El Birr (El Bien, La Piedad, La Benevolencia) Y El Izm (El Pecado)

 
An Nauuás Ibn Sam'án narró que el Profeta dijo: "El birr (el bien, la piedad, la benevolencia) es tener una buena moral, y el izm (pecado) es todo aquello que maquinas en tu interior y te disgustaría que los demás lo supieran".[1]
 

Uábisah Ibn Ma'bad relató: Me presenté ante el Mensajero de Allah , y me dijo: "¿Has venido a preguntarme acerca del izm y el birr?" Respondí: ¡Sí! Me dijo: "El birr es todo acto por el cual tu alma se siente tranquila y tu corazón seguro, y el izm, en cambio, es todo acto que produce malestar a tu alma y perturba tu corazón, aún si la gente lo aprueba".[2]

Este hadiz contiene la explicación de dos conceptos: El birr y el ízm.

El birr puede interpretase de la siguiente manera:

El primer significado es observar una buena conducta con el prójimo, tratarles amablemente y cumplir con los deberes. Allah dice: (Ayudaos unos a otros a obrar el bien y apartarse del mal, y no cooperéis en el pecado y la trasgresión. Y temed a Allah...) (5:2)

El segundo significado se refiere a todos los actos de obediencia, tanto manifiestos como privados. Allah dice: (La piedad consiste en creer en Allah, el Día del Juicio, los Ángeles, el Libro, los Profetas, hacer caridad a pesar del apego que se tiene por los bienes a los parientes, huérfanos, pobres, viajeros insolventes, mendigos y cautivos; hacer la oración prescripta, pagar el zakáh, cumplir con los compromisos contraídos; ser paciente en la pobreza, la desgracia y en el momento del enfrentamiento con el enemigo. Esos son los justos, esos son los temerosos de Allah.) (2: 177)

La respuesta del Profeta encierra todos estos conceptos, ya que la buena moral es obrar conforme a la Sharí'ah (ley islámica) y mantener la conducta que Allah encomendó en el Corán. Allah dice, dirigiéndose al Profeta : (Ciertamente eres de una naturaleza y moral grandiosas. (68:4)

'Á'isha dijo, refriéndose al Profeta : "Su conducta era el Corán". Es decir que su conducta estaba totalmente regida por el Sagrado Corán, y así llegó a ser parte de su naturaleza.

"El birr es un acto por el cual tu alma se siente tranquila y tu corazón seguro..." Significa que Allah ha puesto en el alma una predisposición innata para que el hombre reconozca la verdad y la acepte. Cuando algo es incierto o dudoso, el musulmán debe remitirlo a su corazón, es decir, a su voz interior, y si éste lo acepta, entonces es correcto o birr: si no es así, entonces es incorrecto o izm.

Ibn Mas'úd dijo: "Lo que es considerado bueno por un creyente, es considerado bueno por Allah, y lo que es considerado malo por un creyente, es considerado malo por Allah".[3]

Esto se aplica cuando no existe una orden explícita en el Corán. Por lo contrario, cuando en el Corán se menciona una orden o prohibición en forma explícita, al igual que en la sunnah, el creyente lo debe aceptar sin discusión alguna, aun cuando su corazón no lo aceptara de buen grado.

Allah dice: (Un verdadero creyente o a una verdadera creyente no deben, cuando Allah y Su Mensajero hayan dictaminado un asunto, actuar en forma contraria...) (33:36) (Pero no, [Juro] por tu Señor que no creerán a menos que te acepten como juez de sus disputas; y no se resistan a aceptar tu decisión y se sometan completamente.) (4:65)

Registró el Imam Ahmad que Abú Humaid y Abú Usaid narraron que el Profeta dijo: "Cuando oigáis un hadiz atribuido a mí y vuestros corazones lo reconozcan y lo acepten sin ningún rechazo, y esté de acuerdo con vuestra fe, entonces significa que yo lo dije; pero si vuestros corazones lo rechazan y lo desaprueban, y no está acorde a vuestra fe, entonces yo soy más ajeno a ese hadiz de lo que vosotros lo sois".[4]


[1] Muslim (2553).
[2] Ahmad 4/228, Ad Dárimi 2/245 y 246.
[3] Ahmad 1/379.
[4] Ahmad 3/495 y 5/425.
Ibn Rayab Al Hanbali
Traducción: Sirhan Ali Sanchez

Se encuentra usted aquí