LA ORACIÓN EN EL ISLAM
[Click to open]
Es muy importante el texto que sigue la foto, pero si usted lo sabe, puede empezar haciendo un click en la foto
LAS CONDICIONES PARA LA VALIDEZ DE LA ORACIÓN (SALÂT)

Antes de realizar el Salât, es necesario cumplir las siguientes condiciones, si cualquiera de ellas no se efectúa, esto significaría la invalidez del Salât:

1. El conocimiento del inicio del horario del Salât. Es suficiente que con sea aproximado.

2. La persona debe encontrarse en estado de pureza , libre de la impureza mayor y menor, ya que el Profeta (Paz y Bendiciones) dijo:

“Allah no aceptará el Salât sin la purificación (Tahur)”. (Muslim y otros)

 3. La limpieza del cuerpo, las vestimentas y el lugar en que la oración será realizada (es decir, deben estar libres de impurezas físicas), en caso de que tenga la posibilidad de lograrlo. Pero quien sea incapaz de quitar las impurezas, debe proseguir y completar de todas formas la oración.

4. Cubrir las partes privadas (Aurah) , basados en el dicho de Allah (alabado sea):

 “¡Oh hijos de Adán! ¡Poneos vuestros más bellos y pueros vestidos en cada lugar de oración...!” (7: 31)

La palabra árabe Zhinah traducida como “adorno, atavío” es entendida por los sabios como una vestimenta suficiente para cubrir las partes privadas. La palabra Masyid quiere decir “lugar de Saÿdah” y se refiere al Salât. Por lo que el significado de la frase sería: “Cubrid vuestras partes privadas para cada Salât.”

La parte privada ('Aurah) del hombre comprende del ombligo a las rodillas, mientras que la de la mujer es la totalidad de su cuerpo, salvo la cara y las manos (para el Salât), por lo que es obligatorio que la ropa cubra totalmente sus partes privadas. Una tela transparente que permita ver la piel a través de ella no es suficiente, y no es aceptable usarla para el Salât.

5. Orientarse hacia la Qiblah , que es la sagrada Mezquita de la Makkah, tal como Allah (alabado sea) dijo:

 “Vuelve tu rostro hacia la Mezquita Sagrada (Al-Masyid-al-Harâm en Makkah). Dondequiera que estéis, volved vuestros rostros hacia ella...” (2:144)

 Quien esté lo suficientemente cerca para ver la Ka'bah debe mirarla antes de empezar su oración para asegurarse que realmente está orientado en su dirección. Y quien no la pueda ver, debe dirigirse hacia ella aproximadamente.

Orientarse hacia la Qiblah en el Salât es obligatorio, y por lo tanto no puede abandonarse, salvo en las siguientes circunstancias:

A) El Salât voluntario de un viajero sobre cualquier medio de transporte. La persona puede hacer su oración hacia donde esté orientándose, y si se encuentra sentado, debe hacer un movimiento con la cabeza indicativo del Rukû' y el Suyud. La inclinación de la cabeza en el Suyud debe ser más pronunciada que la del Rukû'.

B) Quien teme (un peligro presente), o se encuentra en una dirección contra su voluntad o enfermo, no tiene la obligación de orientarse hacia la Qiblah debido a la incapacidad de hacerlo.

 6. La Niiah (intención), antes de realizar la oración, la persona debe saber cuál es el Salât que está a punto de comenzar, - si es Fard (obligatorio) o Nafl (voluntario); y qué oración del día es - Duhr o 'Asr. Tal como el Profeta (Paz y Bendiciones) dijo:

 “Ciertamente las obras dependen de las intenciones (niiah), y cada hombre tendrá según su intención“. (Bujari)

LOS PILARES (ARKAN) DEL SALÂT

Los pilares del Salât son sus componentes esenciales, si uno de ellos falta, el Salât no sería aceptable. Los elementos son los siguientes:

1. Takbirat-ul-Ihrâm: Decir Allahu Akbar al comenzar el Salât, el Profeta (Paz y Bendiciones)dijo:

“La llave del Salât es la purificación. Comienza con el Takbir y culmina con el Taslîm”. (Relatado por Tirmidhi y otros, quien dijo que éste es el Hadiz existente más auténtico sobre este tema).

2. El Qiyâm: (posición de pie) en los Salâts obligatorios; Allah (alabado sea) dijo en Su Libro:

“¡Observad las oraciones (es decir, las cinco obligatorias) sobre todo la oración intermedia ('Asr) y estad con devoción ante Allah! (es decir no habléis durante la oración)“. (2:238)

En cuanto al Salât Nafl (voluntario), puede ofrecerse sentado, aún cuando se pueda estar de pie. El Profeta (Paz y Bendiciones) dijo:

“El Salât de una persona que ora sentado tiene la mitad [de recompensa] que el Salât [normal]”. (Relatado por Bujari y Muslim)

Para quien es incapaz de realizar el Salât obligatorio de pie, debe orar sentado, y si es incapaz de orar sentado, debe hacerlo recostado o como le sea más fácil.

3. Recitar Surah Fatihah en cada Rak'a de cada Salât: ya sea obligatorio o voluntario. El Profeta (Paz y Bendiciones) dijo al respecto:

“No será válido el Salât de quien no recite “La apertura del Libro (Surah Al-Fatihah)” (Bujari y Muslim)

4. El Rukû': (inclinación). Todos los sabios coinciden en que el Rukû' es un elemento básico del Salât. El Rukû' aceptable como mínimo es aquél en el que se dobla la cintura hasta que las manos toquen las rodillas y se permanece en esta posición por un instante. Lo anterior se basa en el dicho del Profeta (Paz y Bendiciones):

“Inclínate hasta que estés completamente inclinado”. (Bujari)

5. Retornar a la posición de pie luego de haberse inclinado: Esto se realiza hasta llegar a estar completamente derecho; lo anterior se basa en el dicho del Profeta (Paz y Bendiciones):

“Luego levántate hasta que estés completamente derecho”. (Bujari)

6. Hacer dos Saÿdah en cada Rak'a: sentándose en ambas, permaneciendo por unos instantes en cada posición. El Profeta (Paz y Bendiciones) dijo:

“Luego póstrate hasta que estés completamente postrado luego levántate hasta que te encuentres completamente sentado”. (Bujari)

Las partes del cuerpo que deben apoyarse durante la prosternación son: el rostro, ambas manos, ambas rodillas, y los dedos de ambos pies. El Profeta (Paz y Bendiciones)dijo:

“Me fue ordenado postrarme (hacer Saÿdah) sobre siete partes del cuerpo; la frente, señalando (Paz y Bendiciones)su nariz, ambas manos, ambas rodillas, y los dedos de ambos pies”. (Bujari y Muslim)

7. Realizar la última sentada: Mientras se encuentra en esta posición recitar el Tashahhud. El Profeta (Paz y Bendiciones) dijo:

“Si has levantado la cabeza de tu última Saÿdah (postración) y te has sentado tiempo suficiente para decir el Tashahhud, tu Salât estará completo”. (Bujarai y Muslim)

8. El Taslîm: Decir As-Salamu Alaikum ua rahmatullah a la derecha y luego a la izquierda. Esta acción se establece en la Sunnah del Profeta:

“La llave del Salât es la purificación. Comienza con el Takbir y culmina con el Taslîm”. (Relatado Tirmidhi y otros, quien dijo que éste es el Hadîth existente más auténtico sobre este tema).

9. Respetar el orden: Es decir comenzar con el Takbirat-ul-Ihrâm, estando de pie, recitar Surah Fatihah, luego inclinarse en Rukû', para después levantarse hasta estar en posición vertical nuevamente. Hacer el Saÿdah, luego sentarse sobre las piernas, y realizar la segunda Saÿdah. En la segunda y en la última Rak'a, sentarse para repetir el Tashahhud, y finalizar la Rak'a con el Taslîm. La prueba de respetar este orden es un pilar y la encontramos en el Hadîth donde el Profeta (Paz y Bendiciones)enseñó el Salât al hombre que lo estaba ofreciendo apresuradamente siguiendo estos pasos.

LOS CASOS QUE INVALIDAN LA ORACIÓN (MUBTILAT AL-SAL Â T)

El Sal â t es anulado y pierde su validez si se cometen alguno de los siguientes hechos:

1. Comer o beber intencionalmente. Dijo Ibnul Mundhir: Los sabios coinciden en la opinión en que al comer o beber intencionalmente durante la oración obligatoria (Fard) la anula y debe ser repetida. Este hecho invalida tanto el Sal â t obligatorio (Fard) como la voluntaria (Nafilah).

2. Hablar intencionadamente sobre algo que no sea parte del Sal â t. Tal como relata Zaid Ibn Arkam: Solíamos hablar durante la oración, hasta que fue revelado (el versículo del Qur' â n ): “Levantaos (adorando) con devoción a Allah”. Por lo que nos fue ordenado callar y dejar de hablar. (Bujari y Muslim).

Dijo el Profeta (Paz y Bendiciones) :

“Tenéis (suficiente) ocupación con la oración”. (Bujari y Muslim).

Las palabras “suficiente ocupación” significan la prohibición de hablar.

3. Dejar intencionalmente o sin excusa, alguno de los pilares (Arkan) o de los requisitos (Shurut) de la oración. El Profeta (Paz y Bendiciones) dijo a un beduino que realizaba su Sal â t muy rápido:

“Vuelve a rezar, porque todavía no has rezado”. (Bujari y Muslim).

Esto nos indica que rezar serenamente y con devoción, es uno de los pilares de la oración, cosa ausente en el Sal â t del beduino.

4. Moverse excesivamente durante el Sal â t , de tal forma que para quien lo haga no note que se encuentra haciendo el Sal â t.

A este respecto dijo el Im â m An-Nawawi: “Si los movimientos durante la oración son excesivos, esto conllevaría a la invalidez de la oración, de acuerdo con la opinión unánime de los sabios. Mientras que si los movimientos son escasos, no se anularía el Sal â t, de acuerdo con el consenso de los sabios”.

Los movimientos son considerados escasos si son por ejemplo hacer una señal en lugar de responder al saludo verbalmente, quitarse los zapatos, alzar a un niño o dejarle en el suelo, evitar que alguien pase delante del orante o usar un pañuelo.

5- Sonreír o reírse durante el Sal â t , como relató Ibnul Mundhir al reportar la unanimidad de los sabios sobre la nulidad de la oración de quien se ríe. En este sentido An-Nawawi dijo: Se refiere a aquellos que emiten dos letras (carcajada).

La mayoría de los sabios opinan que no es un problema sonreír. Incluso si llega a reír forzado -sin poder evitarlo- esto no causaría la nulidad de su oración si es poco, pero si es excesivo la anularía. Calificar algo, como mucho o poco depende de lo habitual en una sociedad determinada.

HECHOS INDESEABLES DURANTE LA ORACIÓN (MAKRUHAT AS-SAL Â T)

Es indeseable para quien realice el Salât abandonar alguna Sunnah especifica de la oración. Como t ambién son indeseables (Makruh) los siguientes asuntos:

1- Arreglarse la ropa, rascarse, a menos que sea necesario, ya que en tal caso no se consideraría como un hecho indeseable.

2- Poner las manos en la cintura al estar de pie durante el Sal â t.

3- Levantar la mirada al cielo durante el Sal â t.

4- Tapar alguna parte de la cara como la boca, así también como que la ropa llegue hasta el suelo. Al-Jattabi dijo al respecto : esto se llama “As-Sadl” es decir hacer llegar la ropa hasta el suelo en señal de presunción y vanidad.

Por su parte Al-Kamal Ibn Al-Hammam dijo: También se refiere a ponerse una capa (camisa, chaqueta, o abrigo) sin introducir las manos en las mangas. Se narra en un Hadiz que es indeseable recoger alguna extremidad de la ropa con la mano o arremangarse las mangas dejando los brazos al descubierto durante el Sal â t.

5- Hacer el Sal â t con hambre siendo que la comida ya ha sido servida en la mesa. Esto no se debe hacer para no distraerse pensando en la comida.

6- Hacer el Sal â t teniendo necesidades fisiológicas (defecar, orinar), o cualquier asunto semejante que lo distraiga.

7- Hacer el Sal â t con mucho sueño y esforzándose para no dormir, como puede ocurrir en el Qiamul Lail (oración nocturna voluntaria).

8- Realizar el Salât siempre en un lugar determinado dentro de la mezquita. A excepción del Imâm en las oraciones colectivas.

EL ADHÂ N (LLAMADO A LA ORACIÓN) Para Escuchar el  Adhân Pulsa Aquí

El Adhân es el anuncio de que el tiempo de un Salât en particular ha comenzado. Este aviso se hace con palabras específicas, y con el propósito de llamar a las personas a orar en congregación. Es un rasgo distintivo de la sociedad islámica y su práctica religiosa. Es obligatorio para toda sociedad islámica establecerlo.

Las palabras del Adhân son:

Allahu Akbar, Allahu Akbar ; Allahu Akbar, Allahu Akbar ,

“Allah Es El más Grande” (se repite 4 veces)

Ash-hadu an la ilaha illa-Allah, Ash-hadu an la ilaha illa-Allah

“Atestiguo que nadie tiene el derecho de ser adorado salvo Allah” (dos veces)

Ash-hadu an-na Muhammadan Rasul-ullah, Ash-hadu an-na Muhammadan Rasul-ullah

“Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah” (dos veces)

Haiya 'ala as-Salâh, Haiya 'ala as-Salâh

“Venid de prisa hacia el Salât” (dos veces)

Haiya 'alal-Falâh, Haiya 'alal-Falâh

“Venid de prisa hacia el éxito, la felicidad” (dos veces).

Allahu Akbar, Allahu Akbar,

“Allah Es El más Grande” (dos veces)

La ilaha illa-Allah

“Nadie tiene el derecho de ser adorado salvo Allah” (una vez).

Nota: En la llamada para la oración del Fayr (del alba) se agrega luego de Haiya 'alal-Falâh:

As-Salatu Jairum minan naum , As-Salatu Jairum minan naum

“El Salât es mejor que dormir” (dos veces)

EL IQA MAH

El Iqâmah es igual que el Adhân, pero se realiza inmediatamente antes de iniciar la oración obligatoria, para así congregar a las personas en la mezquita en filas ordenadas.

Las palabras del Iqâmah son las siguientes:

Allahu Akbar, Allahu Akbar,

“Allah Es El más Grande” (dos veces)

Ash-hadu an la ilaha il-la-Allah

“Atestiguo que nadie el derecho de ser adorado salvo Allah” (una vez)

Ash-hadu an-na Muhammadan Rasul-ullah

“Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah” (una vez)

Haiya 'ala as-Salâh

“Venid con prisa hacia el Salât” (una vez)

Haiya 'alal-Falah

“Venid con prisa hacia el éxito, la felicidad” (una vez)

Qad Qâmatis-Salâh , Qad qâmatis-Salâh

“Se ha establecido el Salât” (dos veces)

Allahu Akbar, Allahu Akbar,

“Allah Es El más Grande” (dos veces)

La ilaha il-la Allah

“Nadie tiene el derecho de ser adorado salvo Allah” (una vez)

Nota : Es recomendable para quien escucha el Adhân repetir exactamente lo que dice el Mu'adhdhin (persona que da el Adhân), excepto cuando dice “Venid con prisa hacia el Salât” y “Venid con prisa hacia el éxito, la felicidad” donde se debe decir:

La hawla wa la quwwata illa billah

“No hay poder ni fuerza excepto en Allah.”

3. Luego se debe pedir a Allah que bendiga al Profeta (Paz y Bendiciones) inmediatamente terminado el Adhân y en voz baja, para luego hacer el siguiente Du'a:

“Allahumma Rabba hadhihi da'wuati tammati wa a ss alatil qa-imati, ati Muhammadan al-uasiilata wal fa d i ilata wa ab 'azhu maqaman majmudan alladhii ua'adtahu, innaka la tu j liful mii'adi”.

“¡Oh Allah! Señor de este llamado perfecto, y de esta oración establecida, concede a Muhammad, al-Uasila (estación del Paraíso) ual-Fadila (rango por encima del resto de la Creación), y concédenos su intercesión, la que le has prometido; Tú no faltas jamás a Tu promesa.”

El Adhân es un acto de culto, y como todos los actos de culto, debe realizarse de acuerdo con las enseñanzas del Profeta (Paz y Bendiciones) sin agregar u omitir nada.

LAS CINCO ORACIONES
En el Islam existen cinco oraciones (Salât) diarias obligatorias, estas oraciones están compuestas por ciclos (raka’at). Cada oración tiene un número determinado de ciclos, el cual varía en dependencia del tiempo establecido para cada oración. Así, existen oraciones de dos, tres y cuatro ciclos.

Las cinco oraciones son:

1. Salátul Fayr: la oración de la madrugada, consiste en dos ciclos, las suras del Corán se recita en voz alta. El tiempo estipulado por Aláh para realizar esta oración comienza poco antes del amanecer y finaliza con la salida del sol.

2. Salátul Dhuhur: la oración después del medio día, consiste en cuatro ciclos. Durante los dos primeros, se recita en voz baja las suras del Corán, luego se realizan los pasos 18 y 19, y se vuelve a la posición de pie para iniciar los dos últimos ciclos. En estos ciclos solamente se recita Al Fatiha en voz baja también, y se los realiza completos. El tiempo estipulado por Aláh para realizar esta oración comienza poco después del medio día, y dura hasta la entrada del tiempo de la oración del ‘Asr.

3. Salátul 'Asr: la oración de la tarde está compuesta de cuatro ciclos, y se realiza de la misma manera que la oración antes mencionada. El tiempo estipulado por Aláh para esta oración comienza con la llegada de la media tarde y finaliza con el comienzo del ocaso del sol.

4. Salátul Magrib: la oración del ocaso se compone de tres ciclos. Durante los dos primeros se recita en voz alta las suras del Corán, luego se realizan los pasos 18 y 19, y se vuelve a la posición de pie para iniciar el último ciclo. En el tercer ciclo sólo se recita Al Fatiha en voz baja y se continúa hasta finalizar el ciclo incluyendo los pasos 20, 21 y 22. El tiempo estipulado para realizar esta oración comienza cuando el sol desaparece bajo la línea del horizonte, y se extiende hasta que el último destello rojo desaparece del cielo.

5. Salátul Ishá: la oración de la noche está compuesta de cuatro ciclos, y se realiza como la oración del medio día o de la tarde, con la excepción que en los dos primeros ciclos se debe recitar en voz alta las suras del Corán, y en los otros dos se recita en voz baja. El tiempo de la oración del Ishá dura hasta la media noche.

 

Haga click en la foto para Empezar

NURELISLAM

Fuente: http://www.centroislamicoboliviano.org/