nivel de la tierra". [Ibn Híbbán lo graduó Sahih].
Narró Yibir que el Mensajero de Allah prohibió en las tumbas los adornos con yeso, sentarse sobre ellas, o construir sobre ellas [3]. [Transmitido por Muslim].
[1] Este Hadiz demuestra que la tumba preparada para el Profeta era de tipo "Lahd". Los Compañeros del Profeta tenían distintas opiniones respecto a si su tumba debía ser tipo "Lahd" o tipo "Shiq", Había dos grupos en Al-Mádina, uno especialista en excavar Lahd y los otros en Shiq. Los Compañeros del Profeta acordaron que aquel grupo que apareciera en primer lugar, debía empezar su trabajo. Los expertos en excavación tipo "Lahd" fueron los primeros en llegar.
[2] Va en contra de la Shari'a (legislación islámica) levantar una tumba más de un palmo del nivel del suelo. La tumba del Profeta al principio, estaba allanada al nivel del suelo, pero en cierta ocasión cuando las paredes del cuarto del Profeta se derrumbaron, Al Walid Ibn 'Abdul-Malik reparó las paredes y la tumba fue reconstruida con la forma de una joroba de camello. Las tumbas de Abu Bakr y 'Omar también fueron reconstruidas de la misma forma.
[3] La narración de Tirmidhi también incluye que las tumbas no deben llevar ninguna inscripción, ninguna construcción sobre ellas y no deben pisotearse. An-Nasá'í informó que sólo debe taparse la tumba con la tierra extraída durante la excavación.
469
Narró 'Aamir Ibn Rabi'a : El Profeta rezó por el cuerpo de 'Uzmán Ibn Ma'dhun [1], luego fue hasta su sepultura y arrojó tres manojos de tierra sobre ella estando de de pie. [Transmitido por Ad-Dáraqutni].
[1] 'Uzmán era Qurashi, fue un Sahaba virtuoso y ascético, que se había prohibido a si mismo los embriagantes durante los días del paganismo pre Islámico. Fue el decimo cuarto hombre en ingresar a las filas del Islam, realizó las dos emigraciones y luchó en Badr. Fue la primera persona en morir en Al-Madina entre los emigrantes. Su muerte ocurrió el 30 del mes de Sha'ban y fue enterrado en Al-Baqi'. El Profeta. besó su rostro después de su muerte y dijo después de que fuese enterrado: "Fue un buen ejemplo para nosotros."
470
Narró 'Uzmán : Solía el Mensajero de Allah al finalizar el entierro, permanecer de pie frente a la tumba y decir: "Pedid perdón para vuestro hermano y pedid por él la fortaleza [1] porque ciertamente ahora está siendo preguntado". [Transmitido por Abü Dá'ud y Al-Hakim lo graduó Sahih (legítimo)].
[1] Después del entierro, hacer una invocación por el perdón de los pecados del fallecido y orar para su entereza mientras enfrenta el interrogatorio en la tumba es recomendable y parte de la Sunnah.
471
Damrah Ibn Habib [1] - uno de los Tábi'in- dijo: Los Sahaba preferían nivelar la tumba del fallecido y cuando la gente se retiraba decir "¡Fulano! Di: No hay Dios salvo Allah, tres veces, ¡Fulano! di: Mi Señor es Allah, mi religión es el Islam y mi Profeta es Muhammad". [Transmitido por Sa'id ibn Mansür como hadiz Mawquf y At­Tabaráni transmitió el mismo Hadiz por Abú Umáma como un Hadiz Marfu'.
[1] Abu 'Utba Damra Ibn Habib Ibn Suhaib Az-Zubaidi Al-Himsi era un Tabi'i confiable de la cuarta generación.
472
Narró Buraida Ibn Husaib Al Aslami que el Mensajero de Allah dijo: "Os había prohibido que visitarais las tumbas, pero podéis visitarlas ahora. [1]" [Transmitido por Muslim]. At- Tirmidhi agregó en su narración: "Porque les recuerda la otra vida". Ibn Máyah también agregó de Ibn Mas'üd: "y hace que os desentendáis de los placeres mundanos."
[1] La visita al cementerio es deseable y no obligatoria. Pero visitar las tumbas que pertenecen a los padres se enfatiza. Se debe asistir a sus tumbas y rogar a Allah por ellos.
473
Abú Hurairah narró: El Mensajero de Allah maldijo [1] a las mujeres que visitan asiduamente las tumbas. [At-Tírmídhí lo transmitió e Ibn Híbbán lo graduó Sahih].
[1] Existen diferentes opiniones entre los sabios respecto a si la mujer debería ir o no de visita al cementerio.
474
Abú Sa'id Al-Judri narró: que el Mensajero de Allah maldijo las plañideras y a quienes las escuchan. [Transmitido por Abú Dá'ud].
475
Umm 'Atia narró que el Mensajero de Allah nos hizo jurar que no plañiríamos. [1] [Registrado por Bujari y Muslim].
[1] Este Hadiz nos informa que los gemidos, lamentos y quejas se prohíben llorar debido al sentimiento de dolor no es reprensible porque evidencia el amor, sino que la prohibidón sólo involucra los gritos y rasgarse las vestimentas.
476
Ibn 'Omar narró que el Profeta dijo: "El muerto es castigado en la tumba [1] cuando se plañe por él". [Registrado por Bujari y Muslim]. Este mismo Hadiz se ha narrado por Al-Mugira Ibn Shu'ba.
[1] "El difunto es castigado debido al lamento de quienes lo sepultan" al parecer contradice el versículo Coránico (nadie cargará con cargas ajenas). En realidad en este Hadiz se hace alusión a quienes soliciten en su testamento que luego de su muerte se lamenten y plañan. En esta situación, el difunto será atormentado por sus propias obras. En caso del difunto prohíba esta práctica a su familia en vida, pero durante su entierro esto tiene lugar, él no será cuestionado.
477
Narró Anas : Fui testigo del entierro de una hija del Profeta y el Mensajero de Allah estaba sentado al borde de la tumba sus ojos derramaban lágrimas. [1] [Transmitido por Bujárí].
[1] Esto nos evidencia que llorar por el dolor a causa de la pérdida de un ser amado no es reprochable. Cuando falleció el hijo del Profeta Ibráhím, él lloró. Al ver esto, Abdur­Rahmán Ibn 'Auf pregunto: Oh Mensajero de Allah, ¿también tu lloras?" El Profeta contestó: "Es por el amor y no por falta de paciencia."
478
Narró Yabir que el Profeta dijo: "No enterréis vuestros muertos por la noche a menos que os veáis forzados a ello". [Transmitido por Ibn Mayah]. Su versión original está en el Sahih Muslim quien dijo: "Él Profeta reprendió que una persona sea enterrada por la noche hasta que se ofrezca la oración por él."
479
Narró 'Abdulláh Ibn Ya'far [1]: Cuando las noticias de la muerte de Ya'far llegaron, el Mensajero de Allah dijo: "Preparad comida para la familia de Ya'far, porque les ha sobrevenido una desgracia que los preocupa [2]". [Transmitido por los Cinco excepto An-Nasá'i]
[1] Se trata de Ya'far Ibn Abi Tálíb, hermano mayor de 'Ali, al que le llevaba diez años. Emigró a Abisinia (Etiopía) y permaneció allí donde An-Nayáshi y otros ingresaron al Islam junto a él. Luego emigró a Medina y localizó al Profeta estando en Jaibar después de su conquista. El Profeta al verle lo besó entre sus ojos y dijo: "No sé si estoy más contento por la llegada de Ya'far o por la conquista de Jaibar". Ya'far era una persona muy generosa. Cayó mártir en la batalla de Mu'ta en el año 8 de la Hégira siendo comandante del ejército. Sus dos manos fueron cortadas, y el Profeta dijo: "Allah le concedió en lugar de sus manos dos alas con las que vuela en el paraíso."
[2] Este Hadiz es una evidencia que alimentar a los parientes de la persona difunta es Sunnah.
480
Narró Sulaiman Ibn Buraida [1] en la autoridad de su padre: Solía el Mensajero de Allah enseñar a sus Compañeros decir cuando visitaban los cementerios, "La Paz esté con vosotros creyentes y musulmanes, habitantes de las moradas. Si Allah quiere, nos uniremos con vosotros. Le rogamos a Allah que conceda, para nosotros y vosotros, el bien". [Transmitido por Muslim].
[1] Se trata de Ibn Al-Husaib al Aslami al Marwazi. Fue Tabi'i cuya confiabilidad fue aprobada por Ibn Ma'in y Abu Hatim.
481
Narró Ibn 'Abbás : Cuando el Mensajero de Allah pasó por unas tumbas de la ciudad de Medina volvió su rostro hacia ellos y dijo: "La paz esté con vosotros, habitantes de las tumbas. ¡Que Alláh os perdone y a nosotros; vosotros nos habéis precedido y nosotros os alcanzaremos. [1]" [Transmitido por Tirmidhi quien lo graduó Hasan].
[1] Visitar el cementerio y hacer súplicas a Allah por el perdón del difunto es Sunnah y ha sido mencionado en numerosos Hadices. Se puede visitar el cementerio con dos propósitos: 1) Hacer súplicas a Allah en favor de los difuntos. 2) Para recordar la muerte.
482
Narró 'Aisha que el Mensajero de Allah dijo: "No insultéis a los muertos, porque ya han llegado a presenciar lo que hicieron en el pasado". [Transmitido por Bujárí]. La versión de Tirmidhi narrada por Al­Mugira tiene la misma redacción pero agrega: "para no herir a los vivos."

Categoria:

Se encuentra usted aquí