EL CALIFATO

EL PODER JUDICIAL (LOS JUECES)

Artículo 70. Dictar sentencia en un juicio es el informar sobre una disposición legal en forma impositiva; también soluciona las desavenencias entre personas, impide el atropello de los derechos sociales y termina con los pleitos entre los individuos: los que trabajan para el gobierno, gobernantes, empleados, el Presidente de la Nación o quien esté bajo su mando.

Artículo 71. Designará el Presidente de la Nación a un Juez de Jueces de entre los hombres: libres, adultos, musulmanes, probos y en posesión de sus facultades mentales que tengan sabiduría en la Ley Islámica. Este juez tendrá la función de: designar a los jueces, castigarles y destituirles conforme a los estatutos administrativos. Con respecto a otros empleados de las cortes de justicia, pues están ligados a la institución encargada de las cortes de justicia.

Artículo 72. Los jueces serán de tres tipos: El primero es el Qádi o juez de la corte de justicia y él es quien se encarga de resolver las disputas entre las gentes del pueblo dentro de lo que son tos compromisos entre individuos, las penalizaciones y los castigos.

El segundo tipo será el "Defensor del pueblo”; quien se encarga de sentenciar las faltas contra los derechos de la comunidad y los de Dios.

El tercero es el "Juez de Injusticias"; que es el que se encarga de resolver las disputas entre los ciudadanos y el gobierno.

Artículo 73. Los requisitos para quien asume el cargo de juez son: ser musulmán, libre, en posesión de sus facultades mentales, adulto, probo, conocedor de la Sharia Islámica y de la aplicación práctica de la Revelación. Además de lo anterior, es requisito para el "Juez de injusticias" ser hombre y conocer la forma de obtener las leyes desde sus orígenes.

Artículo 74. Será posible nombrar a los Qadíes y al "Defensor del Pueblo" con una asignación de potestad sobre todos los juicios en todas las regiones del país; así como se les podrá designar para un lugar específico o ciertos casos específicos. El "Juez de Injusticias" no se podrá sino ser designado con potestades generales para la intervención en cualquier caso; sin embargo será posible limitar sus actividades a cierta zona del país o designarle todo el territorio nacional como jurisdicción.

Articulo 75. No se podrá tener en cada corte de justicia más de un juez con potestad de emitir sentencia en cada caso. Podrá haber con él otros jueces pero sin la potestad de emitir sentencia en los casos sino que estarán para asesorar y colaborar con su opinión y ésta misma no será necesariamente la sentencia.

Articulo 76. El juez no dictará sentencia sino en la sesión de la corte de justicia y tampoco aceptará como legales las pruebas ni los juramentos sino en la sesión de la corte de justicia.

Articulo 77.  Se podrá contar con diferentes grados de cortes de justicia de acuerdo a los tipos de casos que traten; de esta manera se pueden asignar a ciertos jueces un tipo específico de casos hasta cierto punto y asignar el resto de los casos a otras cortes de justicia.

Articulo 78. No existirán cortes de apelación ni cortes supremas;   lo jueces serán todos iguales en sus sentencias. Cuando un juez pronuncia su sentencia; esta será definitiva y no será anulada por al sentencia de otro juez.

Artículo 79. El "Defensor del Pueblo" es el juez que estudia los casos donde el damnificado es el interés colectivo o el Derecho Divino y no hay demandantes; esto siempre y cuando no se encuentren dentro de los casos de sentencias prefijadas o los crímenes.

Articulo 80. El Defensor del Pueblo tendrá la potestad de emitir sentencia tan pronto como conozca su jurisdicción y donde esté sin precisar ninguna sesión de la corte. Tendrá bajo su mando a un grupo de policías que ejecutarán sus órdenes y harán cumplir sus sentencias que se ejecutarán inmediatamente.

Artículo 81. El defensor del pueblo tiene el derecho de elegir representantes de su cargo que están sujetos a los mismos requisitos que él; los repartirá en diferentes zonas y tendrán estos representantes la facultad de ejercer la defensa de los intereses del pueblo y los derechos divinos en esa zona o sección que les fue asignada y en los casos que les fuesen asignados.

Artículo 82. El "Juez de Injusticias" es un juez designado para atender y solucionar todos los casos de opresión e injusticia sobre cualquier persona que vive bajo la protección del estado, sin importar si es o no ciudadano del mismo, sin importar si el causante de esta injusticia u opresión fuese el Presidente de la Nación o quien este bajo su mando de los empleados del gobierno y las autoridades (siempre que estén ligados al gobierno).

Artículo 83. el Presidente de la Nación, o el Juez de Jueces de la nación, designará al "Juez de Injusticias". Pero estos no tendrán la facultad de destituirle sino que se estudiarán sus actividades en la "Corte de Injusticias" y esta es la que podrá destituirle.

Artículo 84. No se limitará el número de Jueces de Injusticia sino que el Presidente de la Nación designará el número de jueces necesario para resolver todos los casos de injusticias por parte del gobierno.
Sin embargo; en el momento de dictar sentencia no se tomará sino la opinión de un solo juez. Se permitirá que asista al juicio cierto número de otros jueces;   limitándose al asesoramiento sin ser sus opiniones impositivas.

Artículo 85. La "Corte de Injusticias" tendrá la facultad de procesar cualquier caso de injusticia por parte del gobierno sin importar que sea por parte de alguien en el órgano gubernamental o que sea el mismo Presidente de la Nación quien cometa la infracción a las leyes de la Shariah o que sea el interpretar algún significado de los textos de la Constitución, los estatutos o cualquier otra disposición de la Sharíah dentro de lo que adopta el Presidente como ley para la nación y además estudian la cobranza del algún tipo de impuesto y otras cosas.

Artículo 86. La "Corte de Injusticias tendrá la potestad de destituir al cualquier empleado público o autoridad de la nación teniendo potestad de destituir al mismo Presidente de la nación.

Artículo 87. No es requisito para sentenciar las injusticias estar en sesión de la corte, como tampoco lo es notificar al acusado ni la presencia de un acusador. La "Corte de Injusticias" tiene la potestad de Procesar los casos de opresión aunque nadie lo demande.

Artículo 88. Toda persona tiene el derecho de poner a alguien que lo represente en la demanda o en la defensa; sin importar si ese alguien es hombre o mujer, musulmán o no. No habrá diferencia entre el representante y el representado. El representante puede ser recompensado por sus servicios; siendo eso su derecho, según mutuo acuerdo entre él  y su representado.

Articulo  89. La   persona  que  tiene  alguna responsabilidad en lo privado, como ser un apoderado o tutor, o en el gobierno, como ser el Presidente de la nación, un prefecto,  n empleado público, el juez de injusticias o el Defensor del Pueblo, tiene el derecho de poner a alguien que le sustituya mientras participa en la acusación o la defensa en un juicio. Este sustituto le representará solo en su cargo, como tutor, apoderado, presidente, prefecto, etc. No incidirá en nada que el representado sea acusado o demandante.

Publicado Por: www.nurelislam.com