El Islam y el hombre

Primero: La verdad sobre la relación entre Dios y el hombre:

1- Dios creó al hombre, haciendo de él un representante suyo, puso a su servicio todo el universo y le encargó de poblar la tierra. Esto indica que el Creador quiso que el hombre fuera el dueño de este mundo, pero al mismo tiempo no tiene que olvidar que es un creado de Dios, es decir, un siervo del señor. Pero esta servidumbre no significa, Y cabe aclararlo, ningún desdén ni humillación de Parte de Dios hacía sus criados. Al contrario. Dios otorgó al hombre la libertad de obedecerle o desobedecerlo: "Quien quiera creer, que crea, y quien quiera negarse a creer, que no crea" (El Corán, 18,29).Tal libertad contradice a la esclavitud y hace que el hombre sea responsable de lo que hace: "Quien obre bien, lo hará para sí mismo; y quien obre mal, lo hará en contra de sí mismo "(El croan, 45,15).

2- Dios honró al hombre y le dio preferencia sobre muchas criaturas. Dice el Corán al respecto:" Hemos honrado al hijo de Adán "(sural7, vers.70). Cuando Dios creó al hombre, le insufló una parte de su Espíritu e hizo que los ángeles se postraran ante él. Dice el Corán: "Y cuando lo haya completado y le haya insuflado parte de Mi Espíritu, caed postrados ante él "(Sura 15, vers. 29). Este soplo es el que marca la relación entre Dios y el hombre. Cada uno de los hijos de Adán lleva una parte del soplo divino, con lo que el hombre percibe siempre la existencia de su Señor en todo lugar y tiempo. "..... y Él está con vosotros donde estéis" (El Corán, 57, 4)

3- El Corán aclara que Dios es más cerca del hombre que su vena yugular (sura 50, vers.l6). En otra ocasión dice Dios que Él está cerca de sus siervos y responde a quien pida (sura 2, vers.l86). Dice también que es Compasivo, el más clemente de todos y que su misericordia abarca todas las cosas (sura 7, vers. 156). Revisando los atributos divinos en el Corán encontramos que el atributo Yabbar (Omnipotente) ha sido citado en una sola ocasión; el de Qáhir (Victorioso), dos veces; el de Qahhár (Vencedor Supremo), seis veces. Pero, por otro lado, encontramos que el atributo Rahmán (Omniclemente) cita en 57 ocasiones; el de Rahim (Misericordioso) en 115 (además de la formula inaugural de todas las suras del Corán, menos la sura 9, que contiene estos dos atributos); el de Arham al-ráhimin (el más Misericordioso de los misericordiosos) en 4 ocasiones; el de Ra'úf (Compasivo) en 10 ocasiones. Si añadimos a esto las muchas ocasiones en que Dios se atribuye la misericordia, nos enteraríamos de la realidad de la relación Dios - hombre, basada en la misericordia y la cercanía y estaríamos seguros de que Dios es más compasivo con sus siervos que la madre con su hijo.