El Excesivo Amor Por Los Virtuosos Es La Causa Principal Del Desvío De La Humanidad De La Verdadera Religión

 
El Excesivo Amor Por Los Virtuosos Es La Causa Principal Del Desvío De La Humanidad De La Verdadera Religión
 

Dijo Allah :

“¡Oh, Gente del Libro! No os extralimitéis en vuestra religión. No digáis acerca de Allah sino la verdad” (4: 171)

Ibn Abbas dijo refiriéndose a la interpretación del dicho de Allah:

“Y [sus líderes] dijeron: No abandonéis a nuestros ídolos. No abandoneis a Uadd, a Suuâ‘, a Iagûz, a Ia‘ûq y a Nasr.” (71:23)

"Estos eran nombres de personas piadosas del pueblo de Nuh (Noé), y cuando murieron, Sháitan le inspiró a ese pueblo que construyeran estatuas de ellos en su honor y que las colocaran en los lugares que solían estar y que las llamen con sus nombres, y así lo hicieron, pero no fueron (todavía) adorados.

Pero cuando estos (esa generación) murieron y fue olvidado el conocimiento (de porqué esas estatuas estaban ahí) fueron adorados". (Transmitido por Al Bujári)

Dijo Ibnul Qaim: "Numerosos Salaf han dicho: Luego de su muerte fueron donde sus tumbas y construyeron sobre ellas estatuas con sus imágenes, y pasado algún tiempo los adoraron".

Relató Ibn Omar que el Mensajero de Allah dijo:

"No exageráis conmigo alabándome como los cristianos hicieron con el hijo de María, sino que soy un siervo. así que decid: El siervo de Allah y su Mensajero". (Transmitido por Al Bujári y Muslim)

"El Enviado de Allah dijo: ''Absteneos de la exageración, porque ciertamente esta destruyó a aquellos que os precedieron". (Transmitido por Ahmad y An-nasai)

En Sahih Muslim se narra de Ibn Mas'ud que el Mensajero de Allah dijo:

"Fueron destruidos aquellos que fueron exagerados (en su religión)". Lo repitió tres veces.

Conclusiones importantes del capítulo:

1. Quien entienda este capítulo y los dos que siguen, verá que el Islam es hoy "extraño", así como verá el poder y sabiduría de Allah al cambiar los corazones.

2. El primer Shirk sobre la tierra fue consecuencia de la confusión sobre las personas rectas, por lo que les fueron atribuidos características divinas.

3. Las innovaciones encuentran aceptación entre alguna gente, a pesar de que la Shariah y la naturaleza humana las rechaza.

4. Esto apoya la opinión de algunos Salaf quienes afirmaban que la innovación es la causante de la incredulidad (Kufur), y que la innovación (Bida') es más amada para Iblis (Sháitan) que los pecados, porque las personas se arrepienten de los pecados pero no se arrepienten de las innovaciones.[1]

5. El conocimiento de Sháitan de los caminos que conducen a las innovaciones, aunque éstas se basen en la buena intención de la persona.

6. La regla general es: La prohibición de cualquier exageración, y el conocimiento de los caminos que llevan a ella y sus consecuencias.

7. El perjuicio de realizar un acto de adoración frente a una tumba.

8. El porqué de la prohibición de las estatuas, y la gran sabiduría detrás de ello.

9. El conocimiento de la enorme importancia de esta historia, y la gran necesidad que tenemos de seguir sus enseñanzas, a pesar de que es frecuentemente ignorada.

10. Esta historia, para gran sorpresa, es leída (por la gente que practica innovaciones) en los libros de Tafsir y Hadiz, y por lo tanto la conocen. Pero Allah ha abandonado sus corazones al punto de que creen que las obras del pueblo de Nuh (Noé) eran las más devotas, así como creen que lo que prohibió Allah y su Mensajero fue el Kufr (incredulidad) evidente.

11. La evidencia de que ellos no querían sino su interce­sión.

12. El pensamiento (erróneo) de que los sabios que hicieron las estatuas querían su intercesión.

13. La clara evidencia cuando dijo: "No exageréis conmigo como los cristianos exageraron con el hijo de María..." Que la paz y las bendiciones de Allah sean con quien evidenció el camino y entregó completo el Mensaje.

14. El consejo de apartarse de los extremos.

15. La evidencia de que las estatuas no fueron adoradas sino hasta que fue olvidado el conocimiento, lo que nos muestra el valor de su presencia y el perjuicio de su pérdida.

16. La causa de la pérdida del conocimiento es la muerte de los sabios (Ulama).


[1] Pues éstas a sus ojos son actos de devoción y piedad.
Muhammad Ibn Abdul Wahab
Traducción: Muhammad Isa García

Se encuentra usted aquí