LA HISTORIA DE MARÍA EN EL CORÁN

16. Y narra [¡Oh, Muhammad!] la historia de María que se menciona en el Libro [el Corán], cuando se apartó de su familia para retirarse a un lugar al este.

17. Y puso un velo para apartarse de la vista [mientras adoraba a Allah] de los hombres de su pueblo. Entonces le enviamos Nuestro espíritu [el Ángel Gabriel], quien se le presentó con forma humana.

18. Ella dijo: Me refugio de ti en el Clemente, si es que temes a Allah.

19. Le dijo: Soy el enviado de tu Señor para agraciarte con un hijo puro.

20. Ella dijo: ¿Cómo he de tener un hijo si no me ha tocado ningún hombre, ni soy una indecente?

21. Así será, le respondió, pues tu Señor dice: Ello es fácil para Mí. Y lo convertiremos en un signo para la humanidad y una misericordia. Es un asunto decidido.

22. Lo concibió, y decidió retirarse a un lugar apartado.

23. Los dolores de parto la llevaron junto al tronco de una palmera. Exclamó: Preferiría haber muerto antes de esto, y así se me hubiera olvidado completamente.

24. Entonces [el Ángel] la llamó desde abajo [del valle]: No te apenes, tu Señor ha hecho fluir debajo de ti un arroyo.

25. Sacude el tronco de la palmera y caerán sobre ti dátiles maduros y frescos.

26. Come, bebe y conténtate. Y cuando veas a algún hombre dile: Por cierto que he realizado un voto de silencio por el Clemente, y no hablaré con nadie hoy.

27. Se presentó ante su pueblo llevándolo en brazos [a Jesús]. Le dijeron: ¡Oh, María! Ciertamente has hecho algo inaudito.

28. ¡Oh, tú que desciendes de Aarón! Tu padre no era un hombre deshonesto, ni tu madre una indecente.

29. Ella lo señaló [al niño], y entonces le dijeron: ¿Cómo hemos de hablar con un niño que aún está en la cuna?

30. Entonces [Jesús] habló: Por cierto que soy el siervo de Allah. Él me revelará el Libro y hará de mí un Profeta.

31. Seré bendecido dondequiera me encuentre, y me ordenará hacer la oración y pagar el Zakât mientras viva.

32. Y me hará benevolente con mi madre. No dejará que sea soberbio ni rebelde.

33. La paz fue conmigo el día que nací, será conmigo el día que muera y el día que sea resucitado.

34. Éste es Jesús, hijo de María, es la verdad sobre la que ellos dudan [ la Gente del Libro].

35. Allah no ha tenido un hijo. ¡Glorificado sea! Cuando decide algo dice: ¡Sé!, y es.

36. Por cierto que Allah es mi Señor y el vuestro, ¡Adoradle, pues! Éste es el sendero recto.

37. Pero discreparon las diferentes sectas [sobre Jesús]. Ya verán los incrédulos cuando comparezcan [ante Allah] en un día terrible.

38. Oirán y verán muy bien el día que comparezcan ante Nosotros [por lo que reconocerán sus pecados]. Pero los inicuos en esta vida están extraviados evidentemente.

39. Adviérteles acerca del día que se lamenten, cuando la sentencia sea cumplida. Pero ellos, a pesar de esto, siguen indiferentes y no creen.

40. Nosotros heredaremos la Tierra y a quienes están sobre ella. Y ante Nosotros comparecerán.