El Buen Musulmán No Se Inmiscuye En Lo Que No Le Concierne

 
Narró Abú Hurairah  que el Profeta dijo: "El buen musulmán no se inmiscuye en lo que no le concierne". 1
 
El significado de este hadiz es que el verdadero musulmán nunca se ve envuelto en conversaciones o actos que no son de su incumbencia y que no le aportan ningún beneficio. Además, ser un buen musulmán implica apartarse de lo prohibido. El Profeta  dijo: "El verdadero musulmán es aquel que no habla mal de sus semejantes ni los perjudica". El buen musulmán siempre se mantiene alejado de lo ilícito, dudoso y desaconsejable porque sabe que aunque no pueda ver a Allah, Él le está observando dondequiera que se encuentre.

Un sabio dijo: "Cuando hables, recuerda que Allah oye todo lo que dices, y cuando estés callado, recuerda que Él siempre te observa."

Allah  hace alusión a esto en muchos pasajes del Sagrado Corán: (Por cierto que creamos al ser humano y sabemos cuáles son sus debilidades. Nosotros estamos más cerca de él que su propia vena yugular. Dos ángeles registran sus obras, uno a la izquierda y otro a la derecha. No pronuncia palabra alguna sin que a su lado esté presente un ángel observador que la registre.) (50: 16­18) (No hay situación en la que os encontréis, ya sea que recitéis el Corán u otra obra que realicéis, sin que Nosotros seamos testigos de lo que hacéis. A tu Señor no se Le escapa nada en la tierra ni en el cielo, ni siquiera algo del tamaño de un átomo. Y no existe nada menor o mayor aún que no esté registrado en un libro claro.) (10:61) (¿Piensan que no escuchamos sus secretos y murmuraciones? Claro que sí; y Nuestros [ángeles] enviados, registran sus acciones.) (43:80)

Abú Dharr  narró que el Profeta  dijo: "En las escrituras de Abraham se citaba lo siguiente: Un hombre sensato debe fraccionar su tiempo en horas: Una hora para invocar a su Señor, una hora para autoevaluarse, una hora para contemplar la creación de Allah y una hora para alimentarse. Además, sólo debe viajar por tres razones: Aprovisionarse para el Día de la Resurrección, ganar su sustento y disfrutar de lo lícito. También debe ser consciente de su época, interesarse por todo aquello que lo beneficie y cuidar su lengua, pues quien sabe que sus palabras son computadas al igual que sus actos, sólo habla de lo que le concierne." 2

Mu'adh lbn Yabal  le preguntó al Mensajero de Allah : ¿Acaso seremos reprendidos por todo lo que decimos? Y él  le respondió: "¡Ay de ti! Por cierto que lo que hará que los hombres sean arrojados al Infierno de narices será lo que cosechen con sus lenguas". 3

Allah  dice: (En muchas de las conversaciones secretas no hay ningún bien, salvo que sean para realizar una caridad, una buena acción o reconciliar a los hombres. Quien haga esto anhelando complacer a Allah, le agraciaremos con una recompensa grandiosa.) (4: 114)

Umm Habíbah  narró que el Profeta  dijo: "Todas las palabras del hombre son en su contra, salvo las que emplee en ordenar el bien, prohibir el mal e invocar a Allah". 4

Anas  relató que cuando uno de los compañeros del Profetas  murió, un hombre exclamó: ¡Alégrate con el Paraíso! Y el Mensajero de Allah  le dijo: "Tú no sabes si él dijo algo que no le correspondía o fue mezquino". 5

Abú Hurairah  narró que el Profeta  dijo: "Las personas que más pecados cometen son las que más hablan de asuntos que no les conciernen". 6

No entrometerse en los asuntos de los demás es una forma de perfeccionar la fe, y al buen musulmán le son multiplicadas sus buenas obras y perdonados sus pecados. Abú Hurairah  narró que el Profeta  dijo: "A quien de vosotros se esfuerce por ser un buen musulmán se le multiplicará entre diez y setecientas veces cada buena obra que realice y sólo se le registrará una vez cada mala acción; así hasta el Día del Juicio". 7

Abu Sa'id  narró que el Profeta  dijo: "A aquella persona que abrace el Islam y se esfuerce por ser un buen musulmán Allah le registrará sus buenas acciones anteriores y le borrará las malas, y luego le multiplicará entre diez y setecientas veces cada buena obra que realice y sólo le registrará una vez cada mala acción, salvo que le perdone su falta". 8

Ibn Mas'ud  dijo: Le preguntamos al Profeta : ¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Acaso se nos condenará por lo que hayamos cometido antes del Islam? y él respondió: "Si sois buenos musulmanes no, pero de lo contrario tendréis que rendir cuentas de lo que hayáis cometido antes y después del Islam". 9

'Amr Ibn Al 'Ás  dijo: Antes de abrazar el Islam le dije al Profeta : Quisiera poner una condición. Y él me preguntó: "¿Qué condición?" Y yo le dije: Que mis pecados anteriores sean perdonados. Entonces respondió: "¿Acaso no te has enterado aún que el Islam borra todo lo anterior?" 10

Hakím Ibn Hizám  dijo: Le pregunté al Profeta : ¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Obtendré alguna recompensa por los buenos actos que realicé antes de Islam? Y él respondió: "Por cierto que has abrazado el Islam junto con tus buenas acciones anteriores". 11

Esto demuestra que la persona que abraza el Islam será recompensada por las buenas obras que realizó anteriormente. Además, entre los sabios hay quienes opinan que inclusive sus malas obras se convertirán en buenas, basándose en la siguiente aleya: Aquellos que no invocan a nada ni a nadie junto con Allah, no matan a nadie que Allah haya prohibido matar salvo con justo derecho, y no cometen fornicación ni adulterio. Y [sabed que] quienes cometan esto recibirán un terrible castigo. El Día de la Resurrección se les atormentará incesantemente, y permanecerán en el castigo, despreciados, salvo quienes se arrepientan, crean, y obren correctamente. A éstos, Allah les perdonará sus pecados y en su lugar les registrará buenas obras; y Allah es Absolvedor, Misericordioso.) (25:68-70)

Según otra interpretación, esta aleya se refiere a que cuando un hombre abandona el politeísmo y la incredulidad para abrazar el Islam, Allah  cambia sus malos actos por buenos, conduciéndolo así por el camino correcto en este mundo, donde podrá expiar sus pecados anteriores y realizar buenos actos que serán registrados a su favor el Día del Juicio.

Otros sabios, en cambio, rechazan la opinión de que cuando una persona abraza el Islam, los malos actos que cometió anteriormente serán convertidos en buenas acciones el Día del Juicio, basándose en las siguientes aleyas: (El día que cada alma vea el registro del bien y el mal que haya cometido, deseará que se interponga una gran distancia entre ella y ese momento. Allah os exhorta a que Le temáis. Allah es Compasivo con Sus siervos.) (3:30) (Y quien haya realizado una mala obra, por pequeña que fuere, verá su castigo.) (99:8) (A cada uno se les expondrá el registro de sus obras, y verás a los pecadores que por temor a su contenido dirán: ¡Ay de nosotros! Qué clase de registro es éste, que no deja nada grande ni pequeño sin enumerar. Encontrarán mencionado todo cuanto hubieren cometido, y tu Señor no oprimirá a nadie.) (18:49)

Abú Hurairah  relató que el Mensajero de Allah  dijo: "Habrá personas que desearán haber cometido muchos pecados". Entonces le preguntaron: ¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Quiénes serán? Y respondió: "Aquellos cuyos pecados Allah cambiará por buenas obras". 12

Este hadiz no significa que un hombre que ha cometido muchas faltas sea mejor que el que ha cometido pocas, pues esto es así sólo cuando el primero se vuelve un musulmán piadoso, y al recordar sus malos actos del pasado siente dolor y miedo del castigo, entonces se esfuerza por realizar muchas obras buenas para expiar sus pecados.

Hay muchos ahadiz explícitos que mencionan que cuando un incrédulo abraza el Islam y se vuelve un buen musulmán, todos los pecados que cometió anteriormente se convierten en buenas obras.

'Abd Ar Rahmán Ibn Yubair  relató que Abú Faruah se presentó ante el Profeta  y le dijo: "¿Una persona que ha cometido toda clase de pecados puede arrepentirse? Y el Mensajero de Allah  le preguntó: "¿Has abrazado el Islam?" Y él le contestó: ¡Sí! Entonces el Profeta  le dijo: "Realiza, pues, buenos actos y aléjate de los pecados, que Allah cambiará tus malos actos en buenas obras. " 13

1 At Tirmidhi (2317), Ibn Máyah (3976), Ibn Hibbán (229).
2 Ibn Hibbán (361). Pero su cadena de narradores es débil.
3 Ahmad 5/230, 236, 237 Y 245, At Tirmidhi (2616).
4 At Tirmidhi (2412), Ibn Máyah (3974).
5 At Tirmidhi (2316).
6 As Suiuti en su libro Al Yámi' Al Kabír 1/137.
7 Muslim (129).
8 An Nasá'i 8/ 105 y 106.
9 Al Bujári (6921), Muslim (120).
10 Muslim (121).
11 Muslim (23).
12 Al Hákim 4/29.
13 At Tabaráni: (7235).
Ibn Rayab Al Hanbali
Traducción: Sirhan Ali Sanchez

Se encuentra usted aquí