Ella sigue los modales islámicos en la forma de comer y de beber

 

   La musulmana despierta se distingue por su interés en seguir la etiqueta islámica en cuanto a la forma de comer y beber. La reconoceréis por el modo en que come, bebe y pone la mesa.

      Hasta que no haya mencionado el nombre de Allâh,  ella no comenzará a comer, y comerá con su mano derecha directamente de la comida situada enfrente suyo[1], conforme a la enseñanza del Profeta :

 

"Mencionad el nombre de Allâh , comed con vuestra mano derecha, y comed directamente de lo que esté en frente de vosotros".[2]

 

   Si se olvida mencionar el nombre de Allâh al comienzo de su comida, lo rectificará diciendo "Bismillâhi auualahu wa akhirahu (en el nombre de Allâh en su comienzo y en su final)," como fue enseñado en el Hadîz narrado por 'Âishah, que Allâh esté complacido con ella:

 

"El Mensajero de Allâh dijo: 'Cuando alguno de vosotros coma, debe mencionar el nombre de Allâh, alabado sea. Si olvidara mencionar el nombre de Allâh al comienzo, que diga: 'Bismillâhi auualahu wa akhîrahu." [3]

 

   El segundo punto es comer con la mano derecha. La musulmana que actúa de acuerdo a los modales islámicos, come y bebe con la mano derecha ya que la prohibición de comer con la mano izquierda está claramente relatada en numerosos Hadîces, como por ejemplo:

 

"Cuando alguno de vosotros coma, que coma con su mano derecha, y si bebe, que beba con su mano derecha, pues Shaitân come y bebe con su mano izquierda".[4]

 

"Nadie de vosotros debe comer con su mano izquierda o beber con su mano izquierda, pues, Shaitân come con su mano izquierda y bebe con su mano izquierda". Nafî añadió que el Profeta dijo: " No deis ni toméis con ella (la mano izquierda)".[5]

 

Cuando el Profeta veía a alguien comiendo con su mano izquierda, le decía que se detuviera y le enseñaba las maneras apropiadas de hacerlo. Si la persona persistía arrogantemente, lo reprendía más rigurosamente y oraba por él. Salâmah ibn al Akwa'  contó que un hombre había comido con su mano izquierda en presencia del Profeta . Entonces el Profeta dijo, "Come con tu mano derecha". El hombre respondió: 'No puedo." Él dijo: "¡Puede que nunca seas capaz de usarla!" La única cosa que lo detenía era la arrogancia, pues este hombre jamás levantó la mano derecha hasta la altura de su boca después de este incidente. [6]

 

   Al Profeta siempre le gustaba comenzar las cosas desde la derecha, y estimuló a los demás a que lo hicieran de igual forma. Bujâri, Muslim, y Mâlik relataron de Anas, que al Profeta le fue dado un poco de leche mezclada con agua del manantial. Había un beduino sentado a su derecha mientras que Abû Bakr al Siddîq estaba sentado a su izquierda. El Profeta tomó un poco de leche, y luego se la pasó al beduino diciendo: "Comienza por la derecha y pásala a la derecha". [7]

 

   En cierta ocasión, le pidió a un niño [8] sentado a su derecha, que cediera su turno a favor de unos ancianos, no obstante, el niño insistió en tomar su turno para así obtener la barakah (bendición) de las sobras del  Profeta . Sin embargo, el Profeta no lo criticó  ni lo reprendió por haber hecho eso. Suhayl ibn Sa'd describió el incidente:

 

"Al Mensajero de Allâh le fue dado algo para beber (en un recipiente), y tomó un poco de él, mientras se encontraba con un niño a su derecha, y algunos ancianos a su izquierda. Entonces le pidió al niño: '¿Me dejarías dar un poco de esto a aquellos hombres?'. El niño dijo: 'No, por Allâh que yo no cederé mi parte de ti a nadie'. De este modo, el Mensajero de Allâh colocó el recipiente en su mano".[9]

 

   Existen numerosos relatos y textos como este que demuestran definitivamente, que el uso de la mano derecha es un importante aspecto de los modales islámicos. Dicho modal debe ser adoptado con prontitud por la fiel musulmana sin tratar de buscar excusas. Esto era lo que solían hacer los Sahâbah y los Tabi 'în sin  excepción. Cuando 'Umar ibn al Jattâb era jalîfah, solía patrullar la ciudad él mismo, e inspeccionaba a la gente. Cierta vez, vio a un hombre comiendo con su mano izquierda, entonces le dijo, "Siervo de Allâh come con tu mano derecha." Luego él lo vio por segunda vez comer con su mano izquierda, entonces le pegó con su látigo y dijo, "Esclavo de Allâh, come con tu mano derecha." Tiempo después, lo vio por tercera vez comiendo con su mano izquierda, entonces lo golpeó con su látigo y dijo disgustadamente, "¡Oh, esclavo de Allâh, tu mano derecha!" El hombre le contestó: "Oh Amîr al Mu'minîn, está ocupada." 'Umar dijo, "¿Qué es lo que la  mantiene ocupada?" El hombre respondió, "El día de Mu'tah." [10]Al oír esto, 'Umar comenzó a llorar, y se dirigió hacia el hombre para disculparse y consolarlo. Allí él le preguntó, "¿Quién te ayuda a hacer el udû'? ¿Quién te ayuda con lo que necesitas?" Entonces ordenó que el hombre fuera tratado legítimamente y se lo cuidara.

 

   La preocupación de 'Umar, por este aspecto de la conducta de un miembro de su pueblo manifiesta la importancia de este tema aparentemente menor. Es un indicativo de la personalidad musulmana, y de su única identidad. 'Umar, estaba muy interesado en aplicar este mandato a los musulmanes por eso no permitió que lo tomarán ligeramente o directamente lo ignorarán.

 

   La auténtica musulmana orgullosa de su religión y  de su noble guía en todos los aspectos de la vida insiste en comer con su mano derecha, e invita a otros a que lo hagan del mismo modo. Ella no se avergüenza de declararlo en reuniones donde la gente todavía se apega servilmente a las prácticas de los incrédulos para poder explicarlo a aquellos hombres y mujeres ignorantes e indiferentes, y haciéndoles volver así a sus sentidos. Entonces, ellos seguirán la Sunnah y comeran y beberán con su mano derecha.

    Con respecto al tercer tema, comer de lo que está más al alcance nuestro, se hace en conformidad a los modales islámicos del modo de comer. El Profeta prescribió claramente esto, junto con la mención del nombre de Allâh , y comer con la mano derecha. Está registrado en numerosos Hadîces, tal como el relato de 'Umar ibn Abî Salâmah , quien dijo:

 

"Yo era un niño pequeño bajo el cuidado del Mensajero de Allâh y solía pasar mi mano por toda la superficie del plato cuando comía, entonces el Profeta me dijo, cierta vez: '¡Oh pequeño!, menciona el nombre de Allâh , come con tu mano derecha, y come de lo que está directamente en frente tuyo".[11]

 

   Cuando la musulmana come con su mano, lo hace con un estilo fino y educado, como acostumbraba hacerlo el Profeta .  Él solía comer con sólo tres dedos sin meter toda su mano en la comida, de modo que no dejara comer a los demás. Esto fue relatado por Ka'b ibn Mâlik:

 

  "Vi al Mensajero de Allâh comiendo con tres dedos, y cuando terminaba se los lamía." [12]

 

   El Profeta prescribió a la gente que lamieran sus dedos y limpiaran sus platos, como relató Yâbir que él dijo: "Vosotros no sabéis donde se encuentra la bendición de la comida." [13]

Anas dijo:

 

"Cuando el Mensajero de Allâh comía, lamía sus tres dedos. Él dijo: 'Si alguno de vosotros hace caer un bocado, que lo levante, saque la suciedad, y lo coma; no lo dejéis para Shaitân.' Él nos exigió que limpiáramos nuestros platos, y dijo: 'Vosotros no sabéis en que parte de vuestra comida está la bendición’". [14]

 

   Aparte de buscar la bendición en la comida, esta enseñanza profética, también estimula a los musulmanes a limpiar sus manos y sus platos. Limpiar la comida dejada es algo propio de la persona limpia y de buenos modales y es un indicativo de su sensibilidad, y buen gusto.

 

   Por supuesto que la musulmana sensata y de buenos modales no come ruidosamente, emitiendo sonidos desagradables, ni toma bocados enormes, pues provocarían un espectáculo ofensivo de sí misma.

 

   Cuando termina de comer, alaba a Allâh, como el Profeta nos enseñó a hacerlo, agradeciendo a Allâh por su bendición, y buscando la recompensa de aquellos que dan alabanzas y agradecimientos.

   Abu Umâmah dijo, que cuando el Profeta había terminado su comida, dijo:

 

"Al hamdu lillâhi kazîran tayyiban mubarakan fîhi, ghayra makfiin wa lâ muwadda'in wa la mustaghnan 'anhu, rabbanâ  (Muy alabado sea Allâh en el bien y en la alabanza bendita. Nosotros no podemos compensar Tú favor ni dejarlo ni prescindir de él ¡Oh Señor nuestro!) [15]

 

Mu 'adh ibn Anas dijo:

 

"El Mensajero de Allâh dijo: 'Quien coma una comida que diga, Al hamdu lillâhi alladhî at 'amanî hadhâ wa razaqanîhi min ghayri hawlin minnî wa la quwwatin (alabado sea  Allâh que me alimentó y me agració con esta provisión sin que existiera poder ni habilidad de mi parte).' Será perdonado por los pecados cometidos anteriormente." [16]

 

    La musulmana de buenos modales por otra parte, no critica la comida no importa cuál sea ésta, siguiendo la enseñanza y el ejemplo del Profeta . Abû Hurayrah dijo:

 

"El Mensajero de Allâh jamás criticaba la comida. Si a él le gustaba, la comía, y si no le gustaba, la dejaba".[17]

 

   Los modales de la musulmana con respecto a la bebida también provienen de las enseñanzas del Islâm que imparten buenos modales al ser humano en todos los aspectos de la vida.

 

   Después de mencionar el nombre de Allâh , ella bebe en dos o tres sorbos. Ella no respira en el vaso o taza, ni bebe de la boca de la jarra o de la botella, si puede hacerlo de otro modo. Ella no debe respirar dentro de su bebida y debe beber en posición sentada en lo posible.

 

    El Profeta solía beber en dos o tres sorbos, como lo relató Anas : "El Mensajero de Allâh solía respirar tres veces [18] cuando tomaba algo".[19]

   El Profeta desaprobó beber de un sólo sorbo:

 

"No bebáis de un solo sorbo como lo hacen los camellos, bebed en dos o tres. Mencionad el nombre de Allâh cuando bebáis, y prestad alabanza a Él cuando terminéis de beber." [20]

 

   El Profeta , también prohibió soplar en la bebida de una persona, como está mencionado en el Hadîz de Abû Sa'îd al Khudrî:

 

"Cierta vez un hombre dijo: 'Veo algo sucio en mi taza'. El Profeta le dijo: 'Entonces viértela.' (para sacar la suciedad de la bebida).  El hombre dijo: 'Un trago no es suficiente para mí.' El Profeta dijo, ' Retira la taza fuera de tu boca, respira, y luego vuelve a beber". [21]

 

   Los Hadîces sobre los modales en la forma de beber esclarecen que para la mujer musulmana de buenos modales es mejor evitar beber de la boca de una botella o jarra si puede y beber en posición sentada en lo posible. Esto es lo preferible pero beber del pico de la jarra o mientras se está parado, son cosas permitidas, porque el Profeta lo hizo en cierta ocasión.



[1]  La costumbre, en la época del Profeta, era comer junto a todos los presentes de un solo plato o fuente, esta costumbre aún permanece en algunos países musulmanes. (Nota del Traductor)

[2]  (Bujâri y Muslim), Ver Riyâd al Salihîn, 394, Kitâb adâb al ta'âm, bâb al tasmiyah fi awwalihî al hamd fi akhirihî.

[3]  Relatado por Abû Dâûd, 3/475, Kitâb al at'imah, bâb al tasmiyah; Tirmidhî, 4/288, Kitâb al at'imah, bâb ma ja'â fi'l tasmiyah 'ala'l ta'âm.

[4]  Sahîh Muslim, 13/191, Kitâb al ashribah, bâb adâb al ta'am wa'l sharab.

[5]  Sahîh Muslim, 13/192, Kitâb al ashribah, bâb adâb al ta'am wa'l sharab.

[6]  Idem.

[7]  (Bujâri y Muslim), Ver Sharh al Sunnah, 11/385, Kitâb al ashribah, bâb al vida'ih bi'l aymân.

[8]  Este niño era Ibn 'Abbâs (Nota del autor)

[9]  (Bujâri y Muslim), Ver Sharh al Sunnah, 11/386, Kitâb al ashribah, bâb al bida'ih bi'l aymân.

[10]  El hombre había perdido su mano en la batalla de Mu'tah. (Nota del autor)

[11]  (Bujâri y Muslim), Ver Riyâd al Salihîn, 399, Kitâb adâb al ta'âm, bâb al akl mima yalih.

[12]  Sahîh Muslim, 13/204, Kitâb al ashribah, bâb istihbâb la'q al asâbî.

[13]  Sahîh Muslim, 13/207, Kitâb al ashribah, bâb istihbâb la'q al asâbî.

[14]  Idem.

[15]  Fath al Bârî, 9/580, Kitâb al at'imah, bâb ma yaqul idha faragha min ta'âmihi.

[16]  Relatado por Abû Dâûd, 4/63, Kitâb al libâs, capítulo 1; y Tirmidhî, 5/508, Kitâb al dâ'wat, 56. Él dijo que es un Hadîzhasan.

[17]  (Bujâri y Muslim), Ver Sharh al Sunnah, 11/290, Kitâb al at'imah, bâb la yu'ib al ta'âm.

[18]  Es decir, que hacía una pausa y respiraba fuera de la taza. (Nota del autor)

[19]  (Bujâri y Muslim), Ver Riyâd al Salihîn, 406, Kitâb adâb al ta'âm, bâb fi adâb al sharab.

[20]  Relatado por Tirmidhî, 4/302, Kitâb al ashribah, 13. Él dijo que es un Hadîzhasan.

[21]  Relatado por Tirmidhî, 4/304, Kitâb al ashribah, 15. Él dijo que es un sahîh Hadîzhasan.


www.nurelislam.com