.

EL PROFETA SALIH

La paz sea con el

El siguiente Profeta mas mayor que fue mandado después de Hud fue Salih- quien también descendía de Sem, el hijo de Nuh- quien fue mandado a la gente de Zamud, quienes vivían en el norte de Arabia, en una área de tierra conocido como al-Hiyr, la cual queda a mitad de camino entre las ciudades conocidas como Madinah y Tabuk. Existen muchas semejanzas entre las historias de A'ad y los Zamud, de hecho son a menudo mencionadas juntas en el Corán directamente uno tras el otro.

Así como la gente de A'ad, la gente de Zamud eran grandes constructores, haciendo de las montañas viviendas, así como a las planicies las hacían fortalezas, donde sus cultivos y sus palmeras de dátiles crecían en abundancia. Así como la gente de A'ad, la gente de Zamud eran prósperos y eran una comunidad civilizada cuyos habilidades y riquezas los hicieron arrogantes y ignorantes de la verdadera fuente de estos dones. Igual que la gente de A'ad, la gente de Zamud empezó a rechazar a los mensajeros que les mandaba ALLAH, y el ultimo de los mensajeros que les fue mandado fue Salih, quien también fue negado por ellos aun cuando se les dio una clara señal de ALLAH- fueron destruidos.

Como todos los profetas y mensajeros antes y después de él, Salih le llamo a su gente que adoran a ALLAH únicamente: Y a los Zamud, su hermano Salih, que dijo: ¡Gente mía! Adorad a ALLAH, no tenéis otro dios que El; os creó a partir de la tierra e hizo que vivierais en ella. Pedidle pues perdón y volveos a El, es cierto que mi Señor está Cercano y responde. (11.60).

Y también: Y recordad cuando os hizo sucesores de los Ad y os dio una posición en la tierra. Os hacíais palacios de las llanuras y excavabais casas en las montañas. Recordad los dones de ALLAH y no hagáis el mal en la tierra como corruptores. (7.73).

Y también: Los Zamud negaron a los enviados, cuando su hermano Salih les dijo: ¿No vais a tener temor? Yo soy para vosotros un mensajero fiel, así pues, temed a ALLAH y obedecedme. No os pido ningún pago por ello; mi recompensa sólo incumbe al Señor de los mundos.

¿Acaso vais a ser dejados a salvo en lo que tenéis? ¿En jardines y manantiales, cereales y palmeras de tiernos brotes? ¿Y esculpís casas en las montañas con arrogancia? Temed a ALÁH y obedecedme.

Y no obedezcáis lo que os mandan los que sobrepasan los limites. Esos que siembran corrupción en la tierra en vez de poner orden. (26.141-152).

Y también: Dijo: ¡Gente mía! ¿Por qué pedís que se apresure lo malo antes que lo bueno? Si pidieras perdón a ALLAH podríais ser tratados con misericordia.

Dijeron. Vemos un mal presagio para ti y para quien está contigo. Dijo: Vuestro presagio está junto a ALLAH, sin embargo sois un pueblo que está siendo puesto a prueba. (27.48-49).

La mayoría que escucharon a las palabras de h lo rechazaron: Dijeron: ¡Salih! Antes de esto eras una esperanza entre nosotros. ¿Vas a prohibirnos que adoremos lo que adoraban nuestros padres? Realmente eso a lo que nos llamas nos resulta muy sospechoso.

Dijo: ¡Gente mía! Decidme: Si me atengo a una prueba clara que mi Señor me ha dado y he recibido una gracia Suya. ¿Quién iba a defenderme de ALLAH si desobedezco? No me aportáis sino perdición. (11.61-62).

Sin embargo, no toda la gente de los Zamud rechazaron a Salih, entonces discutieron entre ellos: Y he aquí que a los Zamud les enviamos a su hermano Salih: ¡Adorad a ALÁH! Y entonces se dividieron en dos bandos que discutían. (27.47).

Y también: Los ricos y principales, que eran aquellos de su gente que se habían llenado de soberbia, dijeron a quienes eran considerados inferiores, que eran los que habían creído: ¿Es que acaso tenéis conocimiento de que Salih es un enviado de su Señor? Contestaron: Nosotros creemos realmente en aquello con lo que ha sido enviado.

Dijeron los que se habían llenado de soberbia: Nosotros negamos aquello en lo que creéis. (7.74-75). Es claro de los siguientes ayat en Surah an-Naml que los lideres con mas influencia de la gente de Salih no solo se opusieron a él, si no que también decidieron matarlo:

En la ciudad había nueve individuos que en vez de mejorar las cosas sembraban la corrupción en la tierra. Dijeron: Hemos de jurarnos por ALLAH que le atacaremos de noche a él y a su familia y que luego diremos a su deudo que no fuimos testigos de la matanza de su familia y que decimos la verdad.

Urdieron un plan y Nosotros urdimos otro sin que ellos se dieran cuenta. Mira cómo termino su plan, en verdad los exterminamos a ellos y a sus familias, a todos.

Ahí quedaron sus casas vacías por haber sido injustos. Es cierto que en eso hay un signo para gente que sabe. Y salvamos a los que habían creído y tenían temor (de ALLAH). (27.50-55).

Esta destrucción no sucedió hasta después de que la gente de los Zamud le habían pedido una señal a Salih: Los Zamud no tomaron en serio las advertencias. Y dijeron: ¿Es que vamos a seguir a quien no es mas que un ser humano, uno de nosotros? Si lo hiciéramos estaríamos en un extravío y en una locura. ¿Cómo es que de entre todos nosotros ha sido precisamente a él al que se le ha revelado el Recuerdo? Por el contrario no es mas que un embustero con pretensiones.

Ya sabrán el día de mañana quien era el embustero con pretensiones. Y es verdad que enviamos a la camella como una prueba para ellos: Estate atento a lo que hacen y ten paciencia. Y anúnciales que el agua habrá de ser compartida y que cada uno tendrá su turno de beber. (54.23-28).

Y también: Dijeron: Tú no eres mas que un hechizado, no eres mas que un ser humano como nosotros, trae una señal si eres de los que dicen la verdad. Dijo: Esta camella tendrá su turno de bebida y vosotros el vuestro, un día fijado. No le hagáis ningún daño para que no os sorprenda el castigo de un día grave.

Pero la desjarretaron y amanecieron arrepentidos. El castigo los agarró, realmente en esto hay un signo. La mayoría de ellos no eran creyentes. Y es verdad que tu Señor es el Irresistible, el Compasivo. (26.153-159)

Y también: ¡Gente mía! Aquí tenéis a la camella de ALLAH que es un signo para vosotros; dejadla que coma en la tierra de ALLAH y no le hagáis ningún daño para que os sorprenda un castigo próximo. Pero la desjarretaron. Dijo: Disfrutad de vuestro hogar durante tres días; esta es una promesa sin engaño.

Y cuando Nuestro mandato llegó, salvamos a Salih y a los que junto a él creían gracias a una misericordia de Nuestra parte, librándolos de la humillación de aquel día. Es cierto que tu Señor es el Fuerte, el Irresistible. (11.63-65).

Tal como la gente de Nuh fue destruida por una inundación de agua, y la gente de A'ad fue destruida por un violento viento, la gente de Zamud fue destruida por un tremendo rayo que trono del cielo:

El grito sorprendió a los injustos y amanecieron en sus casas de bruces. Como si nunca hubieran vivido en ellas. ¿Acaso los Zamud no renegaron de su Señor? ¡Fuera con los Zamud! (11.67-68).

Y también: ¡Y cómo fue Mi castigo y Mi advertencia! Enviamos contra ellos un solo grito y quedaron como el ramaje pisoteado por el ganado en un aprisco. (54.30-31).

Y también: Desobedecieron el mandato de su Señor y fueron fulminados mientras miraban. No pudieron levantarse y no tuvieron quien los auxiliara. (51.44-45).

Y también: Y a los Zamud les dimos la guía, pero ellos prefirieron la ceguera a la guía y los sorprendimos con un castigo fulminante e infame a causa de lo que se habían buscado. Y salvamos a los que creían y temían (a su Señor). (41.16-17).

Y También: Y desjarretaron a la camella rebelándose contra la orden de su Señor. Y dijeron: ¡Salih, tráenos los que nos has asegurado si eres uno de los enviados! Entonces les agarró la gran sacudida y amanecieron en sus hogares caídos de bruces (Según Ibn Yuzay, ALLAH ordenó a Yibril que gritara y éste dio un enorme grito entre el cielo y la tierra que les causó la muerte. La palabra en árabe es "rayfa" y expresa la idea de temblor violento, sacudida y sonido que estremece.)

Se apartó de ellos y dijo: ¡Gente mía! Os hice llegar el mensaje de mi Señor y os aconsejé, pero no amabais a los consejeros. (7.76-78).

Surah al-Hiyr también se refiere a el destino de los Zamud en los siguientes ayat: Y es cierto que los dueños de al Hiyr negaron la verdad de los enviados. (Al-Hiyr es el nombre de un valle que habitaron los Zamud, la gente de Salih. Este lugar se hallaba entre Medina y el Sem, la Gran Siria)

Les dimos Nuestros signos y los rechazaron. Excavaban casas en las montañas sintiéndose seguros. El grito los agarró al amanecer. Y de nada les sirvió lo que habían adquirido. (15.80-84).

En otro lado del Corán, en Surah al-'Isra, ALLAH dice: No hay ninguna ciudad que no vayamos a destruir antes del Día de Levantamiento o a castigarla con un fuerte castigo. Esto está escrito en el Libro. Y que los antiguos desmintieran es lo que Nos ha impedido enviar los signos. (Es decir, si os enviáramos a vosotros los prodigios que solicitáis y después de eso no creyerais, tendrías que ser castigados como ya ocurrió con los antiguos cuando desmintieron.

Dimos a los Zamud la camella como prueba clara pero fueron injustos con ella. Y no enviamos nuestros signos sino para infundir temor. (17.58-59).

Muchos siglos después, durante la vida del Profeta Muhammad, que ALLAH lo bendiga y que le de paz, se podían reconocer las ruinas de las moradas que la gente de Zamud habían hecho de las montañas en Al-Hiyr.

Ha sido reportado que cuando el Profeta Muhammad, que ALLAH lo bendiga y le de paz, estaba conduciendo su ejercito por al-Hiyr en la expedición de Tabuk, en 10 DH, le dijo a todos que bajaran la mirada y que no bebieran de los posos de agua de los Zamud, y que no usaran el agua de los posos para hacer wudú ni para hornear el pan. También les dijo que no salieran de noche mas que con uno o dos compañeros.

Solamente dos hombres lo desobedecieron y salieron solos. Durante la noche hubo una tremenda tormenta de arena, en la cual se llevo el viento a uno de los hombres y el otro quedo enterado en las arenas. Al siguiente día los Musulmanes encontraron a los posos de agua de los Zamud completamente llenas y tapadas con la arena de la tormenta.

ALÁH dice en Surah al-Mulk:

¿Es que estáis a salvo de que Quien está en el cielo no haga que la tierra se hunda con vosotros en un temblor? ¿O estáis a salvo acaso de que Quien está en el cielo no envíe una pedrisca sobre vosotros? Entonces sabrías cómo es Mi advertencia. Ya habían negado la verdad los que os precedieron. Y cómo fue Mi reprobación. (67.16-18).

Así como con las ruinas de la gente de A'ad, las ruinas de la gente de Zamud todavía existen hoy en día para que vea el que quiera:

Y los Ad y Zamud. Lo podéis ver con claridad en sus moradas (ruinas). El Shaytán les embelleció sus acciones y los desvío del camino a pesar de que tenían visión. (29-38).

No existe lugar para especular a lo que se refiere de la razón por la cual estas aparentes civilizaciones poderosas fueron destruidas:

¿Es que no han llegado las noticias de los que hubo antes de vosotros, la gente de Nuh, los Ad, los Zamud y los que vinieron después de ellos que sólo ALLAH conoce? Les llegaron sus correspondientes mensajeros con las pruebas claras pero ellos se llevaron la mano a la boca y dijeron: Negamos (el mensaje) con el que habéis sido enviados y tenemos dudas y sospechas de aquello a lo que nos llamáis.

Dijeron sus mensajeros: ¿Acaso puede haber duda acerca de ALLAH, el Creador de los cielos y de la tierra que os invita al perdón de vuestras faltas y os da plazo hasta un término fijado? Dijeron: Vosotros sólo sois hombres como nosotros que queréis desviarnos de lo que adoraban nuestros padres. Traednos una prueba clara.

Les dijeron los mensajeros: No somos mas que seres humanos como vosotros, sin embargo ALLAH favorece a quien quiere de Sus siervos y no nos pertenece traeros ninguna prueba clara si no es con permiso de ALLAH. Que en ALLAH se confíen los creyentes.

¿Cómo no habríamos de confiarnos en ALLAH cuando ha sido El Quien nos ha guiado al camino? Tendremos paciencia con el perjuicio que nos hacéis. ¡Que en ALLAH se confíen los que confían! Dijeron los que no creían a sus mensajeros: Os echaremos de nuestra tierra a menos que volváis a nuestra forma de adoración. Pero su Señor les inspiró: Vamos a destruir a los injustos y os haremos habitar la tierra después de ellos. Eso es para quien tema que tendrá comparecer ante Mí y tema Mí promesa.

Pidieron auxilio. Pero todo el que es un tirano rebelde fracasa. Tendrá detrás de sí Yahannam y se le dará de beber de un agua de pus. La beberá a tragos pero apenas podrá tragarla. La muerte le llegará por todas partes pero no morirá y tendrá tras de sí un castigo continuo.

Las obras de los que niegan a su Señor son como cenizas que se lleva el viento en un día huracanado, no tienen poder sobre nada de lo que adquirieron. Eso es el extravío profundo.

¿Es que no ves que ALLAH ha creado los cielos y la tierra con la verdad? Si quiere os suprimirá y traerá una nueva creación. Eso no es difícil para ALLAH.(14.11-22).