El Efecto Del Amor Por La Causa De Allah En La Vida De Los Musulmanes Y Las Musulmanas

El Islam vino a edificar una sociedad ideal basada en el amor sincero y en la hermandad, por tal motivo tuvo que sembrar las semillas del amor en los corazones de los individuos que componen la sociedad. De ese modo, hizo de este amor entre los creyentes y entre las creyentes una de las condiciones de la fe que garantizan la admisión al Paraíso.

Esto puede ser percibido en el Hadîz narrado por el Imâm Muslim de Abû Hurairah  en el cual el Profeta  dijo:

"Por Aquel en cuyas manos está mi alma, que vosotros no entraréis al Paraíso hasta que  creáis. Y no creeréis hasta que os améis los unos a los otros. ¿No os he dicho algo, con lo cual, si lo hacéis, os amaréis los unos a los otros? Extended el salâm (el saludo) entre vosotros".8

   El Profeta , con su profunda y brillante perspicacia, comprendió que sólo podría eliminar el odio, el recelo y la rivalidad de los corazones de la gente la auténtica hermandad basada en el amor sincero, la amistad y el consejo mutuo, libre de dominios, odio, hipocresía y envidia. El medio para lograr este fin, es la propagación del salâm, para que los corazones puedan estar abiertos al amor sincero y la amistad.

   Por eso, el Profeta repetía frecuentemente esta enseñanza entre los Sahâbah, con el propósito de sembrar la semilla del amor en sus corazones.

    Con este amor sincero el Profeta formó la primera generación de musulmanes, quienes a su vez formarían el fundamento sólido sobre el cual se construyó la gran estructura del Islam que iluminó el camino para que el resto de la humanidad lo siguiera.

    Con este amor sincero el Profeta fue capaz de edificar un modelo de sociedad humana basada en la hermandad; una sociedad que fue destacada en su vigor, durabilidad y capacidad de realizar sacrificios por el yihâd, para así expandir el Islam por todo el mundo, y también destacada en la solidaridad de sus miembros, descrita por el Profeta de la forma más maravillosa:

"Los creyentes son como una estructura. Se sostienen unos a otros".9

"Los creyentes en su mutua amistad, misericordia y afecto, son como un solo cuerpo: si alguna parte del mismo siente dolor, el resto del cuerpo también sufre el dolor".10

    Desde los comienzos y a lo largo de la historia, la mujer musulmana siempre ha participado en la edificación de la sociedad islámica basada en la hermandad de la fe. Y ella aún continua realizando su cuota de esfuerzo, para divulgar la bendita virtud del amor por la causa de Allah  en la sociedad musulmana, dirigiéndose a sus hermanas y amigas con un corazón rebosante, para fortalecer los lazos de amor y hermandad por la causa de Allah .


8  Sahîh Muslim, 2/35, Kitâb al îmân, bâb baiân annahu lâ iadjul al yannah illa al mu'minûn.
9   Al Bujâri y Muslim. Ver Sharh As Sunnah, 13/47, Kitâb al birr ua as silah, bâb ta‘âun al mu'minîn ua tarâhumihum
10  Ídem.

Se encuentra usted aquí