El Libro De La Justicia

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DE LA JUSTICIA
 
1188
Narró Buraida : El Mensajero de Allah dijo: "Al-Qudát (los jueces) son de tres tipos, dos [1] de ellos entrarán al Infierno y solamente uno entrará al Paraíso. El que ingresará al Paraíso es aquella persona que conoce lo que es correcto y juzga acorde a ello; pero la persona que conoce lo que es correcto y no juzga acorde a ello siendo injusto en su fallo ingresará al Infierno, y la persona que desconoce lo que es correcto y juzga a la gente con ignorancia ingresará al Infierno." [Transmitido por Al-Arba'a. Al-Hákim lo calificó Sahih (verídico)].
[1] Este Hadiz aclara dos puntos. Primero, sobre una persona que no conoce la verdad y otra que no actúa con la verdad a pesar de ser consciente de ella. Tales personas ingresarán al Infierno, es decir que el conocimiento sin la acción no tiene valor. Segundo, la posibilidad de cometer un error al juzgar existe para cualquiera que ejerce la función de juez. Si no hubiera sido así, las personas no habrían sido divididas de esta manera y hacer tales distinciones hubiese estado fuera de lugar.
1189
Narró Abú Hurairah : El Mensajero de Allah dijo: "Quien ha sido designado Qádi ha sido degollado sin cuchillo." [1] [Transmitido por Ahmad y Al-Arba'a, Ibn Juzaima e Ibn Hibbán lo calificaron Sahih (verídico)].
[1] Leyendo este Hadiz, comprendemos la enorme responsabilidad que tienen los magistrados. Si el juez es una persona piadosa, se esforzará en la investigación para juzgar correctamente. A pesar de todo esto, estará sujeto a una prueba de gran responsabilidad en el Día del Juicio. Otro Hadiz dice que un juez virtuoso en el Día del Juicio será interrogado con tanta severidad que dirá: "Ojalá nunca hubiese juzgado entre dos personas" En caso de que el juez resulte un opresor y un recibidor de sobornos, morará en el Infierno.
1190
Narró (Abú Hurairah ): El Mensajero de Allah dijo: "Vosotros ambicionaréis los cargos en el gobierno, pero será una causa de pesar en el Día del Juicio. Pan para hoy y hambre para el mañana [1] [Transmitido por Al-Bujárí].
[1] Es decir que es agradable en este mundo, pero su final será muy triste en la otra vida si no se asumen sus responsabilidades.
1191
Narró 'Amr Ibn Al-'As : Escuché al Mensajero de Allah decir: "Cuando el juez falla habiéndose esforzado en llegar a una decisión correcta y efectivamente está en lo correcto, obtendrá una doble recompensa; y cuando juzga habiéndose esforzado para llegar a una decisión correcta y se equivoca, obtendrá una recompensa." [Transmitido por Al-Bujári y Muslim].
1192
Narró Abú Bakra : Escuché al Mensajero de Allah decir: "Ningún juez debe juzgar entre dos personas si está enojado." [1] [Transmitido por Al-Bujári y Muslim].
[1] Un juez no debe pronunciar su veredicto bajo los efectos de la ira, porque en caso de que lo haga, su juicio puede ser injusto. Esta acción es estrictamente prohibida en la terminología de la Shari'a.      
1193
Narró 'Ali : El Mensajero de Allah dijo: "Cuando dos personas se presentan ante vosotros con un caso, no decidáis en favor de uno sin antes haber escuchado al otro, [1] luego (de haber escuchado a las dos partes) sabréis como juzgar." 'Ali dijo: "Después de haberlo escuchado juzgué de esa manera." [Transmitido por Ahmad, Abú Dá'ud y At-Tirmidhi; At­Tirmidhi lo calificó Hasan; Ibn Al­Madini lo calificó fuerte, e Ibn Hibbán lo calificó Sahih (verídico). Al-Hákim también lo transmitió de Ibn 'Abbás].
[1] Este Hadiz demuestra que juzgar escuchando solamente la declaración del demandante es incorrecto. En caso de que el demandado guarde silencio, se niegue a contestar o no asista a la corte en las fechas especificadas, entonces el juez tiene derecho a pronunciarse.
1194
Narró Umm Salama : El Mensajero de Allah dijo: "Vosotros os presentáis ante mí con vuestras disputas, y puede ser que algunos de vosotros sean más elocuentes en la presentación del caso qué otros, y yo juzgo según lo que escucho. Por consiguiente, cualquier asunto que yo decida en favor de una persona que adquiere un derecho que le pertenece a su hermano, le estoy concediendo una porción del Infierno." [1] [Transmitido por Al-Bujári y Muslim].
[1] Este Hadiz nos informa asuntos muy importantes. Primero, que si un juez dictamina un veredicto que contradice a las normas y costumbres de la justicia, entonces tal veredicto es injusto y no será considerado como válido por Allah. Así como un veredicto decisivo tendrá lugar en el Día del Juicio. Segundo, esto evidencia que el Profeta no tenía conocimiento del oculto, ya que si lo hubiese tenido no hubiese hecho esta declaración.
1195
Narró Yábir : Escuché al Mensajero de Allah decir: "Cómo puede una Ummah ser sagrada (limpia de sus pecados) mientras el derecho de los débiles no se toma de los fuertes." [1] [Transmitido por Ibn Hibbán. También lo transmitieron Al-Bazzár de Buraida, e Ibn Máyah de Abú Sa'id].
[1] Este Hadiz implica que restaurar los derechos de los pobres cuando han sido injustamente tratados por los ricos es obligatorio. Si la opresión e injusticia prevalecen entre los gobernantes de una nación, entonces se considera que la nación en su conjunto es parte de la opresión.
1196
Narró 'Aisha : Escuché al Mensajero de Allah decir: "En el Día del Juicio el Qádi que fue justo deseará que nunca hubiese juzgado entre dos personas debido a la pesada rendición de cuentas que tendrá que enfrentar." [Transmitido por Ibn Hibbán, y Al-Baihaqi]
1197
Narró Abú Bakra : El Profeta dijo: "La gente que elige a una mujer como su gobernante nunca prosperará [1]." [Transmitido por Al­Bujári].
[1] El Profeta pronunció estas palabras cuando los Persas hicieron de la hija de Cosroes (Kisra) su reina. El hecho de que una mujer pueda o no ser asignada como jueza en una corte legislativa para ejercer funciones relacionadas a los asuntos públicos es un asunto discutible; pero es consenso de los sabios que la mujer no debe ejercer corno jueza de una corte criminal donde son juzgados asesinatos y demás crímenes.
1198
Narró Abú Maryam Al-Azdi [1]: El Profeta dijo: "Si alguien que es puesto por Allah en una posicion de autoridad sobre cualquier asunto de los musulmanes, se desentiende de atender sus necesidades y a sus pobres, Allah se desentenderá de atender sus necesidades (las del Qádi)." [2] [Transmitido por Abú Dá''ud y At­Tirmidhi].
[1] Este Sahábi, también llamado Al-Asadi, era Hadrarni. Visitó a Mu'áwiya en Siria donde le transmitió este Hadiz.
[2] Es ilícito que los gobernantes y los que administran justicia se alejen del pueblo que los ha elegido y que eviten el contacto con la gente. También es ilícito impedir al pueblo el justo conocimieuto de las decisiones gubernamentales o los juicios y veredictos. Los guardias de seguridad no combiarán el destino de nadie, pero hoy por hoy son un mal necesario, mientras se mantenga el contacto necesario entre la autoridad y el pueblo.
1199
Narró Abú Hurairah : El Mensajero de Allah maldijo [1] al que soborna y al que recibe el soborno para juzgar. [Transmitido por Ahmad y Al­Arba'a, At-Tirmidhi lo calificó Hasan; Ibn Hibbán lo calificó Sahih (verídico). También de 'Abdulláh Ibn 'Amr transmitido por Al-Arba'a. excepto An­Nasá'i].
[1] Tanto los que sobornan como los que son sobornados son maldecidos. Existen dos situaciones, la primera involucra a una persona que paga un soborno para adquirir lo que legalmente le pertenece. En esta situación el soborno que se entrega está prohibido para el que lo recibe y no para el que lo entrega. la segunda situación involucra a una persona que paga un soborno para adquirir algo que legalmente no le pertenece o para apoderarse de los derechos de otra persona. Un soborno así se considera prohibido para ambas personas, el que lo entrega y que lo recibe.
1200
Narró 'Abdulláh Ibn Az-Zubair : El Mensajero de Allah estableció que ambos litigantes se sienten frente del juez [1]. [Transmitido por Abú Dá'ud; Al-Hákim lo calificó Sahih (verídico)].
[1] Esto incluye dos asuntos. El primero es que el demandante y el demandado sean tratados por igual, ninguno de ellos debe recibir un trato preferencial. Segundo, el demandante y demandado deben hacer sus declaraciones ante el magistrado estando sentados y no de pie.

Categoria:

Se encuentra usted aquí