El Libro Del Yihad

Bulug Al-Marám (El Alcance De Lo Deseado De Las Evidencias De La Legislación)
Hadiz
EL LIBRO DEL YIHAD [*]
 
1080
Abú Hurairah narró que el Mensajero de Allah dijo: "Quién muere sin haber ido o pensado en ir al Yihád, morirá con un porcentaje de hipocresía". [1] [Transmitido por Muslim].
[*] Yihád es una palabra dentro de la terminología de la Shari'a que significa luchar, con la propia persona o con sus bienes apoyando la guerra contra los incrédulos hostiles que no permiten a los musulmanes practicar su religión. En el Islam también se aplica el término Yihád a todo esfuerzo que el musulmán realiza por la causa de su Señor. La lucha contra el ego es denominada "el Yihád mayor".
[1] El Yihád es aplicable en todas las épocas, a veces se realiza con armas, a veces con dinero y a veces meramente luchando con la palabra. Un hombre que no practica ninguno de estos tipos de Yihád tiene hipocresía en su corazón. Uno debe participar físicamente en el Yihád armado si tiene oportunidad, en caso de no tenerla debe tener por lo menos la intención sincera de hacerlo si llega la posibilidad. Por lo que una persona que ni siquiera tiene esta intención es un hipócrita. Cabe recordar en este capítulo que la mayor parte de la experiencia militar del Profeta se dio contra dos crueles enemigos: las tribus árabes idólatras y los judías. Ambos enemigos, por ciertos motivos psicosociales- ignorancía, soberbia y la fanática exaltación nacionalista judía - acentuados por la crueldad imperante en la edad media, eran despiadados en su hostilidad con muy pocas excepciones. La ciudad de Medina era, pues, una pequeña isla de fe en un mar de idolatría, soberbia y opresión de la Península árabe. Es, pues, en este contexto que el profeta pronuncia su ética de guerra.
1081
Anas narró que el Profeta dijo: "Luchad contra los politeístas con vuestros bienes, vuestras personas y vuestra palabra". [1] [Transmitido por Ahmad y An-Nasá'i , Al-Hákim lo consideró Sahih (legítimo)].
[1] Este Hadiz afirma que el Yihád es obligatorio en toda época, y que es obligatorio para todo creyente. Si una persona se vuelve insensible a él, no dándole la mínima importancia, entonces no existirá ninguna diferencia entre ser creyente o incrédulo.
1082
Narró 'Aisha : Dije: "Mensajero de Allah. ¿El Yihád es obligatorio para las mujeres?" Contestó: "Sí, un Yihád sin lucha; [1] el Hayy y la 'Umrah" [Transmitido por Ibn Máyah y otra narración similar se encuentra en Sahih Al-Bujári].
[1] Es sabido que el Yihád armado no es obligación para las mujeres. Por lo que al realizar el Hayy y la 'Umrah, una mujer consigue la misma recompensa que un hombre cuando este lucha en un campo de batalla.
1083
Narró Abdulláh Ibn Amr : hombre vino al Profeta pidiéndole permiso para tomar parte en el Yihád. Él le preguntó: "¿Tus padres aun viven?" Contestó: "Sí". Entonces le dijo: "Esfuérzate en atenderlos". [1] [Al-Bujári y Muslim]. Ahmad y Abú Dá'ud transmitieron un Hadiz de Abú Sa'id similar, en el que figura luego: "Ve donde ellos y solicítales permiso. Si ellos te lo permiten entonces lucha en el Camino de Allah, y si no entonces sírveles y atiéndeles".
[1] Este Hadiz es una prueba que evidencia la obligatoriedad de consultar a los padres, en caso de que sean musulmanes, antes de ir al Yihád. Por lo que no es permisible concurrir al Yihád si sus padres le niegan el permiso, ya que servirlos y atenderlos es un derecho de los padres y una obligación y un deber individual.
1084
Narró Jarir [1] Al-Bayli que el Mensajero de Allah dijo: "Soy inocente de todo musulmán que reside entre los politeístas". [2] [Su cadena de narradores es Sahih (legítima), pero Al-Bujári consideró que era Mursal].
[1] Abu 'Amr Yarir Ibn Abdulláh Yábir Al-Bayli aceptó el Islam en el año 10 de la Hégira, el Profeta extendió su manto para que él se sentara y lo envió a Dhil-Jalasa (templo pagano) y lo destruyó. También sirvió en el Yemen durante la vida del Profeta . Dijo:
"Desde que acepté el Islam, el Profeta sonrió cada vez que me vio". Tomó parte en la conquista de Al-Madáin y condujo a la derecha del ejército musulmán durante la batalla de Al-Qádisiya (durante la conquista de Persía). Fue conocido como el Yúsuf de esta Ummah y murió en el año 52 o 54 de la Hégira.
[2] A causa de que el número de musulmanes en los primeros días del Islam era sumamente pequeño, era necesario fortalecer Madinah, por lo que el Islam no era viable sin la emigración y por consiguiente la emigración era obligación. Este Hadiz narrado por Yarir pertenece justamente a esa época, pero una vez conquistada Makkah y las tribus empezaron a aceptar el Islam y el área del estado Islámico se agrandó considerablemente, la emigración hacia Madinah dejó de ser una obligación. El Hadiz narrado por Ibn 'Abbás habla sobre el mismo asunto. Incluso hasta hoy día, si una persona se siente reprimida e imposibilitado de practicar su Islam en Dar-ul-Kufr (Lugar con mayoría de incrédulos), es obligación para él emigrar hacia Dar-ul-Islam (Lugar con mayoría de musulmanes)
1085
Ibn 'Abbás narró que el Mensajero de Allah dijo: "No hay emigración [1] después del Fath [2], sino que sólo Yihád y buenas intenciones". [Al-Bujári y Muslim].
[1] Es decir de Makkah a Madinah.
[2] Es decir la conquista de Makkah.
1086
Abú Musa Al-Ash'ari narró que el Mensajero de Allah dijo: "Quien lucha para que la Palabra de Allah sea la superior, ese es quien lo hace en el Camino de Allah (Fisabilillah)". [1] [Al-Bujári y Muslim].
[1] Significa que una guerra librada por causas económicas, por exhibir valor, por venganza, por hipocresía o un deseo insaciable por conquistar tierras, etc., no es una guerra legal ni del agrado de Allah a los ojos del Islam, aunque participen de ella soldados musulmanes. La guerra en el Islam no es "santa"; es un último recurso para combatir la opresión y la hostilidad dirigida contra los musulmanes y el Islam.
1087
Narró Abdullah Ibn As-Sa'di [1] que el Mensajero de Allah dijo: "La emigración [2] no ha de acabarse mientras se combata contra el enemigo". [Transmitido por An-Nasá'i; Ibn Hibbán lo consideró Sahih (legítimo)].
[1] Era un Sahába del clan 'Amer de Quraish. Al-Wáqidi dijo: "Murió en el año 57 de la Hégira."
[2] Es decir de territorios bajo dominio enemigo a tierras Bajo dominio de los musulmanes.
1088
Náfi' relató: El Mensajero de Allah atacó a la tribu de Banu Al-Mustaliq mientras ellos estaban desprevenidos [1]. Mató a los soldados y tomó a mujeres y niños como cautivos. Fue Abdullah Ibn 'Omar quien me lo narró. [Al-Bujári y Muslim].
[1] El Mensajero de Allah estaba informado de que ellos se estaban preparando para atacarlo, por eso el los atacó antes, en este ataque murieron diez hombres y tomó al resto como cautivos. Luego cuando el Profeta liberó y se casó con Yuwairiya (mujer de esa tribu) los Sahába liberaron a todos los cientos de cautivos y todos ellos aceptaron una vez libres el Islam.
1089
Narró Sulaiman Ibn Buraida de su padre : Solía el Mensajero de Allah si nombraba al comandante de un ejercito o escuadrón le aconsejaba el temor de Allah, al igual que a todos los que se encontraban con él, diciendo: "Combatid en el nombre de Allah y por Su causa, combatid a aquellos que reniegan de Allah. Atacad, [1] pero nunca toméis botín sin derecho, ni traicionéis, ni mutiléis, ni matéis niños. Si os encontráis con politeístas enemigos invitadlos a tres alternativas, y si responden a cualquiera de ellas, aceptad su palabra y no los combatáis. Invítalos al Islam, si aceptan, invítalos a que abandonen sus tierras y emigren a tierras de los emigrantes (Muhayirin), y informales que si hacen eso tendrán derecho a lo que tienen derecho los emigrantes (Muhayirin), y compartirán las mismas obligaciones que los emigrantes. Pero si se niegan a emigrar de su tierra, informadles que serán como los beduinos musulmanes, están sujetos a las leyes de Allah, pero no tiene derecho al botín ni al Faí, a menos que luchen junto con los musulmanes. Pero si también a esto se niegan entonces pídeles el Yiziah [2], si lo aceptan, recíbela de ellos. Pero si se niegan a esto entonces encomiéndate en Allah y combátelos.
Si estáis sitiando una fortaleza y te piden que les ofrezcas la protección (pacto) de Allah y su Mensajero, no les ofrezcas la protección de Allah y su Mensajero, sino que ofrécele Tu protección y la de tus compañeros, porque si traicionan este pacto de protección con garantías vuestras, no es tan terrible como que violen un pacto de protección en el que ofrecieron las garantías de Allah y su Mensajero. Si estáis sitiando una fortaleza y te solicitan que los juzgues acorde a las leyes de Allah, no les ofrezcas esas garantías, sino que ofréceles tus propios veredictos, porque no sabes si podrás aplicar correctamente las leyes de Allah sobre ellos". (Transmitido por Muslim).
[1] Esta introducción no debe separarse de la enseñanzas que le siguen, pues estas son la interpretación de la introducción.
[2] Impuesto que pagan los no musulmanes por vivir en tierras islámicas como aporte a la sociedad, ya que no pagan el Zakat que si pagan los musulmanes, ni participan de la defensa armada.
1090
Dijo Ka'b Ibn Málik : "Cuando el Profeta decidía hacer una expedición, siempre mostraba que iba a' ir a alguna otra parte". [Al-Bujári y Muslim].
1091
De Ma'qil que An-Nu'mán Ibn Muqarrin [1] dijo: "He presenciado (batallas con) el Mensajero de Allah y cuando no luchaba al comienzo del día, retrasaba el enfrentamiento hasta que el sol hubiera pasado el meridiano, entonces el viento soplaba y la ayuda descendía". [2] [Transmitido por Ahmad y los tres. Al-Hákim lo considero Sahih (legítimo) y en Sahih Al-Bujári existe un relato similar].
[1] Era Sahábi de la tribu de Muzaina y fue uno de los comandantes de los ejércitos musulmanes durante los Califatos de Abú Bakr y 'Omar Al-Faruq. Emigró con siete de sus hermanos. Fue quien conquistó Asbahán y murió en la batalla de Nahawand por el año 21 de la hégira.
[2] Se considera que durante la mañana es un buen momento para atacar y el mejor momento para luchar es durante el mediodía porque la bendición y misericordia de Allah desciende sobre los creyentes durante los tiempos de la oración. Una invocación o petición de victoria en esos momentos puede ser aceptada inmediatamente.
1092
As-Sa'bi Ibn Yazama narró que el Mensajero de Allah fue preguntado por los politeístas que son atacados durante la noche, y algunas de sus mujeres o niños son alcanzados (por equivocación)". Contestó: "Pertenecen a ellos." [Al-Bujári y Muslim].
1093
Narró 'Aisha que el Profeta dijo a un hombre (no musulmán) que lo siguió (para combatir junto a él) en el Día de Badr: "Vuélvete pues no aceptaré la ayuda de un Mushrik (politeísta)". [1] [Transmitido por Muslim].
[1] Al comienzo, fue prohibido obtener cualquier tipo de ayuda de los politeístas durante la guerra. Esta restricción fue levantada tiempo después, ya que existe un Hadiz a este respecto, en el que aclara que los musulmanes celebrarán un acuerdo de paz con los romanos y luego juntos (musulmanes y romanos) lucharán contra el enemigo común.
1094
Ibn 'Omar narró que el Profeta vio una mujer muerta en una de sus expediciones y desaprobó la muerte de mujeres y niños en combate. [1] [Al-Bujári y Muslim].
[1] El hecho de matar a un niño es prohibido absolutamente. Es solo permisible matar a una mujer en caso de que ella participe del ataque a los musulmanes. Los ancianos tampoco pueden ser atacados en un combate, salvo que participen del enfrentamiento.
1095
Samura narró que el Mensajero de Allah dijo: "Podéis matar a los ancianos [1] politeístas, pero absteneos de sus niños". [Transmitido por Abú Dá'ud; Tirmidhi lo consideró Sahih (legítimo)].
[1] Es decir aquellos que son capaces de luchar.
1096
Narró 'Ali : En la batalla de Badr, ellos (musulmanes y politeístas) se enfrentaron en duelos personales. [1] [Transmitido por Al-Bujári; Abú Dá'ud lo relató dentro de un Hadiz extenso].
[1] La palabra árabe mubaraza significa una invitación a un enemigo a luchar, desafiándolo en voz alta.
1097
Dijo Abú Aiúb : Este versículo fue revelado acerca de nosotros -Los Ansár-, es decir el dicho de Allah el Altísimo: (Y no os dirijáis vosotros mismos hacia vuestra destrucción). [1] Abú Aiúb dijo esto en contestación a aquellos que desaprobaron la acción de quienes atacaron a los romanos hasta adentrarse en sus filas. [2] [Transmitido por los tres; Tirmidhi, Ibn Hibbán y Al-Hákim lo consideraron Sahih (legítimo)].
[1] Súrat Al-Baqarah, Versículo 195.
[2] Este Hadiz clarifica que al iniciar un ataque se debe tener en cuenta la proporción de ambos ejércitos. Si el ejército enemigo es hasta dos veces superior, entonces los musulmanes deben combatirlos, pero si su proporción es mayor a esta; entonces; no será obligatorio enfrentarlos. Porque esto seria arrojarse deliberadamente a peligros inminentes y fatales donde probablemente muera, lo que lo transformaría en un acto suicida.
1098
Ibn 'Omar narró que el Mensajero de Allah quemó y cortó las palmeras datileras [1] de Banu Nadir. [Al-Bujári y Muslim].
[1] Este Hadiz prueba que cualquier cosa que proporcione ventaja o fortalezca al enemigo es permitido destruirla.
1099
Narró Ubáda Ibn As-Sámit que el Mensajero de Allah dijo: "No toméis del botín sin derecho, porque será para vosotros fuego, y un reproche para aquellos que lo cometen en esta vida y en el más allá", [Transmitido por Ahmad y An-Nasá'i, e Ibn Hibbán lo consideró Sahih (legítimo)].
1100
Narró 'Auf Ibn Málik que el Profeta sentenció que quien mata a un guerrero enemigo puede tomar sus pertenencias [1] (en el Yihád)". [Transmitido por Abú Dá'ud y una narración similar fue narrada en Muslim].
[1] La palabra árabe Salb, incluye los artículos que se encuentran junto al cuerpo de la persona muerta, como vestimentas y armaduras. La mayoría de los sabios sostiene esta opinión.
1101
Dijo Abdur-Rahmán Ibn 'Auf sobre la historia de la muerte de Abú Yahl [1]: Ambos le asestaron con sus espadas hasta que murió, entonces fueron donde el Mensajero de Allah y le informaron. Él preguntó: "¿Quién de vosotros lo mató? ¿Habéis limpiado vuestras espadas?" Contestaron: "No". Entonces observó sus espadas y dijo: "Ambos lo habéis matado" . Entonces sentenció que cuanto poseía debería ser tomado por Mu'ádh Ibn 'Amr y Al­Yamúh, [2] [Al-Bujári y Muslim].
[1] Abu Yahl, enemigo declarado del Isiam, fue muerto por dos guerreros musulmanes en Badr.
[2] Fue un Ansári, Jazrayi del clan de Sulami. Asistió a los juramentos de 'Aqaba y Badr, Fue quien cortó la pierna de Abu Yahl y lo derribó, entonces fue cuando Ikrima Ibn Abú Yahl cortó la mano de Mu'ádh, quien a pesar de ello continuó luchando hasta el final de la batalla. Murió durante el Califato de 'Uzman.
1102
Narró Makhul [1] que el Profeta utilizó catapultas [2] cuando atacó Tá'if". [Abú Dá'ud lo relató en su libro al Marasil. Sus narradores son fiables; Al­Uqaili lo consideró Mausul, pero a través de un Isnád débil narrado por 'Ali ].
[1] Makhul Ad-Dimashqi era un sabio del Fiqh en Shám y una de las personas más eminentes. Abú Hátim dijo: "No conozco alguien más sabio en el Fiqh que él". Murió en el año 113 de la Hégira.
[2] Manyaniq es un arma llamada catapulta que lanza piedras pesadas a fortalezas del enemigo. El propósito de mencionar este Hadiz es que mujeres, niños y ancianos pueden morir en ataques con estas armas y aun así es permitido, porque el enemigo con seguridad no dudaría en usarlas y esto traería un mal mayor aún si estos someten a los musulmanes.
1103
Anas narró que el Profeta entró en Makkah (cuando la conquistó) con un casco sobre su cabeza, y cuándo se lo quitó, un hombre vino a él y le dijo: "Ibn jatal está agarrado de las cortinas de la Ka'ba". Él contestó: "Mátenlo". [1] [Al-Bujári y Muslim].
[1] El nombre original de Ibn Jatal era 'Abdullah. Esta persona aceptó el Islam en principio. El Profeta lo delegó junto con un Ansári en la misión de recolectar el Zakát, luego de lo cual esta persona apostató y asesinó a su compañero. Tomo el dinero del Zakát y huyó a Makkah. Después de la conquista de Makkah por los musulmanes, esta persona tomó refugio dentro de las cortinas de la Ka'ba. El Profeta ordenó a sus Compañeros que lo ejecutaran inmediatamente. Esto explica que un asesino no puede tomar asilo dentro de los limites de la Ka'ba.
1104
Sa'id Ibn Yubair [1] , narró: "En el Día de Badr, el Mensajero de Allah ordenó que tres personas fueran ajusticiadas siendo abandonados atados". [2] [Abú Dá'ud lo relató en su libro Al Marasil, sus narradores son fiables],
[1] Era un residente de Kufa. Fue un Faqih, un Imám eminente y una autoridad en Tafsir y Hadiz. Él fue la última persona en ser matada por Hayyáy Ibn Yusuf. Maimún Ibn Mahrán dijo: "Sa'id Ibn Yubair murió cuando todo el mundo (por entonces) estaba en necesidad de su conocimiento". Murió en el año 95 de la Hégira a una edad avanzada.
[2] Estas tres personas eran Tua'ma Ibn 'Adi, Nadr Ibn Háriz y Uqaba Ibn Abi Mu'ait. Esto explica que ajusticiar a un prisionero de guerra es permitido.
1105
Narró Imrán Ibn Hussain que el Mensajero de Allah intercambió a dos musulmanes [1] y por un prisionero Mushrik (politeísta)", [Transmitido por Tirmidhi, quien lo consideró Sahih (legítimo), Una narración similar se encuentra en Muslim].
[1] Este Hadiz reglamenta el intercambio de prisioneros. Personas de Banu Zaqif arrestaron a dos Compañeros del Profeta . Como Banu 'Aqil y Banu Zaqif eran aliados, los Compañeros del Profeta capturaron a un hombre de Banu 'Aqil. Cuándo los politeístas soltaron a los Compañeros del Profeta , él en un gesto recíproco liberó a su prisionero.
1106
Sajr Ibn Al-'Aila [1] narró que el Profeta dijo: "Cuando la gente (idólatra) acepta el Islam ponen a salvo su vida y sus propiedades". [Transmitido por Abú Dá'ud, sus narradores son fiables].
  [1] Sajr Al-'Aila Al-Ahmasi, Abú Házim, era un Sahábi, que narró este Hadiz.
1107
Yubair Ibn Mut'im narró que el Profeta dijo con respecto a los prisioneros tomados en la batalla de Badr: "Si Al-Mut'im Ibn 'Adi [1] hubiera estado vivo y me hubiese pedido por estos sucios, los habría liberado por él". [Transmitido por Al-Bujári],
[1] Cuándo el Profeta volvió de Tá'if luego de ser herido y rechazado en su invitación al Islam, Muti'm Ibn 'Adi lo albergó en su casa y le dio protección. El Profeta en este Hadiz recuerda sus buenos actos.
1108
Dijo Abú Sa'id Al-Judri : En el Día de (la batalla de) Autás, tomamos prisioneras que tenían maridos. Ellos (los Sahába) parecían incómodos con ellas. Entonces Allah, el Altísimo, descendió: {Y las mujeres casadas, excepto aquellas que poseen vuestras diestras.} [Transmitido por Muslim].
1109
Ibn 'Omar narró: El Mensajero de Allah envió un escuadrón a Nayd y yo estaba con ellos. Consiguieron muchos camellos como botín y a cada uno le correspondió doce camellos, y les fue dado un camello adicional [1] a cada uno. [Al-Bujári y Muslim].
[1] A un soldado de la infantería le corresponde una parte del botín de guerra, considerando que a un soldado de la caballería le corresponden tres partes equivalentes a la primera. El comandante tiene el derecho de otorgar a determinados miembros del ejército (basándose en sus capacidades), una cantidad adicional, fuera su parte prescrita.
1110
Ibn 'Omar narró: "En el Día de Jaíbar, el Mensajero de Allah repartió dos partes para los jinetes y una para los soldados". [Al-Bujári y Muslim]
Abú Dá'ud narró en una versión del mismo Hadiz: "Él repartió tres partes para un hombre y su caballo, dos por su caballo y una para él".
1111
Narró Ma'n Ibn Yazid [1]: Oí al Mensajero de Allah decir: "Los botines adicionales sólo serán distribuidos luego de extraído el Jumus [2]". [Transmitido por Ahmad y Abú Dá'ud; At-Tahawi lo graduó Sahih (legítimo)].
[1] Ma'n Ibn Yazid Ibn Al-Ajnas As-Sulamí era un Sahábi e hijo de un Sahábi. Presenció la conquista de Damasco y luego se asentó en Kufa. También visitó Egipto y vivió en Damasco. Presenció la batalla de Mary Ráhit junto a Ad-Dahhák Ibn Qais en el año 64 de la Hégira y murió en ella. Fue dicho que solía permanecer junto a Mu'áwía durante sus batallas.
[2] El Jumus significa en idioma árabe un quinto, es decir un quinto de los botines de guerra, que Allah asignó a Su Mensajero para el sostenimiento de sus familias, la ayuda a sus parientes y a los musulmanes necesitados y gastar en la causa de Allah.
1112
Dijo Habib Ibn Maslama [1] : Fui testigo cuando el Mensajero de Allah dio un cuarto de la parte adicional en el comienzo de la expedición y un tercio en los combates reiterados a un mismo enemigo [2]. [Transmitido por Abú Dá'ud, e Ibn Al­Yárud, Ibn Hibbán y Al-Hákim lo consideraron Sahih (legítimo)].
[1] Abú 'Abdur-Rahmán Al-Fihri Al-Makki era un Sahábi conocido como "el querido de los romanos", debido a sus muchas batallas contra ellos. Murió en Armenia por el año 41 o 42 de la Hégira siendo su gobernador.
[2] La cantidad mayor concedida era debida a las dificultades y peligros que involucraban luchar con el enemigo nuevamente.
1113
Narró Ibn 'Omar que el Mensajero de Allah concedía a algunas de las tropas que envió, botines adicionales [1] aparte de la división hecha para el total del ejército. [Al-Bujári y Muslim].
[1] Este Hadiz aclara que el Profeta también solía hacer regalos a algunas personas como un premio particular.
1114
También narró (Ibn 'Omar ): Nosotros conseguíamos miel y uvas, y los comíamos durante nuestras expediciones militares sin llevarlos ante el Profeta [1]. [Transmitido por Al-Bujári. Abú Dá'ud lo narró con las siguientes palabras: "El Jumus no se tomaba de estos productos". Ibn Hibbán lo graduó Sahih (legítimo)].
[1] La quinta parte no se saca de los comestibles conseguidos. Se considera comestible lo que es consumido y no lo que se guarda. Cada soldado incluso puede compartir de él antes de que este sea distribuido.
1115
Narró 'Abdulláh Ibn Abú Aufa : "En el Día de Jaíbar capturamos comida, y hombres vendrían y tomarían tanto cuanto necesitasen y luego se marcharían". [Transmitido por Abú Dá'ud, Ibn Al-Járúd y Al-Hákim lo graduaron Sahih (legítimo)].
1116
Narró Ruwaifi' Ibn Zábit que el Mensajero de Allah dijo: "Quién cree en Allah y el Último Día no debe montar un caballo que pertenece al botín de los musulmanes y devolverlo cuando ya lo ha agotado y está maltratado; [1] [y no debe] vestir una ropa que pertenece al botín de los musulmanes y devolverla cuando esta se ha gastado ". [Transmitido por Abú Dá'ud y Ad-Dárimi, sus narradores son de algún modo fiables].
[1] Pueden usarse vestimentas y caballos capturados en un campo de batalla si es imprescindible. Pero se prohíbe utilizarlos después. Algunos sabios opinan que incluso no deben utilizarse tales cosas, excepto si se tiene un permiso formal del comandante del ejercito.
1117
Narró Abu Ubaida Ibn Al-Yarráh : Oí al Mensajero de Allah decir: "Los musulmanes [1] se dan protección entre ellos". [Transmitido por Ahmad y Ibn Abú Shaiba, pero existe cierta debilidad en su cadena de narradores].
Taialisi relató de 'Amr Ibn Al-'Aas : "El más humilde de los musulmanes puede dar protección".
En Al-Bujári y Muslim, de Ali : "La protección dada por los musulmanes los incluye a todos, y hasta el más humilde de ellos puede concederla" . Ibn Mayáh agregó en otra narración: "El más distante de ellos puede ofrecer protección".
En los dos libros Sahih, Al-Bujári y Muslim, se informa de Umm Hani [2] el siguiente Hadiz: "Damos protección a quienes se la has concedido".
[1] Este Hadiz implica que como una medida de política prudente se puede conceder asilo a un incrédulo, éste puede ser ofrecido no solo por un gobernante, sino que puede ser ofrecido por cualquier musulmán, ya sea hombre o mujer, joven o anciano, rico o pobre. En caso de que un musulmán conceda asilo a un incrédulo, es obligación para todos los musulmanes respetarlo.
[2] Hija de Abú Tálib Al-Hashimia y hermana de 'Ali Ibn Abi Tálíb . Su nombre era Fajita o Hind y aceptó el Islam luego de la conquista de Makkah.
1118
Narró 'Omar que oyó al Mensajero de Allah decir: "He de expeler a los judíos y los Cristianos de la Península arábiga [1] para sólo dejar en ella musulmanes". (Transmitido por Muslim].
[1] La Península arábiga es la península rodeada por el Océano Indico, el Mar Mediterráneo y los ríos Tigris y Éufrates. A lo largo, se extiende desde Adén a las franjas exteriores de Siria. Por lo que se refiere a su ancho, abarca desde Jeddah hasta las regiones circundantes de Irak. Algunos sabios opinan que la Península arábiga solo comprende la región de Hiyaz, la cual abarca Makkah, Madina, Yamama, Tá'if y sus alrededores. Ya que este es el significado del término cuando la palabra Hiyaz es utilizada en algunas narraciones.
1119
También narró ('Omar) : "La riqueza obtenida de Banu Nadir, es parte de lo que Allah dio a Su Mensajero sin que los musulmanes hayan montado en caballos o camellos para conseguirlo; por lo que pertenecen solamente al Profeta , quien sustentó con ello a su familia durante un año, y luego dio el remanente [1] para caballos y armas como equipamiento en la causa de Allah, alabado y exaltado sea". (Al-Bujári y Muslim].
[1] Los musulmanes no tienen ninguna parte fija en el Fai (bienes adquiridos por los musulmanes sin tener que luchar). El Profeta y luego sus califas, de acuerdo con las instrucciones divinas, distribuían este dinero de la siguiente manera: El sustento de los miembros de la familia del Profeta ; los gastos generados por los huérfanos, ayuda financiera para los pobres y hospitalidad ofrecida a viajeros y caminantes. El resto del dinero (en caso de sobrar) es gastado en la adquisición de caballos y otros armamentos.
1120
Narró Mu'ádh (Ibn Yabal) : "Fuimos a la expedición de Jaibar junto con el Mensajero de Allah y conseguimos algunas ovejas. Entonces el Mensajero de Allah dividió algunas entre nosotros y dejó el resto como botín". (Transmitido por Abú Dá'ud; sus narradores son de algún modo fiables].
1121
Abú Ráfi' narró que el Mensajero de Allah dijo: "Yo no rompo los convenios [1] ni encarcelo a los mensajeros". [Transmitido por Abú Dá'ud y An-Nasá'i; Ibn Hibbán lo graduó Sahih (legítimo)].
[1] Este Hadiz nos indica que no deben romperse los tratados de guerra. Este Hadiz tuvo lugar cuando Abú Ráfi' vino al Profeta , antes de aceptar el Islam, como un emisario de los incrédulos. Al momento de ver al Profeta , abrazó el Islam. Entonces le pidió al Profeta que lo encarcele y así impedirle volver donde los incrédulos. Al oír esto, el Profeta expresó las palabras mencionadas en este Hadiz.
1122
Abú Hurairah narró que el Mensajero de Allah dijo: "Cualquier pueblo que vosotros toméis pacíficarnente [1], os corresponde de él su parte; pero cualquier pueblo que desobedece a Allah y Su Mensajero, un quinto de (su botín) va a Allah y Su Mensajero y el resto os corresponde". [Transmitido por Muslim].
[1] El primer caso alude a donde habiendose declarado previamente una guerra no se produce enfrentamiento o no hay derramamiento de sangre cuando el ejército musulmán toma una región. La parte de los guerreros del botín adquirido es igual a la parte del resto de los musulmanes. El segundo caso se refiere o implica donde se produce enfrentamiento. Un quinto del total es primero extraído del botín, y luego el restante es dividido entre los guerreros.

Categoria:

Se encuentra usted aquí