5. LO LÍCITO ES SUFICIENTE, LO ILÍCITO ES SUPERFLUO

Lo bello del Islam es que ha prohibido sólo las cosas que son innecesarias y desechables, a la vez que ofrece alternativas mejores que dan mayores ventajas para los seres humanos. Este punto ha sido explicado por Ibn Al Qaiim con estas palabras: "Dios prohibió consultar los oráculos; pero ofreció la alternativa de Salat al Istajára [17], que es una plegaria buscando la guía de Dios."

"Dios prohibió la usura pero exaltó el comercio beneficioso. Dios prohibió las apuestas pero permitió las ganancias en competencias beneficiosas para el esfuerzo por Dios, como las competencias de habilidad y destreza y la carreras de caballos y camellos".

"Dios prohibió a los hombres usar seda, pero les dio la opción de vestir otros tejidos como ser: Lana, lino y algodón".

"Dios prohibió el adulterio, la fornicación y la homosexualidad pero ha propuesto, a cambio, el matrimonio legal."

"Dios ha prohibido las bebidas intoxicantes de manera que los seres humanos puedan disfrutar de otras bebidas deliciosas que sean inofensivas para la mente y el cuerpo."

"Dios ha prohibido la comida impura pero provee, como alternativa, la comida beneficiosa" [18].
Es así que, cuando estudiamos las leyes islámicas en su totalidad, hallamos que si Dios limita la elección de Sus criaturas en relación a ciertas cosas, Les provee de una variedad mayor de opciones del mismo tipo. Ciertamente que Dios no quiere causar a Sus siervos dificultades, aprietos o sufrimientos; al contrario, les desea la facilidad, el bien, la guía y la misericordia, Dios dice: "Dios quiere aclararos y dirigiros según la conducta de los que os precedieron, y volverse a vosotros. Dios es omnisciente, sabio"; "Dios quiere aliviaros, ya que el hombre es débil por naturaleza" (4:26-28).


  • [17] El Islam enseña que si el musulmán enfrenta algún problema debe consultar a otros y procurar la guía de Dios. "Istajára" significa: procurar la guía de Dios al hacer una elección entre dos opciones.
  • [18] Rawdah al mohibbin, p. 10.